¿Qué temperatura corporal exacta se considera fiebre?
  1. Bienestar
Los datos

¿Qué temperatura corporal exacta se considera fiebre?

Desde hace décadas, nuestro termostato interno marca a la baja y ahora ha establecido la normalidad en 36,4 ºC, seis décimas menos que los 37 ºC aceptados desde hace casi 200 años. ¿Significa que ahora estaremos febriles con menos temperatura?

Foto: Foto: Unsplash/@matteofusco.
Foto: Unsplash/@matteofusco.

Todos estamos familiarizados con este síntoma y casi siempre lo asociamos a infecciones más o menos importantes. Las personas sanas (sin enfermedades de base que puedan originar la fiebre) tendemos a establecer una relación directamente proporcional entre la gravedad del proceso y la subida de la temperatura corporal: no es lo mismo un catarro con una temperatura de 37,2 ºC que una gripe que nos mantiene el cuerpo a 39 ºC durante cuatro días.

Apelar a la susceptibilidad personal es otro recurso frecuente para justificar un profundo malestar con 37 ºC (“Tengo la temperatura muy baja, por debajo de 36, y con 37 me pongo fatal”).

La temperatura corporal varía a lo largo del día. La máxima (por encima de 37 ºC) se da por la tarde y durante la madrugada cae hasta un grado

La realidad es que normalmente una subida de la temperatura nos hace ponernos en alerta, pero en el contexto pandémico actual, un aumento de unas pocas décimas dispara nuestras alarmas y a la cabeza nos viene el omnipresente coronavirus SARS-CoV-2.

Con el mayor respeto a las subjetividades individuales, hay criterios objetivos y científicos que desmontan algunas de las creencias anteriores y matizan otras.

Últimas evidencias

Lo primero es saber cuál es la temperatura corporal media. La respuesta es 37º C (98,6º F), y así ha sido desde que en 1868 el médico alemán Reinhold August Wunderlich publicó 'Das Verhalten der Eigenwärme in Krankheiten', un estudio basado en millones de registros de las lecturas de la temperatura y que le llevaron a establecer en 37 la temperatura normal del cuerpo humano. Eso sí, advirtió que ese valor no es estático.

“La temperatura corporal normal es la central y está entre 36,5 y 37 grados en todos los seres humanos”, apunta Nicolás García, del Servicio de Medicina Interna de la Clínica Universidad de Navarra, "aunque varía a lo largo del día, y entre las 16 y 22 horas es máxima (hasta medio grado más) y un punto más baja entre las 2 y 4 de la madrugada. Otros factores, como ser mujer y el momento del ciclo menstrual, también afectan a la temperatura”.

placeholder Bacterias y virus.
Bacterias y virus.

Pero un estudio, publicado en la revista 'Science', confirma lo que ya se venía viendo desde hace décadas: que la temperatura corporal media en los países desarrollados está bajando; concretamente, ha descendido un 1,6% y ahora es de 36,4 ºC, un hallazgo que es firme (independiente de la hora del día, la temperatura externa, etc) y atribuible a diferentes factores relacionados con el desarrollo social y sanitario (menos infecciones, menor exposición a temperaturas externas extremas o el mayor consumo de fármacos antiinflamatorios). El espaldarazo ha llegado después de constatar ese descenso en una población de agricultores indígenas de Bolivia que han conservado su modo de vida primitivo hasta hace poco, cuando han incorporado ciertas comodidades, como sistema de letrinas y electricidad.

Foto: Foto: Unsplash/@ellaolsson.

Los autores del trabajo, dirigidos por Michael Gurven, del Departamento de Antropología de la Universidad de California Santa Bárbara (Estados Unidos), no han conseguido identificar los motivos que expliquen esa menor temperatura (han barajado desde la obesidad hasta la actividad física y la composición corporal) y concluyen que el acceso a fármacos, vacunas, sistemas de calefacción y ropa de abrigo (desarrollo sociosanitario) parecen ser los responsables de esa disminución.

¿Cambio de criterio?

Entonces, si ahora la temperatura corporal normal media es de 36,4º, ¿significa que tendremos fiebre por debajo de 37º? El internista no deja ningún margen de duda: “Este estudio no va a modificar los criterios actuales sobre temperatura. Esta no puede ser un valor aislado y hay que interpretarlo en el contexto de lo que le pasa al paciente”.

