Llega una nueva vitamina D 'made in Spain' con más ventajas
  1. Bienestar
Ingeniera cristalina

Llega una nueva vitamina D 'made in Spain' con más ventajas

CIRCE, una 'startup' creada por dos amigos (de las universidades de Islas Baleares y Barcelona), ha desarrollado una forma cristalina de esta molécula que la convierte en mucho más estable al calor y evita errores en la dosificación

placeholder Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Desde la llegada del virus SARS-CoV-2, ha sido sin duda la vitamina que más atención ha acaparado tanto por la comunidad científica como por los propios ciudadanos. Hablamos de la vitamina D, una hormona cuya deficiencia se ha asociado a numerosas enfermedades agudas y crónicas, tanto óseas como extraóseas.

En Alimente hemos hablado de ella en reiteradas ocasiones, tanto por sus grandes ‘dotes’ (fortalece los huesos, además de poseer propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras que contribuyen a la salud del sistema inmune, la función muscular y la actividad de las células cerebrales) como porque su deficiencia se ha asociado a una mayor gravedad de covid-19.

Foto: Foto: Unsplash/@davidmonje. Opinión

En este sentido, su posible relación, incluso con un mayor riesgo de contraer covid, que tanto ha dado que hablar, tenemos que valorar el documento de posicionamiento de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM) que reconoce: "A la espera de que se publiquen más ensayos clínicos que confirmen o no su utilidad, la relación riesgo/beneficio podría ser favorable al empleo de vitamina D en uso compasivo (fuera de indicación) en la prevención y tratamiento de covid-19 en pacientes de riesgo, en los que podría ser razonable prevenir o tratar el déficit, dado el efecto beneficioso conocido sobre inmunidad e infecciones respiratorias".

La mejor noticia de una pareja de amigos

Pero las 'buenas nuevas' llegan de la mano de dos amigos españoles (Fernando Barrera, exdirector de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación de la Universidad de las Islas Baleares, y el Dr. Rafel Prohens, investigador de la Universidad de Barcelona y especialista en ingeniería cristalina), que se unieron en 2012 bajo el reto de desarrollar una vitamina D con más ventajas.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es conocido que estas se degradan con facilidad, especialmente con calor, humedad y otro tipo de condiciones. De hecho, un estudio publicado en 'Brazilian Journal of Pharmaceutical Science' cuantificó la importancia de esta degradación de las vitaminas A, E y C en 12 suplementos multivitamínicos comerciales. De acuerdo a su análisis, el 40% de las muestras tenían menor contenido de vitaminas A y E al declarado en la etiqueta durante los primeros seis meses (algunos incluso a tiempo cero). A los 12 meses, la degradación de la A, E y C analizadas era muy significativa en el 90% de las muestras.

Sobredosificación

Este concepto se basa en la cantidad de vitamina en cada suplemento de venta al público y que es la estrategia habitual añadir el doble de la cantidad reivindicada en la etiqueta, para garantizar que, si se consume tras un año de almacenamiento, a pesar de la degradación sufrida, queda aún vitamina D suficiente para cumplir con lo especificado.

Pero de acuerdo con los estudios de la Dra. Zane Temova, en su libro 'Vitamin D Deficiency: Causes and Treatment' (capítulo 4): “Si bien el uso de sobredosificaciones de la misma se ha convertido en una rutina, implica un riesgo serio de ingesta excesiva. Puede ser responsable de efectos tóxicos, mediados principalmente por hipercalcemia”.

"Es una práctica común añadir el doble de la cantidad reivindicada en la etiqueta, para garantizar que tras un año de almacenamiento, a pesar de la degradación, contiene vitamina D"

Fernando y Rafel se propusieron el reto de mejorar productos de la conocida actividad terapéutica de las vitaminas dándoles un valor añadido a través de la aplicación de nuevas tecnologías basadas en la ingeniería cristalina. Actualmente, Fernando Barrera es el CEO de la compañía (CIRCE, la 'matriz' del proyecto) y Rafel Prohens, el asesor científico y director de los proyectos de investigación, mientras que Joan Perelló es CEO de Sanifit y preside el Consejo de Administración de CIRCE. Y al equipo se han integrado Joan Albertí e Ignasi Miquel, ambos con una trayectoria de más de 20 años en la industria farmacéutica, en tareas directivas de investigación, desarrollo y gestión empresarial.

Las claves

CIRCE, como destacan a El Confidencial sus fundadores, "es el acrónimo de Center for the Intelligent Research in Crystal Engineering. Además, en la mitología griega, Circe era una mujer de gran sabiduría, conocedora de los poderes curativos de las plantas y capaz de transformar a los hombres en animales. Según la leyenda, cuando dejó partir a Ulises de su isla, le devolvió su forma humana pero renovada y en su mejor versión. Salvando las distancias, en CIRCE, desde un profundo conocimiento del estado cristalino de la materia, combinamos enfoques científicos multidisciplinarios que nos permiten obtener versiones mejoradas de productos nutracéuticos con conocidas propiedades beneficiosas para la salud. Como si de una metáfora se tratara, los socios fundadores eligieron el nombre de la compañía que mejor se ceñía a esa filosofía de desarrollo y mejora".

