Así es la asociación entre los antibióticos y el cáncer de colon
  1. Bienestar
En hombres y mujeres

Así es la asociación entre los antibióticos y el cáncer de colon

Um estudio con 40.000 afectados por esta neoplasia y por la del recto que confirma el nexo. La razón subyacente puede estar en el impacto de estos fármacos en el microbioma intestinal. Hablamos con su autora principal

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es de todos el más frecuente cuando hacemos la suma de la población femenina y masculina y, desgraciadamente, su prevalencia va cada día en aumento. Hablamos del cáncer de colon del que, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se diagnosticaron este año 43.581 nuevos casos.

A estas alturas es un hecho confirmado que el cáncer colorrectal (CCR) es una enfermedad multifactorial. Y los factores de riesgo han sido identificados en varias ocasiones a través de la literatura científica.

Foto: Manuel Rozano y el doctor Guerra Azcona, en la puerta del CMED. (Enrique Villarino)
Desprenderse del tabú de la colonoscopia para esquivar el cáncer
Patricia Matey Fotografías: Enrique Villarino

Una extensa investigación epidemiológica ha detectado diversas situaciones de riesgo médicas (sobrepeso, obesidad, inactividad física…) y de estilo de vida (alimentación, consumo de alcohol, tabaquismo…) que pueden estar detrás de su desarrollo, como constata un ensayo en el 'International Journal of Molecular Epidemiology and Genetics'. Pero no podemos perder de vista que toda su etiología aún se desconoce en parte. La ciencia se ha propuesto desvelar todos los ‘enemigos’ de la salud del colon para lograr un impacto sustancial en la incidencia de la enfermedad.

El 'secreto' del intestino

En este camino nos encontramos con la creencia de que la composición y función del microbioma intestinal, ese órgano real que está representando una nueva forma de medicina personalizada y que tanto espacio está ocupando en los laboratorios científicos y en los medios de comunicación en los últimos años, favorece el desarrollo de la patología.

Recordemos que este es el conjunto de microbios (bacterias, arqueas, virus, hongos y protistas) incluyendo sus genes y metabolitos, así como las condiciones ambientales que les rodean. La microbiota, en cambio, representa a todos los microorganismos que residen en nuestro cuerpo.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

En el pasado reciente, la relación de los antibióticos y el cáncer de colon ha quedado plasmada en varios estudios. Lo ha confirmado un trabajo publicado por científicos británicos en 'Nature Reviews Microbiology' y también el llevado a cabo por científicos franceses, de la Red de Hospitales Públicos de París (AP-HP,) que demostraron que su desequilibrio, conocido como disbiosis, propicia la llegada de la enfermedad.

La investigación, publicada en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', ponía sobre la mesa que el trasplante fecal de pacientes con cáncer de colon a ratones causaba lesiones y cambios epigenéticos característicos del desarrollo de un tumor maligno.

Son muchos los factores que pueden alterar el microbioma y el tratamiento con antibióticos puede ser el más insidioso. De hecho, este ‘ataque’ al entorno de las bacterias del intestino resulta en un crecimiento excesivo de una de ellas, la conocida como Clostridium difficile, productora de toxinas, lo que causa diarrea e inflamación.

Foto: Foto: Unsplash.

La disbiosis inducida por los fármacos, protagonistas de este artículo, provoca efectos antiinflamatorios de algunas microbiotas y aumenta las bacterias patógenas, lo que influye en la tumorigénesis (la formación inicial del tumor en su 'carrocería') del CCR.

En declaraciones Para la Dra. Ana Fernández Montes, vocal de junta directiva de SEOM y oncóloga médico del Complejo Hospitalario de Orense

Ahora llega una nueva investigación del 'Journal of the National Cancer Institute' que confirma que existe un vínculo claro entre tomar antibióticos y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon en los próximos cinco a diez años desde su ingesta.

Sophia Harlid, de la Universidad de Umeå (Suecia), es su autora principal, quien ha llegado a estos hallazgos tras un estudio de 40.000 casos de cáncer en hombres y mujeres. Aclara a El Confidencial: "El mecanismo exacto no se conoce y nuestro estudio no puede deducirlo. Sin embargo, creemos que puede estar relacionado con los antibióticos que alteran la microbiota colónica normal. Esto está en línea con nuestro hallazgo de que la asociación parece confinada al colon proximal (lado derecho), donde los antibióticos tendrían más probabilidades de afectar negativamente a la diversidad microbiana. Se cree que el impacto de los mismos en el microbioma intestinal está detrás del mayor riesgo de cáncer".

placeholder La investigadora Sophia Harlid.
La investigadora Sophia Harlid.

E insiste: “Los resultados subrayan el hecho de que hay muchas razones para ser restrictivo con los antibióticos. Si bien en muchas situaciones son necesarios para salvar vidas, en el caso de dolencias menos graves, que se puede esperar que se cursen hacia la curación, se debe tener precaución. Sobre todo para evitar que las bacterias desarrollen resistencias, pero, como muestra este estudio, también porque los antibióticos pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon en el futuro”, explica.

