La dieta perfecta para prevenir que aparezca el cáncer de próstata
  1. Bienestar
Alimentación

La dieta perfecta para prevenir que aparezca el cáncer de próstata

Es el tumor más frecuente en los hombres y el que se cobra más vidas, después de los de pulmón y colon. El tipo de alimentos juega un papel fundamental en su desarrollo y la comida mediterránea contribuye a minimizar riesgos

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@giorgiotrovato.
Foto: Unsplash/@giorgiotrovato.

No existen suficientes evidencias científicas que prueben esta tesis, pero hay estudios que demuestran que una alimentación rica en frutas, vegetales, pescado, legumbres y aceite de oliva proporciona una vida más saludable a aquellos varones con probabilidad de padecer cáncer de próstata.

Una investigación de la Universidad de Harvard, realizada en el Physicians Health Study, analizó la influencia de la dieta sobre la mortalidad en 926 pacientes con cáncer de próstata.

Un estudio constata que los hombres con una alimentación abundante en grasas y azúcares tienen 2,5 veces más probabilidad de morir por un tumor prostático

El análisis, llevado a cabo durante un promedio de 14 años, descubrió que los hombres que ingerían una dieta occidental (rica en grasas y azúcares) tenían 2,5 veces más probabilidad de mortalidad y un 67% más de posibilidades de muerte por cualquier otra causa que aquellos que tomaban una dieta saludable.

Resulta, asimismo, significativo que otro estudio español, realizado por Adela Castelló, del Centro Nacional de Epidemiología (Universidad de Alcalá de Henares) y efectuado en siete provincias españolas, durante cinco años (2008 y 2013), demostrara la asociación de la dieta mediterránea con el bajo riesgo de sufrir cáncer de próstata agresivo. Los resultados fueron publicados en el 'Journal of Urology', la revista americana de la Asociación Americana de Urología.

En este último caso, se reunieron datos de 754 pacientes con cáncer de próstata y se compararon con 1.277 controles. Las dietas de estos individuos se clasificaron en tres tipos: dieta occidental, dieta baja en grasas y dieta mediterránea. De ellas, solo la mediterránea se vinculó a una menor incidencia de cáncer de próstata de alto riesgo.

Alimentación preventiva

El marcador que sirve para detectar el cáncer de próstata es el antígeno prostático específico (PSA), que es una sustancia que solamente produce esta glándula; las elevaciones de este marcador sanguíneo no son específicas de cáncer, por lo que próstatas de gran tamaño producen más PSA y pueden llevar a conclusiones erróneas.

placeholder Foto: Unsplash/@ hush52.
Foto: Unsplash/@ hush52.

La realización masiva de este análisis puede detectar, en muchos casos, cánceres de próstata no agresivos con poca repercusión clínica para los enfermos y cuyos tratamientos pueden mermar la calidad de vida del paciente, al que se realizan pruebas y tratamientos innecesarios en la mayoría de las ocasiones.

A la luz de estas observaciones, se puede concluir que, una vez diagnosticado el cáncer de próstata, sería aconsejable cambiar o modificar la alimentación del paciente, especialmente de aquellos que abusan de carnes rojas y procesadas, productos lácteos con alto contenido de grasa y cereales refinados, es decir, lo que conocemos como dieta occidental. Este tipo de ingesta conlleva un riesgo significativamente mayor de mortalidad que una alimentación basada en verduras, frutas, pescados, cereales integrales y aceites saludables.

No obstante, hay que reconocer que todavía serán necesarios más y mejores estudios para afirmar con absoluta certeza que la dieta mediterránea ayuda a combatir el cáncer de próstata. Lo que sí evidencian todas las investigaciones es que es fundamental modificar el estilo de vida de los diagnosticados con este tumor si desean mejorar su supervivencia.

El doctor François Peinado es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid (Hospital Universitario 12 de Octubre) y especialista en Urología por el Hospital de La Princesa de Madrid. Doctor en Medicina (cum laude) por la Universidad Autónoma de Madrid, profesor de Urología de la Universidad Europea de Madrid y jefe de Servicio de Urología del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo 39, en Madrid, desde el año 2014.

Es conferenciante sobre salud sexual del varón, enfermedades de la próstata y patologías del pene. 

Dieta Enfermedades Alimentos
El redactor recomienda