Cómo se desarrollan así las vitaminas

Insisten en que "muchas de ellas, como hemos dicho previamente, son sensibles al calor, la humedad, la radiación solar, la acidez o basicidad extremas y a las condiciones oxidantes o reductoras. Por esta razón, en la industria alimentaria se asume que cualquier producto vitamínico que se desarrolle se degradará en mayor o menor medida. Así, habitualmente en los suplementos vitamínicos se utilizan mayores cantidades que las necesarias de la vitamina (hasta un 100% de exceso) para mitigar esa pérdida de producto, lo cual conlleva sobrecostes de producción además de generar mayores residuos.

placeholder Rafel Prohens.
Rafel Prohens.

La ingeniería cristalina "es una innovadora disciplina científica ciertamente aún muy desconocida en el ámbito de la nutrición. Ofrece a esta problemática una alternativa más eficaz que la sobredosificación, puesto que permite diseñar nuevos materiales cristalinos de productos de interés biológico en base a conocimiento adquirido a partir de miles de estructuras cristalinas de productos muy diversos. La combinación precisa en una única especie cristalina de un principio nutracéutico con otro compuesto aceptable para uso humano puede generar un cocristal, es decir, una nueva forma cristalina con propiedades superiores a la del compuesto de partida", recuerdan sus desarrolladores..

"En la industria alimentaria se asume que cualquier producto vitamínico que se desarrolle se degradará en mayor o menor medida"

En el caso concreto de las vitaminas, recuerdan: "Hemos incrementado de manera muy relevante la estabilidad de la vitamina D2 y de la D3 frente al calor, la humedad y la radiación lumínica, principales fuentes de degradación de este importante nutriente".

Qué ventajas aportan

E insisten: "Un exceso de vitamina (hipervitaminosis) puede tener efectos tanto o más perniciosos para la salud que su defecto. Este riesgo es superior con las vitaminas liposolubles, puesto que su exceso se puede acumular en la grasa de nuestro organismo. Por eso, es importante estar seguros de la cantidad ingerida. Las dietas de hoy en día no suelen aportar las cantidades necesarias, y de ahí el esperado auge de los suplementos vitamínicos".

Pero ¿qué pasa si creemos que estamos ingiriendo 2.000 UI de vitamina D3 (tal como dice la etiqueta del producto), pero la dosis real se encuentra entre 1.700 y 4.000 UI? "Como anticipábamos, en base a investigaciones previas, los fabricantes hacen una previsión de la degradación que tendrá cada una desde la fabricación del suplemento hasta su fecha de caducidad, y sobredosifican para así compensar esas pérdidas. De este modo pueden cumplir con la normativa, que les exige garantizar un contenido que, al menos, sea igual o superior al indicado en la etiqueta", nos comentan.

Así, "si compramos un suplemento multivitamínico que se haya producido un mes antes, y que tenga una fecha de caducidad de dos años, es fácil que tenga un contenido entre un 150% y un 200% de lo indicado en su etiqueta", apostillan.

Vitaminas prémium

Las vitaminas prémium que "ha desarrollado CIRCE, que se espera lleguen al mercado antes de finalizar el año 2022, permitirán reducir el riesgo de ingerir cantidades excesivas, disminuyendo asimismo el de padecer una hipervitaminosis. Desde el punto de vista de la sostenibilidad, la reducción de, por ejemplo, un 33% de la vitamina añadida comporta un ahorro energético, de consumo de materias primas y de generación de subproductos contaminantes, lo que implica a su vez una sustancial reducción de la huella de carbono por cada dosis ingerida de la vitamina", recuerdan.

Nicho de mercado

Como explican los socios, "CIRCE está buscando socios inversores o industriales para completar la puesta en mercado de sus vitaminas. A día de hoy, ya hemos obtenido el cocristal de vitamina D2 y de vitamina D3, y hemos comprobado en experimentos internos y externos la mayor estabilidad de nuestro cocristal de vitamina. Ahora solo queda industrializar su producción y formalizar los requisitos regulatorios para iniciar su comercialización. Y seguimos investigando otras vitaminas y productos nutracéuticos, que tendremos desarrollados antes de fin de año".

El futuro

La guinda llega al conocer que "en el sector nutracéutico existen muchos productos que son muy prometedores, pero que no consiguen alcanzar todo su potencial beneficioso para la salud. En general, por su baja solubilidad, estabilidad o biodisponibilidad. Nuestro objetivo, con base en innovadores enfoques de ingeniería cristalina, puede mejorar cualquiera de esos parámetros. Ya lo hemos hecho con, por ejemplo, el pterostilbeno, un producto natural estructuralmente relacionado con el resveratrol, pero más potente. Nosotros hemos mejorado 10 veces su biodisponibilidad. También hemos mejorado entre 7 y 10 veces la solubilidad del sitosterol y sus efectos beneficiosos, como son una mayor reducción del colesterol, disminuyendo el incremento de peso en dieta obesogénica y reducción de biomarcadores de hígado graso", documentan.

"Se espera lleguen al mercado antes de finalizar 2022. Permitirán reducir el riesgo de ingerir cantidades excesivas, disminuyendo la probabilidad de una hipervitaminosis"

Además, "no solo hemos mejorado la estabilidad de la vitamina D, sino también la del ubiquinol (más conocido como coenzima Q10), siendo esta uno de sus mayores inconvenientes para su producción, logística y manipulación. Y tenemos otra media docena de proyectos en fase de investigación, con resultados prometedores identificados ya en tres de ellos".

Nutrientes
El redactor recomienda