Remedios para el resfriado: lo que funciona (y lo que no)
  1. Bienestar
Típicos de verano

Remedios para el resfriado: lo que funciona (y lo que no)

No existe una cura para esta enfermedad común, pero ¿hasta qué punto son útiles las estrategias domésticas que usamos para frenarlos y sentirnos mejor?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Existen ciertos factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de resfriados durante el verano. El principal factor es el cambio brusco de temperatura que sufrimos al entrar y salir de lugares con aire acondicionado que están a 20ºC cuando la temperatura exterior puede alcanzar los 40ºC. Pero el cansancio, el estrés, una alimentación deficitaria o la preexistencia de enfermedades crónicas, especialmente de las vías respiratorias, puede desencadenar el más mortal de los resfriados.

Remedios que funcionan

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los remedios para el resfriado son casi tan comunes como el propio resfriado, pero ¿son eficaces? Está claro que nada puede curarlo. Algunos remedios ayudan a aliviar sus síntomas y a que nos sintamos mejor. Aquí te mostramos unos cuantos y cómo utilizarlos:

  • Mantente hidratado: el agua, los zumos, el consomé o el agua tibia con limón y miel ayudan a aflojar la congestión y previenen la deshidratación. Evita el alcohol, el café y los refrescos con cafeína, que pueden empeorar la deshidratación.
  • Descansa: tu cuerpo necesita descansar para curarse. Un resfriado puede durar más de una semana y si no se cura bien puede acarrear dificultades.
  • Alivia el picor de garganta: hacer gárgaras de agua salada (una media cucharadita de sal disuelta en un vaso de agua tibia) puede aliviar temporalmente una garganta dolorida o irritada. También puedes probar a masticar trocitos de hielo, atomizadores para el dolor de garganta, pastillas o caramelos duros. Hay que tener cuidado al aplicar este remedio en los niños porque no saben hacer gárgaras y con los caramelos se pueden atragantar. No les des pastillas ni caramelos duros a los menores de 6 años.
  • Combate el taponamiento: los atomizadores de agua de mar y las gotas nasales de solución salina se venden sin receta en las farmacias y ayudan a aliviar el taponamiento y la congestión. En los bebés, los expertos recomiendan aplicar varias gotas y luego succionar suavemente esa fosa nasal con una pera o jeringa de goma.

Un vaporizador o un humidificador de vapor frío aporta humedad a la habitación, lo que podría ayudar a aflojar la congestión

  • Prueba medicamentos para el resfriado y la tos: puedes combatir el dolor con algunos medicamentos como el ibuprofeno, acetaminofén o la aspirina, presentes en muchos antigripales que se venden sin receta, consulta con tu farmacéutico sobre cuál tomar. En el caso de los niños, pregunta al médico cuál es la dosis correcta para la edad y el peso de tu hijo. Los expertos coinciden en que no deben administrarse a niños pequeños. Cuidado con abusar de estos medicamentos, tienen efectos secundarios y pueden resultar perjudiciales para el organismo.
  • Ingiere líquidos calientes: tomar líquidos calentitos, como sopa de pollo, té o infusiones herbales es un remedio contra el resfriado que se utiliza en muchas culturas. Tiene efecto calmante y expectorante.
  • Toma miel: es un antiinflamatorio natural y ayuda a calmar la tos. Prueba a ponerla en té o infusiones calientes. A los niños se les puede dar a partir de un año.
  • Humedece el ambiente: un vaporizador o un humidificador de vapor frío aporta humedad a la habitación, lo que podría ayudar a aflojar la congestión. Cambia el agua a diario y limpia bien el aparato según las instrucciones del fabricante.

Remedios para el resfriado que no funcionan

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La lista de remedios ineficaces contra el resfriado es extensa. Algunos de los más comunes que no actúan son:

  • Antibióticos: estos medicamentos atacan las bacterias, pero no actúan contra los virus del resfriado. Evita consumir antibióticos viejos que tengas a mano. No mejorarás y su uso inadecuado contribuye a crear bacterias resistentes a ellos.
  • Administrar medicamentos antigripales para niños sin consultar: los medicamentos sin receta contra el resfriado y la tos pueden causar efectos secundarios graves e incluso que ponen en riesgo la vida de los niños. Habla con el médico de tu hijo antes de darle cualquier medicamento.

Remedios para el resfriado que no se sabe si funcionan o no

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La comunidad científica no se pone de acuerdo en algunos remedios muy populares para combatir el resfriado, como son:

  • Suplementos de vitamina C: parece ser que tomar vitamina C no ayuda a prevenir resfriados. Sin embargo, algunos estudios han descubierto que ingerirla antes de que comiencen los síntomas del resfriado puede acortar la duración de los mismos.
  • Equinácea: los resultados de los estudios son muy diversos en función del tipo de equinácea que se analice. Algunos no muestran beneficios. Otros señalan una reducción leve en la gravedad y la duración de los síntomas de resfriado cuando se toma durante las primeras etapas. Parece que es segura para adultos sanos, pero puede interactuar con muchos medicamentos. Consulta con el médico antes de tomarla, lo mismo que con cualquier otro suplemento.
  • Suplementos de zinc: varios estudios han sugerido que los suplementos de zinc pueden reducir la duración de un resfriado. Pero las investigaciones han arrojado resultados contradictorios. Hay estudios que muestran que las pastillas de zinc acortan el tiempo de un resfriado en aproximadamente un día, especialmente cuando se toman dentro de las 24 a 48 horas siguientes a los primeros síntomas. También tienen efectos secundarios potencialmente perjudiciales. Lo más importante, comentárselo al médico antes de tomar zinc para prevenir o reducir la duración de los resfriados.

En resumen: ¡cuídate! Aunque por lo general los resfriados son leves, a veces pueden hacer que te sientas fatal. Por eso, lo mejor es mimarte. Descansa, toma líquidos, alivia el dolor y mantén el aire limpio y húmedo a tu alrededor.

El redactor recomienda