Los 5 hábitos higiénicos incorrectos (y más comunes) que haces en casa
  1. Bienestar
¿Cometes alguno?

Los 5 hábitos higiénicos incorrectos (y más comunes) que haces en casa

La limpieza es imprescindible para mantener una casa acogedora y estar cómodos, pero ¿lo hacemos realmente bien?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Para todos los forofos de la limpieza (y para aquellos a los que les cueste un poco más), traemos el top cinco de los errores más frecuentes que cometemos en el hogar y cómo deben ser estos hábitos higiénicos.

1. No mantener separados los utensilios de limpieza

Cada producto sirve para una cosa y mantenerlos todos juntos es un error. A continuación os damos algunas claves para mantener un orden adecuado en los utensilios y productos de limpieza.

  • Nunca los cambies de su envase original. La etiqueta no solo es útil para saber cómo se utiliza el producto, sino que contiene información imprescindible sobre sus componentes y sobre cómo actuar en caso de posible intoxicación.
  • Nunca mezcles los productos o utensilios con comida o medicamentos, ya que se podrían contaminar.
  • Intenta evitar que estén cerca de fuentes de calor, la mayoría son inflamables (es mejor que estén en lugares secos y aireados).
  • Y, por supuesto, mantenlos lejos del alcance de los niños.

2. No lavar los trapos del 'polvo'

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los trapos que usamos para limpiar el polvo se deben lavar frecuentemente. Así como todos los demás trapos que emplees para limpiar. Además, te dejamos un minitruco. Si quieres saber qué va antes de qué a la hora de limpiar una ventana: primero el marco y luego el interior.

Foto: Foto: iStock.

3. No limpiar los objetos que más utilizamos

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cuántas veces limpias a la semana el mando de la televisión, las llaves de casa o la pantalla del móvil? ¿Y el cepillo de dientes? Pues bien, tienen una gran cantidad de microbios aunque no los veamos. Lo más recomendable es pasar una toallita desinfectante o un algodón con el líquido por las pantallas y mandos; en el caso de las llaves, podemos introducirlas completamente.

En cuanto al cepillo de dientes, desde Colgate recomiendan limpiar las cerdas de dos formas:

  1. Sumergir y agitar las cerdas en un poco de enjuague bucal antibacterial durante 30 segundos.
  2. Disolver 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio en una taza de agua y remojar el cepillo de dientes en la solución.

4. No dejes para luego los platos en la pila

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los trapos de la cocina (esponjas, bayetas) juntos a todos los platos con restos de comida son el principal foco de microbios de la casa. De hecho, esta estancia es una de las que más suciedad acumula. La humedad también fomenta que ocurra esto.

Por eso, aunque dé pereza, lo mejor es limpiar la cocina después de cocinar y los cacharros inmediatamente después de comer. Una vez hecho esto, no estaría de más desinfectar los utensilios con los que lavamos los platos y vasos.

Si optas por el lavavajillas ten en cuenta que debes limpiarlo por dentro también, eso sí, no todos los días. Se recomienda que sea una vez al mes o cada dos meses, depende del uso que le des.

5. Cerrar la tapa del inodoro

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque parezca manía, no lo es. Según los expertos, si tiramos de la cadena con la tapa del váter abierto se crea un conjunto de partículas (nada buenas) que podemos inhalar.

De hecho, un vídeo publicado en la red social TikTok por una canadiense en el que utilizaba una luz ultravioleta para ver la presencia de partículas fecales y gotas de orina en el váter se hizo viral y mostraba el nivel de suciedad del sanitario. Bajo el título 'Por qué tienes que bajar la tapa antes de tirar la cadena', aglutinó 1,9 millones de ‘me gusta’.

Hábitos de consumo
El redactor recomienda