"Hablemos de suicidio", la primera causa de muerte no natural
  1. Bienestar
Una epidemia silenciosa

"Hablemos de suicidio", la primera causa de muerte no natural

El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid ha presentado este jueves su campaña de sensibilización contra este fenómeno que se cobra la vida de una persona cada 40 segundos

Foto: Fuente: Flicker / COP Madrid
Fuente: Flicker / COP Madrid

El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid (COP Madrid) ha ofrecido este jueves una conferencia sobre la prevención del suicidio en el marco de las campañas de sensibilización que llevarán a cabo bajo el título “Hablemos de...”. Estas campañas abordarán situaciones o problemáticas de interés social, desde una perspectiva psicológica, a través de actuaciones que permitan visibilizar ampliamente temas como soledad no deseada, violencia de género, salud mental, etc.

Este será el tema que se aborde durante el mes de septiembre -y que nació con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio que se celebra el 10 de septiembre- a través de diferentes actividades y acciones a lo largo del año (puedes consultar el programa en este enlace).

“Hablar del suicidio no es lo mismo de hablar de cómo se ha suicidado la persona", José Antonio Luego, decano del COP Madrid

En esta conferencia, que ha sido retransmitido por streaming en el Canal Psicología TV en directo, han participado: José Antonio Luengo, Decano del COP Madrid, quien ha moderado el diálogo y ha presentado a los intervinientes; Luis Fernando López, Coordinador Técnico del programa “Hablemos de… Suicidio”; y Román Reyes, en representación de la Plataforma Stop Suicidios.

Acabar con el tabú y el estigma social

placeholder Foto: Flicker COP Madrid
Foto: Flicker COP Madrid

Desde Hablemos de Suicidio, pretenden aportar luz a una realidad silenciada, oculta, estigmatizada desde un enfoque integral, científico y actual, "donde todos los agentes de prevención, desde profesionales de las diferentes áreas de la psicología e integrantes del tercer sector, pongan voz a la necesidad de atender adecuadamente un problema de salud pública desde sus diferentes ejes de acción”, como apuntan.

En esta línea, Luengo ha destacado tres elementos en torno a esta realidad que son importantes para el Colegio. En primer lugar, El decano del COP Madrid, José Antonio Luengo, ha querido dejar claro qué significa “visibilizar”: “No basta con hablar durante mucho tiempo de un fenómeno, hay que hablar bien y saber cuál es el mensaje”.

Las tentativas de suicido en 2020 aumentaron en más de un 200% en la población infanto-juvenil

También ha querido acabar con la idea de que hablar sobre suicidio puede desencadenar más casos, aunque ha especificado que lo que importa no es quién ni cómo, sino por qué. “Hablar del suicidio no es lo mismo de hablar de cómo se ha suicidado la persona, hay que hablar del fenómeno y de en qué consiste esa desesperanza existencial que lleva a una persona a pensar que sobran en este mundo. Se trata de un fenómeno multifactorial”.

En cuanto a la relación entre salud mental y suicidio, ha subrayado que no todas las personas que se suicidan tienen un trastorno mental. “Es importante saber que hay muchas personas que deciden dejar de vivir cuando están sufriendo una situación mantenida en el tiempo de dolor crónico psicológico sin que estemos acertando en sus necesidades. Hay otras ocasiones en que las cosas se van de las manos sin ni siquiera saberlo. Pérdida de identidad, de trabajo, de familia. No podemos equipararlos como si fueran sinónimos”, ha sentenciado el decano.

Primera causa de muerte no natural en adultos

placeholder Foto: Flicker COP Madrid
Foto: Flicker COP Madrid

“El suicidio, la muerte autoinfligida o la muerte silenciada es una realidad para el aproximado millón de personas que se quitan la vida en el mundo cada año, uno cada 40 segundos”, así de rotundos son desde el COP Madrid.

