¿Sufres acumulación de grasa en arterias? Toma esta fruta
  1. Bienestar
Beneficios para la salud

¿Sufres acumulación de grasa en arterias? Toma esta fruta

Las mandarinas son por excelencia uno de los alimentos más saludables para nuestro cuerpo, pero mucho más gracias a su acción antioxidante y antiinflamatoria

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cada vez hay más gente preocupada por mantener una dieta equilibrada, ya que cuidar lo que comemos supone un beneficio a largo plazo para nuestra salud en general, y será uno de los factores que determine cuánto viviremos y en qué condiciones.

En esta línea, la fruta es uno de los alimentos que debemos mantener integrados en nuestra rutina por dos razones principales. La primera, según explica el centro barcelonés Quiropractic Qgat, guarda relación con la cantidad de calorías que ingerimos, ya que estos manjares naturales están recomendados en las dietas de adelgazamiento. Pero, además, una de las principales ventajas que reporta es que, al consumirlas crudas, la capacidad para conservar los nutrientes aumenta.

La comunidad autónoma que más mandarinas produjo en 2019 fue la Comunidad Valenciana, llegando a generar 1.156 miles de toneladas


A pesar de que tradicionalmente la fruta es un alimento que se consume después de comer, la Clínica Serralta apunta que es cierto que puede provocar una digestión más pesada, sobre todo porque es un alimento muy saciante y es fácil sentirse hinchado. Además, el aporte calórico no depende del momento en que la consumamos, ya que en principio siempre es el mismo.

En general, según datos de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX), se estima que la producción de frutas y verduras destinadas a la compra y venta de este producto en estado fresco se localiza alrededor de los 19 millones de toneladas, lo que representa el 50% del sector agrario. La exportación de los alimentos de esta área se elevó en 2018 a 12.800 millones de euros.

Características de la mandarina

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Además de ser una de las frutas más cómodas y fáciles de consumir porque únicamente hace falta extraer la piel, también es una de las más típicas del invierno. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) indica que es un cítrico compuesto por entre 8 y 15 gajos y existen tres grandes grupos diferentes de ella.

Por un lado, se encuentran las clementinas, que destacan por su color naranja intenso y son aquellas que habitualmente carecen de semillas. Su corteza tiene poca adherencia y, por lo tanto, las convierte en el tipo de mandarina más fácil de pelar. El segundo grupo pertenece a las híbridas (también son conocidas como mandarinas de miel china), que son más grandes de tamaño y su color es más rojizo. Al contrario que las clementinas, estas segundas son más difíciles de pelar. Por último, las satsumas son de color amarillo anaranjado y su piel es rugosa y gruesa.

A pesar de que en España no es habitual, en países como China, Japón y Corea también la usan para la indigestión, tos, inflamación de la piel y dolor muscular, entre otros


En España, la comunidad autónoma que más mandarinas produjo en 2019 fue la Comunidad Valenciana, llegando a generar 1.156 miles de toneladas de este fruto, cifra que deja muy atrás al segundo productor de mandarinas del país, Andalucía, con 454 miles de toneladas.

¿En qué nos beneficia este cítrico?

Las mandarinas son frutas con un alto contenido en vitamina C, como las naranjas, pero los beneficios que nos reportan ambas son distintos.

Para hacernos una idea, una mandarina mediana proporciona el 31% de la vitamina C diaria que requiere una mujer adulta, y el 27% que necesita un hombre. En esta línea, la mejor manera de consumirla es cruda, ya que si no, el beneficio nutricional podría ser menor del que originalmente podría aportar.

A pesar de que en España no es habitual, en países como China, Japón y Corea también la usan para la indigestión, tos, inflamación de la piel, dolor muscular o incluso cuando tenemos la presión arterial alta.

Por otro lado, además de su acción antioxidante y antiinflamatoria, este alimento también puede ayudar a prevenir el cáncer de esófago, sirve como neuroprotector o incluso como protector cardiovascular, pudiendo reducir así la posibilidad de sufrir un accidente cardiovascular en mujeres.

En esta línea, la Fundación del Corazón recuerda que investigadores de la Universidad de Ontario Occidental, en Canadá, descubrieron que una de las sustancias de la mandarina puede prevenir la obesidad, hacer frente a la diabetes tipo 2 e incluso funcionar contra la aterosclerosis. El estudio señala que este compuesto, llamado nobiletina, actúa contra la acumulación de placas en las arterias, lo que reduce considerablemente la posibilidad de padecer un infarto de miocardio o un ictus cerebral.

Cuatro ideas para abrir el apetito

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Su dulce olor y sabor convierten a la mandarina en una de las frutas más apetecibles. Sin embargo, a pesar de los beneficios de consumirla cruda, también puede utilizarse como ingrediente principal a la hora de hacer postres:

  • Sorbete de mandarina: es un postre ligero que resulta perfecto después de comidas pesadas, aunque puede consumirse a cualquier hora del día.
  • Mermelada de mandarina: es una receta ideal para utilizarla en el desayuno o para merendar. A pesar de que puede comprarse en el supermercado, es más recomendable hacerla de manera casera en casa.
  • Flan de mandarina: aunque es poco habitual, es fácil de cocinar. En este caso, solo nos hacen falta mandarinas, huevos grandes, edulcorante líquido y maicena.
  • Mandarinas confitadas: podría tratarse de un buen tentempié o de otro de los decorados que tradicionalmente se utiliza para dar sabor al roscón de Reyes.
Grasa Fruta Dieta
El redactor recomienda