El impacto positivo de los sustitutos de comidas en el control del peso y la diabetes
  1. Bienestar
Nuevas evidencias

El impacto positivo de los sustitutos de comidas en el control del peso y la diabetes

Un trabajo internacional desvela que el dúo dietas bajas en energía y estos productos es el método más efectivo para adelgazar y lograr la remisión de la tipo 2 en adultos. Alimente habla con un experto sobre estos resultados

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La ciencia lleva detrás de ellos desde principios de los 90, intentando dilucidar si sí, o si no, pueden ser efectivos para el control del peso. Fueron, precisamente, los científicos estadounidenses, liderados por el Dr. Heber, del Departamento de Medicina de la Universidad de UCLA, de los primeros en analizar el efecto de los sustitutos de las comidas y sus efectos sobre la báscula.

"En la práctica clínica vemos que con tratamientos con fórmulas hipocalóricas sustitutivas de los alimentos la pérdida de peso se da y muy bien", Dr. Carrera

Concretamente, su trabajo, publicado en 'Journal of the American College of Nutrition', llevado a cabo a lo largo de 12 semanas con 271 personas constató: "La pérdida de peso observada (aproximadamente el 10% del peso corporal) es significativa y se ha asociado con importantes beneficios para la salud, especialmente para los pacientes con hipertensión y diabetes no insulinodependientes. Las ventajas potenciales de usar sustitutos de comidas para la obesidad leve incluyen una amplia disponibilidad para ayudar al cumplimiento, bajo coste y mínima intervención profesional".

"Sin un compromiso estratégico internacional sobre estrategias de prevención eficaces, la diabetes tipo 2 afectará a cerca de 629 millones de personas en todo el mundo para 2045"

Les han seguido más expertos, como un grupo español (pertenecientes a la Universidad de Granada y a la de Murcia, así como miembros de Investigación, Calidad y Desarrollo de Hero España). Ellos, en su artículo, publicado en 'Nutrición Hospitalaria', argumentan: "El uso de sustitutivos como tratamiento para el control de peso ha sido satisfactoriamente testado con anterioridad, siendo una buena herramienta para el control de peso y resulta bien aceptado y acatado por los pacientes, con bajo coste y mínima intervención profesional".

Últimas evidencias

Tras los pormenores, llegan los últimos datos: "El estudio nuevo de revisión que muestra que las dietas bajas en energía con sustitutos de comidas son los métodos más efectivos para el control del peso y la remisión en adultos con diabetes tipo 2".

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Este nuevo trabajo, publicado en 'Diabetología', la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD, por sus siglas en inglés) encuentra que este tipo de alimentación es un método efectivo de control de peso y remisión en adultos con diabetes tipo 2.

La investigación fue realizada por el profesor Mike Lean y colegas de las universidades de Glasgow, como el Dr. Chaitong Churuangsuk, también afiliado a la Universidad Prince of Songkla, Hat Yai, de Tailandia, y otros de Cambridge (Reino Unido) y Otago (Nueva Zelanda). Analizaron los metanálisis publicados sobre qué tipo de dieta es mejor para lograr y luego mantener la pérdida de peso en adultos con diabetes tipo 2.

Si bien los 'cimientos' de la diabetes tipo 2 se construyen en factores genéticos y ambientales, son los niveles crecientes de sobrepeso y obesidad los que han impulsado su actual epidemia mundial. Los autores señalan: "Sin un compromiso estratégico internacional sobre estrategias de prevención eficaces, esta enfermedad afectará a aproximadamente 629 millones de personas en todo el mundo para 2045".

Su aparición se debe, principalmente, al aumento de peso hasta el punto de que se vuelve insalubre. La cantidad de aumento de kilos necesaria para ocasionar este tsunami varía mucho de una persona a otra. El desarrollo de la enfermedad implica una interacción compleja de hormonas intestinales, inflamación de bajo grado y posiblemente metabolitos de la microbiota intestinal, opinan los investigadores.

Se desarrolla en personas y familias susceptibles que tienden a tener cinturas grandes y que acumulan grasa en el hígado, el páncreas y los músculos. Esto altera las funciones de los órganos, dando lugar a hiperglucemia (azúcar en sangre anormalmente alta), comúnmente asociada con hipertensión y colesterol o triglicéridos altos.