Por su parte, Luis Fernando López, Psicólogo coordinador de programa ‘Hablemos de…Suicidio’ ha dado algunas cifras demoledoras que nos abren los ojos ante una realidad silenciada. Repasamos algunos de los datos que ha ofrecido:

  • 1 de cada 100 muertes es por suicidio y es una de la principales causas de fallecimiento en todo el planeta.
  • Al año mueren bajo el estigma y el tabú del suicidio un millón de personas en el mundo. Lo que significa 1 muerte cada 40 segundos.
  • Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2019 hubo 3.671 personas muertas por suicidio, de las cuales 2.771 fueron hombres y 900 mujeres, cifra que está infradatada, ya que muchas de las muertes no se registran como suicidio, sino como muertes accidentales.
  • Si se registrasen todos los casos de suicidio como tal, las cifras se podrían duplicar o triplicar.

“Sin salud mental, no hay salud. Y sin medios adecuados, seguirán aumentando los casos”, ha denunciado el psicólogo Luis Fernando López

  • Se ha convertido en la principal causa de muerte no natural en población adulta y en adolescentes de 15-29 años, con 370 fallecimientos.
  • 1 de cada 4 personas desarrolla un trastorno mental a lo largo de su vida y de ellos entre el 30-40% no reciben tratamiento o no el adecuado.
  • Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el 6,4% de los españoles acudió durante la pandemia a centros especializados en salud mental.
  • Las tentativas de suicido en 2020 aumentaron en más de un 200% en la población infanto-juvenil.

El psicólogo ha querido alertar de que nuestros jóvenes “piensan en el suicidio y muerte y se autolesionan, es el único medio que encuentran para regular sus emociones y disminuir ese sentimiento que viven”. Y ha denunciado que estas autolesiones, que ha calificado como “mecanismo anestésico”, se producen como consecuencia de una falta de educación como sociedad. Y ha sentenciado: “Sin salud mental, no hay salud. Y sin medios adecuados, seguirán aumentando los casos”.

"La muerte de un ser querido por suicidio te deja completamente noqueado”, ha confesado Román

En cuanto a la implicación de la salud mental como factor, ha recalcado: “El suicido no es una enfermedad mental, pero su prevención sí requiere de una mirada no solo sanitaria sino social y tecnológica”. Y en cuanto a los medios, ha destacado la gran labor que está haciendo la Comunidad de Madrid en cuanto al desarrollo de los planes específicos de prevención dentro del Sistema Nacional de Salud cuyos resultados se pueden ver en las cifras. La capital registra 5,17 casos por cada 100.000 habitantes, un éxito (aunque queda mucho por hacer) si lo comparamos con la media nacional que registra 7,50. Aunque todos los expertos coinciden en la necesidad de un plan nacional.

Silencios que gritan ayuda

placeholder Foto: Flicker COP Madrid
Foto: Flicker COP Madrid

“Hay evidencia científica que nos dice qué debemos hacer cuando detectamos una tendencia suicida y quiero dejar claro que hay gente que ha sabido pedir la ayuda. La ratio de psicólogos es ridícula si la comparamos con Europa y con lo que sería necesario, pero también hablamos de cómo enfocar el tema. La Atención Primaria requiere de más psicólogos, pero este colegio no pretende hablar de eso sino de las personas y el bienestar”, ha denunciado el decano.

Por su parte, el psicólogo ha señalado la importancia de priorizar la salud en la infancia y adolescencia y de preguntarnos “qué estamos haciendo con ellos, ya que son invisibles y el mundo adulto no se está dando cuenta de lo que está pasando en sus mentes y en su corazones”.

Foto: Foto: iStock.

El dolor y la incertidumbre lo conoce bien, Román Reyes, que ha intervenido en esta mesa redonda en representación de la Plataforma Stop Suicidios y que vivió en primera persona el calvario que supone para una persona enfrentarse a esta realidad. “El 4 de noviembre de 2019 mi madre se suicidó y, si tuve claro desde el principio algo, es que tenía que decir la causa, porque muchas veces los familiares lo oculta y, con todo el respeto, creo que es una equivocación. La muerte de un ser querido por suicidio te deja completamente noqueado”, ha confesado el joven.

