A mi edad, ¿es tarde para ponerme ortodoncia?
  1. Bienestar
Indicaciones

A mi edad, ¿es tarde para ponerme ortodoncia?

Tradicionalmente, este tratamiento se hallaba limitado a los niños, pero en la actualidad está a la orden del día entre los adultos, en los que además de la estética se busca un buena salud de dientes y encías

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La ortodoncia tradicionalmente ha estado reservada a los adolescentes y niños, pero los tiempos han cambiado. En la consulta oigo muchas veces esta pregunta de mis pacientes: “Pero a mi edad, ¿no es tarde para ponerme ortodoncia?”. La respuesta es un NO con mayúsculas.

El momento ideal para dar el paso es el que cada uno decida. Y nunca es tarde para comenzar a disfrutar de los beneficios que la ortodoncia va a aportar a la salud de tu boca.

Determinadas maloclusiones se pueden solucionar de manera más sencilla durante la infancia que durante la edad adulta

Aun así, es conveniente tener en cuenta varias cuestiones:

  • Es fundamental hacer una revisión del estado de salud general de la boca
  • Realizar los tratamientos dentales antes de la ortodoncia: en el caso de que haya caries, deberán obturarse antes de comenzar, y si hay alguna infección dental es fundamental tratarla
  • Si hay alguna enfermedad en las encías, como la periodontitis o la gingivitis, será el periodoncista el que determinará el tratamiento más adecuado para cada caso
  • Si hay sarro, habrá que hacer una limpieza dental previa a la ortodoncia
  • Es muy importante que el paciente tenga un buen control de placa, es decir, un correcto cepillado de dientes. Es muy frecuente encontrar a pacientes a los que nunca se les ha enseñado cómo debe realizarse un buen cepillado, por lo que es muchas veces necesario darles una cita en la que se les ofrezcan instrucciones de higiene.

En definitiva tanto dientes como encías deben estar completamente sanos antes de comenzar la ortodoncia.

Mucho más que beneficio estético

La edad del paciente no es ningún impedimento. Aun así, es cierto que hay determinadas maloclusiones que se pueden solucionar de manera más sencilla durante la infancia o la adolescencia que durante la edad adulta.

Foto: Foto: iStock.

Los ortodoncistas nos encontramos constantemente a pacientes adultos con maloclusiones severas que no se resolvieron cuando eran niños, lo que nos obliga a utilizar determinadas técnicas complementarias para poder llegar a un buen resultado tanto funcional como estético.

Por eso es importante que a nuestros niños no les pase lo mismo y los llevemos a una primera revisión al ortodoncista a los 6 años de edad, tal y como recomienda la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO).

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

A pesar de que pueda parecer que es demasiado pronto porque aún tiene dientes de leche y a simple vista los dientes parezcan bien alineados, es el momento adecuado. A estas edades, las soluciones son muy sencillas y eficaces, y resuelven problemas que, si se dejan, se acentuarán con los años.

Es frecuente la idea de que la ortodoncia consigue solo objetivos estéticos, pero ese es solo uno de sus beneficios.

Con un buen tratamiento de ortodoncia se consigue mucho más que una sonrisa bonita:

  • Una mordida saludable tanto para dientes y encías como para la articulación de la mandíbula.
  • Resolver o reducir los problemas relacionados con el bruxismo o apretamiento dental en los casos en los que este esté relacionado con una mala oclusión.
  • Facilitar la higiene dental al alinear los dientes, reduciendo así el acúmulo de sarro.
  • Mejorar el estado de salud periodontal del paciente.
  • Tras haber perdido uno o varios dientes, muchas veces es necesario realizar un tratamiento de ortodoncia previo a la colocación de implantes dentales, para reorganizar todo y que esos implantes se coloquen en su ubicación correcta

No solo brackets

Las nuevas técnicas ortodóncicas permiten hacer tratamientos complejos en adultos sin tener que recurrir a los brackets metálicos de toda la vida. Es cierto que lo importante es el resultado, pero no es menos importante que los pacientes adultos puedan disfrutar de su sonrisa durante todo el tratamiento.

Para eso existen distintas opciones que lo hacen posible:

  • Los brackets estéticos de porcelana, que son mucho más discretos que los metálicos
  • Los alineadores transparentes, que pasan más desapercibidos que los brackets de porcelana y además se pueden quitar para comer y lavarse los dientes.
  • La ortodoncia lingual, que es la única técnica que no se ve absolutamente nada porque los brackets van colocados en la cara interna de los dientes.

Hacer tratamientos de ortodoncia a adultos está a la orden del día y es la forma de conseguir una boca bonita y sana, permitiendo que los dientes y encías tengan un mejor pronóstico a largo plazo.

Dra Tamar Longás Crespo.

Ortodoncista. Madrid.

www.tamarlongasortodoncia.com

Enfermedades