La fiebre no es solo que nuestro cuerpo esté a 38 º C. Como explica García, para que haya fiebre, nuestro centro termorregulador -que se encuentra en el hipotálamo - tiene que elevar la temperatura para que las moléculas que van a luchar contra la enfermedad funcionen mejor. El organismo aumenta la temperatura a través de unas citoquinas, que son las que realmente producen la fiebre y que se desencadenan por la infección y por la respuesta inmune. “El aumento de la temperatura corporal será mayor o menor en función de la cantidad de citoquinas y las manifestaciones asociadas a la fiebre -dolor de cabeza y muscular- están causadas porque esas moléculas están elevadas. Es un estado inflamatorio”, describe el facultativo.

Exactamente, ¿a qué temperatura aparece la fiebre?

“Si somos estrictos, médicamente hablando, se considera fiebre a partir de los 38 grados”, aclara el internista. La temperatura intermedia, la que va entre 37,5º y 38º, es febrícula, y de 36,5º a 37,5º es temperatura normal. “Para que hablemos de fiebre, además de la temperatura, evaluamos la existencia de una alteración general acompañada de síntomas como dolor de cabeza y muscular, postración, etc”, subraya García.

placeholder Foto: Unsplash/@anniespratt.
Foto: Unsplash/@anniespratt.

Pero esos valores también cambian dependiendo de dónde nos tomemos la temperatura. Desde el Área de Farmacia de Hartmann especifican que en la boca y el recto suele haber una temperatura de 0,3º a 0,6º mayor que en el oído, frente y axila. Además, “las diferentes temperaturas de oído, axila y frente dependen mucho de que se haga un correcto uso el termómetro y de las condiciones externas. Con el fin de obtener resultados precisos se recomienda medir la temperatura siempre en el mismo lugar (oído, frente, axila, recto o boca), ya que de otro modo pueden variar los valores mostrados”. Y hacen hincapié en evitar tomarse la temperatura después de un baño, de hacer ejercicio físico porque la temperatura puede estar más elevada. “Lo aconsejable es esperar unos 20 minutos”.

Medidas en sitios públicos

La pandemia de covid-19 ha normalizado la toma de temperatura en espacios públicos. Generalmente en la frente y con un termómetro infrarrojo. ¿Es fiable la medida? El especialista de la Clínica de Navarra insiste en que no valen los consejos tajantes y que hay que valorar el resto de síntomas que acompañan a la temperatura. “La escala de grises es amplia. A partir de 37,5 º C es más probable que haya algo (una infección, por ejemplo), pero por debajo también hay que valorar otros síntomas”.

Este matiz es especialmente importante en las personas mayores, que tienen menos capacidad de repuesta y en los que “una neumonía grave, por covid-19, por ejemplo, puede que no dé mucha fiebre”.

La compañía de material clínico responde que es una tecnología fácil y cómoda. Con todo, tanto para uso público como privado, escoger entre la amplísima oferta de termómetros que hay en el mercado no es fácil, por ello aconseja “elegir en función de la edad, colaboración y personalidad de la persona a la que se va a medir la temperatura y, lo más importante, saber utilizar estos termómetros para obtener una lectura fiable”.

La dieta ayuda

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una alimentación correcta es un aliado perfecto contra la fiebre. Nicolás García enfatiza: “La hidratación es fundamental, porque uno de los mecanismos de producción de fiebre es la sudoración”. Y junto a la hidratación (con agua, infusiones, zumos y caldos), la nutrición es primordial porque “la fiebre consume muchos recursos del organismo. Gastamos mucha energía en la producción de fiebre y en el resto de procesos metabólicos debido al estado inflamatorio”.

Un último consejo del internista: "Aunque la enfermedad suprima el apetito, hay que hacer un esfuerzo y ajustar la dieta para evitar la desnutrición". Esto es más importante aún en los enfermos de covid-19, que "suelen perder peso (algunos mucho) y en los que debemos cuidar mucho la hidratación y la nutrición”.

Coronavirus Enfermedades Alimentos
El redactor recomienda