¿Aspirina para prevenir infartos? Expertos de EEUU lo desaconsejan en este grupo de edad
  1. Bienestar
Y cáncer colorrectal

¿Aspirina para prevenir infartos? Expertos de EEUU lo desaconsejan en este grupo de edad

Hasta ahora en bajas dosis se recomendaba como una forma segura y económica de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y coágulos de sangre

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un grupo de expertos de Estados Unidos acaba de cambiar sus recomendaciones del uso generalizado de la aspirina para reducir el riesgo de un primer infarto y la prevención del cáncer colorrectal. El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPTF, por sus siglas en inglés) ha publicado un informe preliminar en el que ya no aconseja este tratamiento preventivo para los adultos mayores sin enfermedades cardiacas.

Durante años los médicos han recetado de forma rutinaria dosis bajas (de 81 a 100 miligramos) de este fármaco como medida preventiva de los citados eventos; pero ahora los especialistas cambian de directrices por los nuevos estudios que apuntan a que pueden tener más riesgos que beneficios. En concreto, los mayores de 60 años no deben tomar aspirina preventiva debido al riesgo relacionado con la edad de hemorragias potencialmente mortales. Aunque estas directrices aún no son definitivas, pueden afectar a decenas de millones de adultos con alto riesgo de enfermedad cardiovascular.

De este modo, los 16 expertos –nombrados por la Agencia para la Investigación y la Calidad en la Salud, un organismo del Gobierno estadounidense– han tumbado la recomendación vigente hasta el momento de que, de forma universal, los adultos con riesgo alto de enfermedad cardiaca tomen las dosis bajas de aspirina si su riesgo de efectos secundarios es bajo.

Foto: Foto: iStock.

"Estos últimos datos vienen a refrendar algo que los profesionales ya sabíamos, pese a que las últimas guías europeas decían que en pacientes mayores de 60 años con muchos factores de riesgo no estaba mal darles aspirina en baja dosis para prevenir un primer evento", explica a El Confidencial la doctora Inmaculada Roldán, colaboradora del Grupo de Trombosis Cardiovascular de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

"Siempre hemos tenido muchas dudas con esto. Pero ahora ya se han llevado a cabo estudios poblacionales muy grandes en los que, efectivamente, se destaca que existe un riesgo de hemorragia digestiva que aumenta la mortalidad, que no compensa el beneficio de evitar un primer evento vascular, ictus o infartos", desarrolla la cardióloga.

A pesar de los nuevos hallazgos sobre la prevención de un primer evento cardiovascular, la experta resalta que "la aspirina es un pilar claro del tratamiento en prevención secundaria. Es decir, el paciente que ya ha tenido un evento vascular debe tomar este agregante de por vida. Porque el beneficio de evitar un nuevo evento es bastante superior al de producir una hemorragia digestiva. Y siempre en los pacientes con factores para la hemorragia se añade un protector gástrico".

De los 40 a los 60

Respecto a los adultos de 40 a 59 años con un 10% (o más) de riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) a 10 años, los expertos señalan que la directriz debe evaluarse en cada caso: "La decisión de iniciar el uso de aspirina en dosis bajas para la prevención primaria de las ECV en adultos de 40 a 59 años que tienen un riesgo de ECV del 10% o más a 10 años debe ser individual. La evidencia indica que el beneficio neto del uso de aspirina en este grupo es pequeño".

"Las personas que no tienen un mayor riesgo de hemorragia y están dispuestas a tomar aspirina en dosis bajas diariamente tienen más probabilidades de beneficiarse", apostillan en el borrador del informe.

No abandonar el tratamiento sin supervisión médica

Chien-Wen Tseng, uno de los miembros de la USPTF, afirma en 'The New York Times': "No recomendamos a nadie que detenga el tratamiento sin hablar con un médico, y definitivamente no si ya ha tenido un ataque cardiaco o un derrame cerebral".

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Del mismo modo, la cardióloga española alerta a todos los pacientes que están tomando aspirina de que "no deben suspender así como así por su cuenta el tratamiento". "Es mucho más lógico hablar con el médico de familia. Este valorará las nuevas evidencias y, evidentemente, caso por caso decidirá en cuál es posible mantener esa aspirina", añade.

Aspirina y hemorragias

Hasta ahora la aspirina en bajas dosis o la aspirina infantil se recomendaba como una forma segura y económica de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y coágulos de sangre. La prescripción médica se realizaba porque este medicamento diluye la sangre evitando que se formen coágulos.

Sin embargo, la aspirina también puede causar hemorragias potencialmente mortales en el tracto digestivo o el cerebro. Un estudio publicado en 2018 en el 'New England Journal of Medicine' demostró que el riesgo de sangrado de seguir este consumo supera sus beneficios potenciales para las personas mayores de 70 años.

Del mismo modo, en caso de aprobarse estas nuevas recomendaciones, también se dejará de recomendar de manera general para prevenir el cáncer colorrectal. De hecho, un estudio publicado en 'The Lancet' relaciona este consumo con un aumento de las muertes, no descenso. Pero cabe subrayar que algunos médicos advirtieron de que hay que pacientes que se saltan las recomendaciones de revisiones.

Cáncer
El redactor recomienda