Esta es la verdadera razón que no sabes de por qué beber agua adelgaza
  1. Bienestar
Una realidad constatada

Esta es la verdadera razón que no sabes de por qué beber agua adelgaza

Se ha especulado mucho a lo largo del tiempo de que 'inflarse' con ella ayuda a perder peso. El motivo científico está en que contribuye a quemar calorías

Foto: Unsplash/@Milada
Unsplash/@Milada

Mito o realidad. A estas alturas nadie duda de que durante mucho tiempo, se ha pensado que el agua potable ayuda perder peso. ¿Sabes la razón?. Puede que entre el 30% y el 59% de los adultos estadounidenses que intentan perder peso aumentan su consumo de agua en realidad no sepan realmente si es efectivo. Muchos estudios, como el publicado en el American Journal of Nutrition muestran que beber más agua puede beneficiar la pérdida y el mantenimiento de peso

"El gasto energético en reposo aumenta entre un 24% y un 30% a los 10 minutos de beber agua"


Beber agua aumenta la cantidad de calorías que quema, lo que se conoce como gasto de energía en reposo. De hecho, un estudio en Obesity constata: "Su consumo reduce drásticamente la ingesta energética de alimentos entre los adultos mayores y de mediana edad". El trabajo se llevó a cabo con 48 personas de entre 55 y 75 años, con un IMC 25-40 kg / m (2)).

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Los investigadores les asignaron a uno de dos grupos: Uno dieta hipocalórica + 500 ml de agua antes de cada comida diaria (grupo de agua), o dos: dieta hipocalórica sola (grupo sin agua). El resultado: cuando una dieta hipocalórica se combina con el consumo de 500 ml de agua antes de cada comida principal conduce a una mayor pérdida de peso que una dieta hipocalórica sola en adultos de mediana edad y ancianos.

En Reposo

Se ha demostrado que en adultos, que el gasto energético en reposo aumenta entre un 24% y un 30% a los 10 minutos de beber agua, como constata un trabajo del Journal of Clinical Metabolism. Respaldando esto, un estudio de niños con sobrepeso y obesidad encontró un aumento del 25% en el gasto de energía en reposo después de beber agua fría. Incluso, una investigación con mujeres con sobrepeso examinó los efectos de aumentar la ingesta de agua a más de 1 litro por día. Descubrieron que durante un período de 12 meses, se lograba una pérdida de peso adicional de 2 kg. Dado que estas mujeres no hicieron ningún cambio en su estilo de vida excepto para beber más agua, estos resultados resultan sorprendentes.

Reduce el apetito

Algunas personas afirman que beber agua antes de las comidas reduce el apetito. En realidad, parece haber algo de verdad detrás de esto, pero casi exclusivamente en adultos de mediana edad y mayores. Los estudios de adultos mayores han demostrado que beber agua antes de cada comida puede aumentar la pérdida de peso en 2 kg durante un período de 12 semanas

En un estudio, también de Obesity, los participantes de mediana edad con sobrepeso y obesidad que bebieron agua antes de cada comida perdieron un 44% más de peso, en comparación con un grupo que no bebió más agua. Otro trabajo mostró que tomarla antes del desayuno redujo la cantidad de calorías consumidas durante la comida en un 13%. Aunque esto puede ser muy beneficioso para las personas de mediana edad y mayores, los estudios de personas más jóvenes no han mostrado la misma reducción impresionante en la ingesta de calorías.

A largo plazo

Beber agua también puede ayudar a prevenir el aumento de peso a largo plazo. En general, la persona gana alrededor de 1,45 kg de media cada 4 años. Esta cantidad puede reducirse por:

  • Agregar 1 taza de agua: Aumentar su consumo diario de agua en 1 taza puede reducir este aumento de peso en 0,13 kg.
  • Reemplazo de otras bebidas con agua: Sustituir una porción de una bebida edulcorada por 1 taza de agua puede reducir el aumento de peso de 4 años en 0.5 kg-
  • Es especialmente importante alentar a los niños a beber agua, ya que puede ayudar a evitar que tengan sobrepeso u obesidad.

Cuánta se debe beber

Muchas autoridades sanitarias recomiendan beber ocho vasos de agua al día (aproximadamente 2 litros) al día. Sin embargo, este número es completamente aleatorio. Como ocurre con tantas cosas, las necesidades de agua dependen completamente de la persona. Por ejemplo, las personas que sudan mucho o hacen ejercicio con regularidad pueden necesitar más agua que las que no son muy activas. Las personas mayores y las madres que amamantan también deben controlar más de cerca su consumo.

Obesidad
El redactor recomienda