Con 40.000 pacientes

El presente estudio se realizó con el Registro Sueco de Cáncer Colorrectal del periodo 2010-2016. Todos ellos se han comparado con un grupo de control emparejado de 200.000 individuos sin cáncer extraídos de la población sueca general. Los datos sobre el uso de antibióticos de las personas se obtuvieron del Registro de Medicamentos Recetados de Suecia para el periodo 2005-2016.

Los investigadores encontraron que tanto las mujeres como los hombres que tomaron antibióticos durante más de seis meses tenían un riesgo un 17% mayor de desarrollar cáncer en el colon ascendente, la primera parte del colon a la que llegan los alimentos después del intestino delgado, que aquellos que no lo hacían.

Sin embargo, no se encontró un mayor riesgo de cáncer en el colon descendente. Tampoco hubo un mayor probabilidad de neoplasia de recto en los hombres que los usaron, mientras que ellas, por el contrario, cuando tuvieron que consumirlos tenían una incidencia ligeramente menor.

Enfermedades de Transmisión Sexual

La explicación: "Solo en mujeres encontramos un efecto protector de los antibióticos sobre el riesgo de cáncer de recto, pero este hallazgo debe confirmarse en otros estudios futuros. Una posible explicación podría ser que los antibióticos ayudan a reducir las bacterias patógenas en el área después de las enfermedades de transmisión sexual (ETS)", recalca la autora.

El aumento del riesgo de la enfermedad ya era visible de cinco a diez años después de tomar antibióticos. Aunque dicho incremento fue mayor para quienes tomaron la mayoría de los fármacos. También fue posible observar un crecimiento pequeño, pero estadísticamente significativo, en el riesgo de cáncer después de un solo ciclo de antibióticos.

Para la Dra. Ana Fernández Montes, vocal de junta directiva de SEOM y oncóloga médico del Complejo Hospitalario de Orense, "se trata de un trabajo poblacional muy importante, realizado a lo largo de 11 años, y que viene a poner de manifiesto al igual que otro tipo de trabajos que el empleo de antibióticos, sobre todo entre el período entre 10 a 2 años antes del diagnóstico de cáncer colorrectal incrementa el riego de cáncer de colon, (CCR) a expensas de tumores de colon proximal".

Foto: Foto: iStock.

E, insiste: "El CCR es una enfermedad muy afectada por la dieta, es decir sabemos que el alto consumo de grasas, dietas hiperproteicas y la baja ingesta de fibra se asocian con un mayor riesgo. Podemos decir que la enfermedad va pareja al desarrollo de los diferentes países. Una de las hipótesis es que esas dietas cambian la “población bacteriana de nuestro organismo o microbioma”, causando un desbalance entre las bacterias antiinflamatorias y por ello más “protectoras” frente al cáncer de colon como son los lactobacillus frente a otras más “proinflamatorias” como son los fusobacterium".

Sabemos que la flora intestinal "es radicalmente diferente en sociedades desarrolladas frente a aquellas en vías de desarrollo. De ello deriva el incremento de cáncer de colon precoz que se está apreciando en diferentes regiones como EE. UU., en donde el cribado de CCR se ha adelantado a los 45 años", apostilla.

El porqué

Para comprender cómo los antibióticos aumentan el riesgo, los investigadores también estudiaron un fármaco bactericida no antibiótico utilizado contra las infecciones urinarias que no afecta el microbioma. No hubo diferencia en la frecuencia de cáncer de colon entre quienes usaron este medicamento, lo que sugiere que es el impacto de los mismos en el microbioma lo que aumenta el riesgo de la enfermedad oncológica. Si bien el estudio solo cubre los administrados por vía oral, se cree que incluso los intravenosos pueden tener la misma afectación.

En la mayoría de los antibióticos

Recuerda a este diario la investigadora que "encontramos una asociación general para la mayoría de los tipos de antibióticos, independientemente de las bacterias a las que se dirijan. Las asociaciones más destacadas en nuestro estudio se observaron para las quinolonas, sulfonamidas/trimetoprimas, mientras que otros estudios han encontrado asociaciones más fuertes con la penicilina".

La conclusión

“No hay absolutamente ningún motivo de alarma simplemente porque haya tomado antibióticos. El aumento del riesgo es moderado y el efecto sobre el riesgo absoluto para el individuo es bastante pequeño. Pero este estudio respalda la creciente evidencia de que pueden afectar el riesgo de la enfermedad aunque sea pequeño, pero nos acerca un poco más a comprender la relación entre las bacterias en nuestro intestino y su impacto en nuestra salud".

De la misma opinión se muestra la doctora Fernández Montes, que recalca que el ensayo "no debe ser motivo de alarma. Los antibióticos si están bien prescritos han representado uno de los mayores avances científicos y realmente ofrecen una cura para enfermedades infecciosas. La lectura que hay que hacer es que no se debe emplear un antibiótico si no es necesario, es decir, emplearlo siempre bajo prescripción facultativa.

Cáncer
El redactor recomienda