Las claves para saber identificar si sufres ansiedad
  1. Bienestar
Vuelta a la realidad

Las claves para saber identificar si sufres ansiedad

Los datos reflejan que los pacientes no recurren a los especialistas ni hablan sobre el problema por miedo a ser estigmatizados. No posponer el abordaje es crucial para evitar la evolución del trastorno a procesos más graves

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Se acabó el teletrabajo, ya hemos vuelto a las oficinas y a los colegios. Estos hechos afectan a todo el mundo y pueden generar ansiedad de manera ocasional. Pero cuando esa ansiedad puntual se convierte en persistente y desproporcionada podemos estar ante un trastorno de ansiedad. La sociedad debe estar más informada y ser consciente de la importancia de esta patología. Solo de esta forma la propia persona podrá ser capaz de identificar si lo que le está ocurriendo se trata de una reacción normal o si, por el contrario, esta respuesta es patológica y de esta manera poder empezar a gestionarla.

Si a todo esto le sumamos la situación de constante alarma que llevamos viviendo durante año y medio que ha afectado a toda población, en mayor o menor medida, es normal que aparezcan síntomas de ansiedad, insomnio... Sin una detección temprana y un tratamiento adecuado, esta situación puede prolongarse en el tiempo, convirtiéndose en un proceso crónico y de mayor gravedad, que hoy ya está afectando a una amplia proporción de la población.

La ansiedad es la condición psiquiátrica más común en Europa, con una prevalencia del 14%

Sentir ansiedad de modo ocasional es normal en la vida. Es un mecanismo de defensa que nos prepara para enfrentarnos a una amenaza. Algo que en principio nos protege ante cualquier peligro; cuando la reacción es desproporcionada al peligro real o se mantiene en el tiempo más allá de lo esperado e interfiere con las actividades de la vida diaria, se debe considerar patológica y es el momento de pedir ayuda. Por ello, es muy importante identificar los principales síntomas de ansiedad de manera temprana: el cansancio, la inquietud, los pensamientos recurrentes, la agitación, la tensión muscular, el insomnio, el dolor o presión en el pecho, sudores, miedo o nerviosismo, entre otros.

Según los últimos estudios, la ansiedad es, con diferencia, la condición psiquiátrica más común en Europa, con una prevalencia del 14%, siendo las mujeres el colectivo más afectado. Pese a todos estos preocupantes indicadores, los datos reflejan que estas patologías no solo están infradiagnosticadas y, por tanto, infratratadas, sino que, además, los pacientes no recurren a los especialistas ni hablan sobre el problema por miedo a ser estigmatizados.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una detección temprana y un tratamiento médico de las formas leves-moderadas incipientes de ansiedad son fundamentales para evitar que aumenten su gravedad, se cronifiquen o deriven en otros trastornos mentales como la depresión. Para superar este trastorno de ansiedad los profesionales pueden sugerir terapias psicológicas o farmacológicas (antidepresivos, ansiolíticos).

Recientemente, se ha puesto en el mercado un nuevo principio activo, Silexan, un aceite esencial de la Lavandula angustifolia, que está indicado para el tratamiento de los síntomas transitorios de ansiedad en personas mayores de 18 años. Este medicamento ha demostrado su eficacia ansiolítica y su buen perfil de seguridad en numerosos estudios y además se puede dispensar sin receta médica, lo que lo convierte en una ayuda inestimable para estos pacientes.

Vicente Gasull es médico de familia en el Centro de Salud Torrent 2 y Coordinador del Grupo de Salud Mental de SEMERGEN.

Salud mental
El redactor recomienda