La diabetes tipo 2 requiere un tratamiento para siempre, pero incluso con él puede causar complicaciones incapacitantes, dolorosas y que acortan el tiempo de vida. Sin embargo, una pérdida de peso suficiente puede eliminar la grasa corporal anormal del hígado y el páncreas, y revertir la enfermedad.

La pérdida de peso es fundamental para su tratamiento y su remisión. Se ha demostrado que mejora todos los factores de riesgo cardiometabólicos relacionados y reduce la necesidad de medicación del paciente.

Los datos

Las pautas actuales enfatizan la importancia del control de peso personalizado y afirman que varias estrategias dietéticas pueden ser efectivas, pero no brindan información sobre la composición de la dieta. Esto puede llevar a que los pacientes sigan tipos de alimentación basados en pruebas distorsionadas y afirmaciones engañosas. Es por este motivo que los investigadores del nuevo trabajo querían ayudar a resolver estas incertidumbres e informar sobre la toma de decisiones clínicas y el desarrollo de directrices eficaces, como parte de un programa de trabajo para actualizar las recomendaciones de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes.

Para este nuevo estudio, recopilaron y revisaron sistemáticamente todas las publicaciones mundiales relevantes de metanálisis de ensayos dietéticos para el control del peso de las personas con diabetes y todos los estudios que informaron remisiones de la misma.

Los sustitutos

Su análisis encontró que la mayor pérdida de peso se logró con dietas bajas en calorías conjugadas con alimentos de reemplazo, lo que llevó a un promedio de 6,6 kg menos de peso perdido en comparación con las dietas restrictivas a base de alimentos. También se descubrió que estos sustitutos eran superiores a las dietas bajas en calorías a base de alimentos por sí solas, logrando una pérdida de peso de 2,4 kg más durante 12-52 semanas.

Para la remisión de la diabetes, no hay comparaciones directas entre los tipos de dieta, pero los estudios publicados mostraron mejores tasas de remisión del 46% al 61% a los 12 meses con programas que incluyen una fórmula de reemplazo total de la dieta de 830 kcal/día durante 12 semanas seguido de una alta en carbohidratos y relativamente baja en grasas y reemplazos de comidas para el mantenimiento a largo plazo. Con dietas bajas en carbohidratos, las tasas de remisión informadas son mucho más bajas, entre el 4% y el 19%.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Las dietas mediterráneas, con alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados, vegetariana y de bajo índice glucémico lograron una diferencia mínima (0,3-2 kg) o ninguna diferencia en comparación con las dietas convencionales de control relativamente bajas en grasas / altas en carbohidratos ... La evidencia, aunque de calidad variable, es bastante consistente y muestra que ningún tipo de dieta es superior a otras para el control del peso en la diabetes tipo 2", recuerdan los autores del nuevo estudio.

El debate

En declaraciones a El Confidencial, el Dr. Domingo Carrera, médico especialista en nutrición del Centro-Médico Quirúrgico (CMED), expone: "Es un trabajo interesante, pero creo que no se acerca tanto a la realidad de la consulta de pérdida de peso en el día a día. Evidentemente, cuando nos ponemos en planes de alimentación de menos de 1.000 kcal por día, la pérdida de peso en el diabético se va a dar sí o sí, pero hay mucha dificultad para la adherencia al tratamiento a largo plazo. En la práctica clínica vemos que con tratamientos con fórmulas hipocalóricas sustitutivas de los alimentos la pérdida se da y muy bien, pero la tasa de recuperación de peso es muy alta, incluso en los 12 meses posteriores a la pérdida".

Destaca, además, que "pueden funcionar en la fase de bajada de peso porque el aporte calórico es muy reducido y son fáciles de consumir al no necesitar grandes preparaciones, ni cocinar. Además, se basan en un contenido hiperproteico con muy bajo nivel de carbohidratos, lo cual produce bastante saciedad. Pero, a largo plazo, según mi opinión y experiencia, no es lo más adecuado para un diabético, cuya pérdida de peso se debe mantener de por vida".

Los sustitutivos

Para el experto, hablamos "de batidos, barritas y preparados altos en proteínas y con casi nada de carbohidratos. La virtud es su capacidad saciante alta, muy bajos en carbohidratos y efecto cetogénico para quemar grasas. El defecto es que puede no ser nutricionalmente muy equilibrado".

Obesidad Trucos adelgazar
El redactor recomienda