¿Sabrías elegir el mejor ortodoncista para tu tratamiento?
  1. Bienestar
Especialidad odontológica

¿Sabrías elegir el mejor ortodoncista para tu tratamiento?

Los mejores resultados funcionales y estéticos los puede ofrecer un especialista concreto. Un profesional que no tenga la formación adecuada en un campo específico no puede dar al paciente la máxima calidad asistencial. Siete pistas para reconocerlo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

En la odontología comprende un gran abanico de acción y existe, asimismo, un alto nivel formativo entre sus profesionales, que al finalizar los estudios de odontología general suelen optar por complementar su formación con un máster especializado en alguna de las ramas de esta disciplina.

Las especialidades odontológicas no son todavía oficiales en España; de hecho, España es el único país de la Unión Europea que aún no las ha reconocido, lo que permite que un odontólogo recién licenciado pueda, desde un punto de vista legal, poner un implante, hacer un empaste, hacer un tratamiento de ortodoncia, un blanqueamiento o cualquier otro tratamiento dental.

Lo razonable es que el licenciado en Odontología se forme en alguna especialidad para ofrecer así una calidad asistencial del más alto nivel

Pero la realidad es que durante la carrera se aprende odontología general, pero no se enseña en profundidad ninguna de las especialidades de la odontología como ortodoncia, endodoncia, cirugía oral o periodoncia. Se dan pinceladas de cada una de ellas, pero no hay tiempo material -a pesar de que son 5 años de carrera- para profundizar en todas ellas. Por esto, lo razonable es que, al terminar la carrera, el licenciado en Odontología se forme correctamente en alguna especialidad para poder ejercer su profesión dando así una calidad asistencial del más alto nivel.

Nuevos tiempos

Atrás han quedado los años en los que un único dentista hacía él solo todos los tratamientos. La evolución de los materiales, del instrumental, la innovación tecnológica y el avance en las mecánicas de tratamiento en todas las áreas de la odontología hacen necesario especializarse y seguir además una constante e intensa formación continuada a través de cursos, congresos, webinars y grupos de estudio.

Es físicamente imposible estar absolutamente actualizado en varias especialidades si se pretende realizar tratamientos de alta calidad.

placeholder Foto: Unsplash/@quangtri.
Foto: Unsplash/@quangtri.

Como ortodoncista con dedicación exclusiva a la ortodoncia, y debido a la exigencia en cuanto a formación continuada de mi especialidad, soy consciente de que pretender abarcar otra disciplina no haría sino menoscabar mi nivel profesional.

Si una persona tiene sangrado y/o dolor en las encías, debe acudir a un periodoncista, que es el odontólogo especialista en el diagnóstico y tratamiento de las encías; en el caso de tener una caries muy profunda o una necrosis de un diente por un traumatismo, por ejemplo, será el endodoncista el especialista indicado; para una obturación o un empaste, el odontólogo general, y si lo que precisa es una carilla, una corona o una incrustación, debe acudir a un odontólogo especialista en estética dental y prótesis.

Foto: Foto: iStock.

En el caso de dientes apiñados, una mala mordida, cuando una persona padece bruxismo (apretamiento de dientes) o tiene dolor en la articulación de la mandíbula, el ortodoncista es quien debe ser el responsable del tratamiento.

Cada tratamiento con su especialista

En los últimos años, con la proliferación de empresas de alineadores transparentes, muchos odontólogos generales y especialistas de otras áreas de la odontología se han lanzado a tratar a pacientes con esta técnica ortodóncica que alinea los dientes mediante fundas transparentes hechas a medida.

Este procedimiento, al igual que los brackets, es eficaz, pero sus resultados cambian radicalmente dependiendo de si el profesional que diagnostique, planifique y trate el caso es o no ortodoncista.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un buen especialista en otra área de la odontología distinta a la ortodoncia jamás pretenderá hacer este tipo de tratamientos, puesto que de la misma manera que respeta su propia especialidad, respeta las demás, sabiendo que la falta de experiencia y de un conocimiento profundo de la ortodoncia perjudicará el resultado del tratamiento de su paciente.

De la misma manera que un traumatólogo nunca operará una apendicitis, ni un oftalmólogo atenderá un parto. Ambos son médicos, pero cada cual tiene su propia especialidad que estudiaron después de haberse licenciado en Medicina.

Tampoco llevará un divorcio un abogado especialista en derecho administrativo, sino un abogado de familia. Como suele decirse, "zapatero, a tus zapatos".

Siete pistas para reconocer a un especialista

La cuestión final es que es el paciente el que se encuentra en la tesitura de tener que comprobar por sí mismo si quien va a tratar su, por ejemplo, maloclusión es o no un ortodoncista especializado. Y para ayudar en esta difícil tarea, aquí van algunos puntos importantes que debe de tener en cuenta:

  1. Desconfía de que sea el mismo profesional el que realice todos tus tratamientos: cada especialista tiene su campo de acción, y la ortodoncia debe estar siempre planificada y realizada por un ortodoncista.
  2. Pregunta en la consulta o directamente al ortodoncista dónde estudió: no es lo mismo haber estudiado un máster oficial de 3 años de duración, 7 días a la semana a jornada completa, que haber hecho un curso de varios fines de semana. Ambos se autodenominarán ortodoncistas, pero hay un abismo de diferencia entre ellos.
  3. Recela de quien quite valor a una especialidad tan amplia y compleja como la ortodoncia.
  4. Busca el nombre del ortodoncista en la página de la Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia (AESOR): esta asociación pertenece a la Federación Europea de Especialistas en Ortodoncia y entre sus objetivos está “promover la adecuada formación de los Especialistas en Ortodoncia en España, de modo que sea acorde en todo momento con las especificaciones exigidas por la Unión Europea”. Para formar parte de esta asociación se exigen determinados requisitos que garantizan que sus miembros tienen el nivel formativo y la experiencia necesarios para ejercer la ortodoncia. En España hay cerca de 39.000 odontólogos colegiados y más de 20.000 clínicas dentales, de las cuales la mayoría ofrecen tratamientos de ortodoncia. Sin embargo, tan solo hay 589 miembros de AESOR. Los números hablan por sí solos.
  5. No confíes si solo te ofrezcan una opción de tratamiento: si solo te proponen tratarte con alineadores transparentes y no te dan la opción de ponerte brackets metálicos, estéticos o linguales, es posible que sea porque solamente saben usar esa técnica. Esto no sucederá nunca con un ortodoncista especializado.
  6. Ningún ortodoncista especializado te dará un plan de tratamiento con tan solo verte el primer día: te hará una serie de pruebas y registros fotográficos y radiográficos para poder analizar, estudiar y planificar tu caso. Te dará otra cita donde te explicará los objetivos de tu tratamiento de ortodoncia, la secuencia del mismo y las distintas opciones que tienes.
  7. Un buen ortodoncista siempre analizará la articulación de tu mandíbula, porque el objetivo del tratamiento será dejarte una boca bonita, una sonrisa armónica, unos dientes alineados y una mordida perfecta que aporte salud a la articulación de tu mandíbula.

Dra. Tamar Longás Crespo

Ortodoncista. Madrid

Tamarlongasortodoncia.com

Salud
El redactor recomienda