Identifican 55 efectos del covid-19 a largo plazo: estos son los síntomas más comunes
  1. Bienestar
El 80% de pacientes presenta alguno

Identifican 55 efectos del covid-19 a largo plazo: estos son los síntomas más comunes

Del dolor de cabeza a la insuficiencia renal, pasando por la pérdida de memoria o el déficit de atención, los efectos del coronavirus a largo plazo son muy variados

Foto: Trabajo de rehabilitación en un hospital. (EFE)
Trabajo de rehabilitación en un hospital. (EFE)

Investigadores del Centro de Neurorregeneración del hospital Houston Methodist, en Estados Unidos, han identificado 55 efectos a largo plazo del covid-19. Según las conclusiones del estudio, publicado en la revista 'Nature', el 80% de las personas con un diagnóstico confirmado presenta alguno de estos síntomas dos semanas después de la infección y pueden llegar a arrastrarlos varios meses más tarde.

De los 47.910 pacientes analizados, un 58% sufrió fatiga; un 44%, dolor de cabeza; un 25%, caída del cabello; un 24%, dificultad para respirar; un 23% seguía sin gusto; y un 21%, sin olfato. Otros síntomas menos comunes fueron la polipnea (respiración muy frecuente y superficial, 21%), dolor articular (19%), tos (19%), sudor (17%), náuseas (16%), dolor en el pecho (16%) y pérdida de audición (15%).

Los científicos también hallaron una prevalencia reseñable de síntomas neurológicos y secuelas psicológicas, tales como trastorno de atención (27%); pérdida de memoria (16%); ansiedad (13%); depresión (12%); desorden del sueño (11%); salud mental relacionada con la atención médica (7%); enfermedad psiquiátrica (6%); trastorno obsesivo compulsivo (2%); trastornos del estado de ánimo (2%) o paranoia (1%).

Los científicos hallaron una prevalencia reseñable de síntomas neurológicos y secuelas psicológicas

Asimismo, encontraron una extensa variedad de enfermedades pulmonares —disminución de la capacidad de difusión pulmonar (10%), apnea del sueño (8%) y fibrosis pulmonar (5%)—, problemas cardiovasculares —como hipertensión (1%), miocarditis (1%) o arritmia (0,4%)— y signos o parámetros de laboratorio anormales —radiografía de tórax anormal, dímero D elevado, proteína C reactiva elevada, entre otros—.

Tras los pasos del SARS y el MERS

Para evaluar los efectos a largo plazo del covid-19, el equipo de investigación, liderado por Sonia Villapol, realizó una revisión sistemática y un metanálisis de 18.251 publicaciones que incluía evaluaciones clínicas, registros médicos encuestas a pacientes. Los estudios revisados por pares que analizaron se realizaron en Estados Unidos, Europa, Reino Unido, Australia, China, Egipto y México antes de 2021, siguiendo cohortes de pacientes que iban desde 102 a 44.799 adultos de 17 a 87 años. Basándose en ellos, midieron varios biomarcadores, que incluyen radiografías o tomografías computarizadas de tórax anormales, riesgo de coágulos sanguíneos, presencia de inflamación, anemia e indicadores de posible insuficiencia cardíaca, infección bacteriana y daño pulmonar.

Los resultados del análisis coinciden con lo que ya se sabía respecto a los coronavirus causantes del SARS y el MERS: una parte importante de los pacientes que sufren la enfermedad desarrollan efectos posteriores que, en algunos casos, presentan similitudes con la sintomatología desarrollada durante la fase aguda. Por ejemplo, el 28% los supervivientes del SARS mostraba función pulmonar disminuida y signos de fibrosis pulmonar tras un año de seguimiento, mientras que el 33% de quienes pasaron el MERS sufrían fibrosis pulmonar.

Foto: Una imagen de microscopio electrónico que muestra (objetos en azul) al SARS-CoV-2, el virus que causa el brote del Covid-19. (EFE)

Al identificar estos y otros efectos persistentes en varios países durante la actual pandemia, los investigadores aseguran que la carga del covid persistente es sustancial y enfatizan la urgencia de reconocer estas complicaciones crónicas, comunicarlas claramente a la comunidad y definir estrategias terapéuticas para evitar las consecuencias a largo plazo.

El redactor recomienda