Varices: ¿por qué aparecen y cómo solucionarlo?
  1. Bienestar
Consejos para prevenirlas

Varices: ¿por qué aparecen y cómo solucionarlo?

Son venas hinchadas y torcidas que se encuentran debajo de la piel y que suelen aparecer si trabajas de pie, tienes obesidad o estás embarazada, entre otros casos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las venas tienen válvulas que ayudan a mantener la sangre fluyendo en dirección al corazón. Si están dañadas, la sangre puede detenerse y acumularse en las venas, que se hincharán pudiendo producir venas varicosas. Las varices se pueden diagnosticar con un examen físico, aunque en algunas ocasiones necesitan pruebas adicionales como ultrasonidos, ecografías, rayos X o tomografía computarizada.

Dependiendo de los síntomas y las características, los médicos podrán recomendar distintos tratamientos, que pueden ser farmacológicos o no

Los signos más visibles de la aparición de varices son el abultamiento, la hinchazón y el color azulado de las venas, un dolor punzante en la zona, picazón, cambio del color de la piel, calambres nocturnos y una sensación de pesadez en piernas y pies. Todos estos síntomas empeoran a lo largo del día (tarde-noche) y durante épocas cálidas (primavera, verano). Así mismo varían en función de la posición y la actividad física.

¿Por qué aparecen las varices?

Las causas de aparición de varices son muy variadas, las más destacadas son: el sedentarismo, el sobrepeso, antecedentes familiares de varices o trombosis, embarazos y partos, largos periodos de tiempo de pie o sentado sin moverse.

Las personas mayores y las mujeres tienen más propensión a padecerlas. También pueden darse por defectos en las paredes de las venas, un deficiente funcionamiento de los sistemas reguladores del flujo sanguíneo o una comunicación anómala entre arterias y venas.

Tratamientos para las varices

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dependiendo de los síntomas y las características médicas del paciente, los médicos podrán recomendar distintos tipos de tratamientos, pudiendo ser farmacológicos o no. Se van a proponer primero los tratamientos no farmacológicos y uno de los más habituales es el cambio de estilo de vida a uno más activo, para lo que se recomienda el ejercicio físico sin ser necesaria una actividad de alta intensidad, sino un ejercicio diario de al menos 10 o 15 minutos.

Otro consejo médico para aliviar las varices es el reposo de las piernas en alto, que se deberá hacer dos o tres veces al día y especialmente por la noche (salvo pacientes con insuficiencia cardiaca). El doctor Javier Rangel, flebólogo (especialidad de la medicina que se ocupa de estudiar la anatomía y la fisiología de las venas superficiales y profundas del cuerpo) de la Clínica Menorca, indica que haciendo esto y masajeando desde los pies hasta la rodilla habrá un alivio considerable en los síntomas. También recomienda hacer deporte evitando los de mucho impacto o los que impliquen el levantamiento de mucho peso.

Un buen método para sentir alivio y reducir las varices es la aplicación de frío en la zona para estrechar los vasos sanguíneos por su efecto antiinflamatorio. Para pacientes con trabajos que exigen muchas horas de pie o sentados sin cambiar la postura, se recomienda el uso de medias compresivas que ayudan tanto a prevenir como a reducir las varices, su eficacia está más que demostrada ya que ejerce presión especialmente en el pie y el tobillo haciendo el efecto de drenaje.

Los médicos aconsejan que se lleve a cabo el tratamiento en otoño o invierno ya que el sol y el calor suponen un problema para el posoperatorio

A nivel farmacológico los profesionales pueden recetar numerosos medicamentos para tratar la insuficiencia venosa y las varices, la gran mayoría son derivados de extractos vegetales como los flavonoides, los rutósidos, el castaño de Indias, las hojas de viña, el rucus o el Ginkgo biloba. Los fármacos que no sirven para tratar esta dolencia son los analgésicos o los antiinflamatorios convencionales.

El último remedio para las varices, si los anteriores no han funcionado, es el tratamiento quirúrgico mediante técnicas como la fleboextracción o stripping y la cirugía hemodinámica o estrategia CHIVA. Las terapias más actuales incluyen la radioterapia, el láser endovenoso o la ablación mecánico-química. Otras técnicas que recomienda el doctor Rangel son el sistema de microespuma avanzado o el láser V-Beam.

A la pregunta ¿cuándo es la mejor época?, los médicos tienen clara la respuesta: en otoño o invierno ya que el sol y el calor suponen un problema para el posoperatorio, aunque siempre deben seguirse los consejos del especialista.

Obesidad
El redactor recomienda