"La labor de los psicólogos es imprescindible, pero está denostada”, apunta Román

“Es importante visibilizar esta realidad para evitar que no seáis vosotros los siguientes. Cuando hablas del tema parece que no te va a tocar, pero si ves esas cifras te das cuenta de que la probabilidad de que te toque es bestial. En las cifras que ha dado Luis Fernando está mi madre”, ha aseverado.

Y, definiéndose como activista por obligación, ha lamentado que su madre no contase con apoyo. “Tengo el convencimiento de que con medios mi madre estaría vida. Si hubiera tenido una red de apoyo o una atención psicológica. En los hospitales solo te dan una pastillas. No soy negacionista de la psiquiatría, es necesaria, pero se debe ver el origen del problema. No se trata de apagar el fuego rápido. Mi madre tuvo varios ingresos, no fue una cosa de un día para otra. Se suicidó después de que le dieran el alta del hospital. Estuvo dos meses, pero la médico me reconoció que la estaban presionando porque llevaba muchos días ingresada. No nos imaginamos a un médico diciéndole a una persona con un cáncer que se vaya del hospital porque ya lleva un mes y le están presionando. Esta es la realidad de la salud mental en España”, sentencia.

Aunque admite que “los médicos son como bomberos sin herramientas” y señala que “la labor de los psicólogos es imprescindible, pero está denostada”. También ha recalcado la importancia de la educación: “Nos enseñan a sumar, pero no tenemos una asignatura de educación emocional y el resultado son jóvenes que se suicidan”. Por ello, ha anunciado que el próximo 11 de septiembre (a las 12:00 horas) se manifestarán en Madrid para pedir un Plan Nacional de Prevención de Suicidio y más herramientas, y ha querido agradecer al Colegio que se sume.

¿Qué podemos hacer?

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

“En consulta se pueden ver muchos silencios que gritan ayuda. Hay que hacer una buena evaluación de la situación de la persona, el apoyo, los afectos, etc.”, ha defendido Luis Fernando. En esta línea, el decano del COP se ha preguntado: “Cuando se nos van del despacho, ¿estamos seguros de que hemos contribuido a que su sufrimiento vaya a menos?

Y la familia, ¿cómo puede ayudar? En esta cuestión lo primero en lo que han coincidido los tres intervinientes es que hay que dejar de hablar de “llamadas de atención”. “Esto es peligroso porque se quita hierro al asunto. Eso son peticiones de ayuda, no llamadas de atención. Hay que mirar a los ojos al problema y eso pasa por asumir que tu familiar se quiere morir”, ha aseverado Román.

Es importante que las familias aprendan la importancia de validar el sufrimiento y el dolor para buscar alianza de trabajo juntos

Muchos padres intentan quitar la idea de suicidio, con frases como “no quiero volver a hablar de ello” etc. “Es importante que las familias aprendan la importancia de validar el sufrimiento y el dolor para buscar alianza de trabajo juntos. Lo importante no es quitar la idea sino aplazar esa idea, darnos el tiempo suficiente mientras resolvemos el dolor y le damos herramientas”, ha asegurado el decano.

Y han concluido la jornada con un testimonio desgarrador de una madre: “Mi hijo se ahorcó en 2017 con 18 años recién cumplidos. Había sido el tercer intento y nadie hizo nada, incluida yo, no podía creer que lo haría, pensaba que llamaba la atención. Es importante enseñar a los padres a detectar”.

El decano del COP Madrid ha ofrecido algunos consejos para abordar estas situaciones: “A veces es dar ese espacio de comunicación, de respeto compartido, de diálogo, de presencia física y psicológica. Muchas veces les digo a los profesores que deben cambiar la mirada. Empieza por ver qué hacen en los recreo, por preguntar a otros compañeros, hablar con las familias y con ellos”, ha explicado.

Recursos:

Salud mental
El redactor recomienda