El rostro de los jóvenes con trastorno límite de la personalidad
  1. Bienestar
I Premio de periodismo de AMAI-TLP

El rostro de los jóvenes con trastorno límite de la personalidad

José Mota, José Manuel 'Pipi' Estrada, Cristina del Valle, Agustín Bravo, Patricia Betancort, Lidia San José y Vicky Larraz han entregado los tres galardones a RNE, 'El Mundo' y Europa Press y seis reconocimientos más

Foto: El jurado y los galardonados del I Premio de Periodismo de AMAI.
El jurado y los galardonados del I Premio de Periodismo de AMAI.

Radio Nacional de España (RNE), el diario 'El Mundo' y la agencia de noticias Europa Press recibieron ayer los primeros premios de periodismo AMAI-TLP, gracias a su labor de informar o difundir la problemática en torno al trastorno límite de la personalidad (TLP), en las categorías respectivas de medios audiovisuales, prensa escrita y medios en internet.

El evento, presentado por la periodista Cristina López Schlichting, tuvo lugar en el Salón de Actos de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), en una ceremonia retransmitida por streaming, en la que intervinieron el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Juan Caño; el consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty; el doctor Celso Arango, y la presidenta de AMAI-TLP, Teresa Oñate.

Aproximadamente 5 de cada 10 personas con TLP están desatendidas y no reciben atención médica

Tras estas intervenciones, se procedió a la entrega de los premios a Pedro Simón Esteban, por su entrevista en 'El Mundo' titulada ‘Sara, el confinamiento con una enfermedad mental: Estar sola con tu cabeza es una lucha constante'; a Carmen Nicolás, para el reportaje radiofónico 'Zona Visible trata el TLP' en RNE , y a Eva Concha Martínez, por su investigación para el servicio InfoSalus de Europa Press 'Los 4 signos que pueden hacer sospechar de un trastorno límite de la personalidad'.

Según explica AMAI-TLP, los periodistas de estos medios son reconocidos por “contribuir a la sensibilización social y a la concienciación de los poderes públicos para que aumente el conocimiento de la sintomatología del trastorno; los tratamientos; la asistencia sanitaria y social, y todo aquello que contribuya a un conocimiento mayoritario del trastorno límite de la personalidad”.

Los galardones fueron entregados por reconocidos prescriptores de la cultura, la sociedad y el deporte: José Mota, José Manuel ‘Pipi’ Estrada, Cristina del Valle, Agustín Bravo, Patricia Betancort, Lidia San José, Vicky Larraz, quienes también homenajearon con distintos reconocimientos a personas e instituciones cuya labor haya sido merecedora de ser reconocida por AMAI-TLP.

El riesgo de suicidio es 400 veces más alto en afectados con TLP que en la población general

Concretamente, a Margarita del Val, “por su acierto y empatía en la difusión a través de los medios de comunicación de la evolución del COVID-19 en España”; a Fernando Franco, director de la película española ‘La herida’, y a Marian Álvarez, protagonista de la cinta, “al abordar de manera realista el trastorno límite de la personalidad”; al SAMUR, “por su sacrificio y ejemplaridad en momentos de crisis combatiendo en primera línea la salud y en especial la salud mental de todas las personas”; a la Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS), “en representación de los periodistas españoles, por su esfuerzo en dar a conocer la salud mental y en especial el trastorno límite de la personalidad”; y al Centro San Juan de Dios, “por su encomiable labor con las personas que padecen algún trastorno mental y por ser referente en salud mental y atención a personas con discapacidad intelectual desde su creación en 1876”.

El TLP tiene tratamiento

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

El TLP, según describe la Clínica Mayo, es una alteración de la salud mental que impacta la forma en qué piensas y sientes acerca de ti mismo y de los demás, causando problemas para insertarte normalmente en la vida cotidiana. Incluye problemas de autoimagen, dificultad para manejar las emociones y el comportamiento, y un patrón de relaciones inestables.

Con el TLP se tiene un temor profundo al abandono o a la inestabilidad, y se puede tener dificultad en tolerar estar solo. Sin embargo, la ira desmesurada, la impulsividad y los frecuentes cambios de ánimo pueden alejar a los demás, pese a que quieras tener relaciones afectuosas y duraderas.

Foto: Fuente: Flicker / COP Madrid

El TLP lleva siendo investigado durante años, pero sigue siendo un trastorno invisibilizado y muy confundido con otros diagnósticos. Solo entre el 40% y 60% de los afectados con TLP acude a los servicios sanitarios. Es decir, aproximadamente 5 de cada 10 personas con TLP están desatendidas y no reciben atención médica.

El TLP es una enfermedad mental común. Las personas afectadas tienen dificultades para manejar sus emociones e impulsos, en relación con las personas. El TLP puede ser muy doloroso para la persona afectada, y a menudo para su familia y amigos. Puede ser confuso y fácilmente malentendido, pero el TLP tiene tratamiento. Muchas personas con este trastorno mejoran con el tiempo con tratamiento y pueden aprender a vivir una vida plena.

Los hechos

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.
  • El TLP, por lo general, comienza en la edad adulta temprana. La afección parece ser peor en la adultez temprana y puede ir mejorando con la edad. Actualmente, la prevalencia en la población general adulta del TLP se sitúa entre el 2 y el 5%.
  • Al final de la adolescencia es cuando los síntomas generalmente aparecen primero.
  • Las causas del TLP aún no se entienden completamente, pero es probable que sean una combinación de factores biológicos y de situaciones de la vida.
  • El riesgo de suicidio es 400 veces más alto en afectados con TLP que en la población general.
  • La mayoría de las personas con TLP mejoran después del diagnóstico y un tratamiento eficaz.

Los mitos

  • Las personas con TLP no son 'malas'. Las personas con TLP a menudo son etiquetados como 'manipuladores' o 'que quieren llamar la atención'. Mientras las cosas que hacen pueden causar angustia, este comportamiento resulta de los síntomas del TLP.
  • Las personas con TLP pueden mejorar. El TLP tiene tratamiento. Las personas con TLP pueden mejorar con un buen tratamiento y apoyo profesional, de su familia y amigos.
  • No todas las personas que se hacen daño a sí mismos tienen TLP. Las personas llevan a cabo autolesiones por muchas razones, no es exclusivo del TLP.
Salud mental
El redactor recomienda