"La pandemia silenciosa del siglo XXI" que afectará a la mitad de la población mundial
  1. Bienestar
En la actualidad lo sufre el 22,9%

"La pandemia silenciosa del siglo XXI" que afectará a la mitad de la población mundial

La miopía ha aumentado su prevalencia en todo el planeta en los últimos años y las previsiones son que lo siga haciendo. Se estima que, en 2050, el 50% de los habitantes del globo sufran esta deficiencia visual

Foto: En 2050, el 50% de la población mundial sufrirá miopía. (iStock)
En 2050, el 50% de la población mundial sufrirá miopía. (iStock)

La miopía es uno de los problemas de salud pública más importantes de todo el planeta, ya que el 22,9% de la población mundial padece esta deficiencia visual, según la Organización Mundial de la Salud. Aunque el dato actual no llegue a un cuarto de los habitantes del globo, distintas investigaciones –como las revistas ‘Ophthalmology’ y ‘Optometry’– indican que en 2050 casi el 50% de la población mundial será miope. Ante esta alta incidencia, muchos especialistas califican esta anomalía visual como “la pandemia silenciosa del siglo XXI”.

“El número de personas afectadas en todo el mundo es bastante mayor que con otras pandemias”, apunta a El Confidencial César Villa Collar, catedrático de la Universidad Europea de Madrid y vocal de la Sociedad Española de Optometría. “La miopía no duele cuando aparece o evoluciona, ni tampoco mata. Además, sus efectos negativos de mala visión de lejos se compensan con las gafas y el paciente vuelve a ver bien. Y las comorbilidades aparecen en la edad adulta. Eso le confiere una aparente sensación de problema menor. Pero, sin duda, eso no es así”, explica el investigador en optometría y visión.

El especialista detalla que la miopía se produce por una interacción entre factores genéticos y ambientales. Los factores genéticos predisponen a la misma y los ambientales terminan por expresarla, independientemente de la carga genética. A estos hay que sumarles los estímulos ambientales más importantes como el exceso de trabajo visual en visión de cerca y la poca exposición a la luz del sol durante la infancia y adolescencia.

Factores de aumento exponencial de la miopía

“Efectivamente, ha aumentado su prevalencia en todo el mundo en los últimos años y las previsiones son que lo siga haciendo”, asevera el óptico.

Foto: Foto: Unsplash/@anikolleshi.

El experto desarrolla que los factores ambientales antes mencionados, provocados por un cambio en los hábitos de vida, parecen ser la justificación: “Por una parte, un incremento notable en las actividades de visión de cerca con una mayor escolarización y de más tiempo. El uso de dispositivos electrónicos como ordenadores, teléfonos inteligentes, juegos, etcétera, también incrementan ese tiempo dedicado a la visión de cerca”. “Y todo ello acompañado de que esas actividades suelen realizarse en interiores con iluminación artificial”, apostilla.

“Por eso, hoy en día, los niños pasan mucho menos horas de las que serían adecuadas en actividades al aire libre con iluminación solar. La iluminación solar ha mostrado que ayuda a prevenir la aparición de la miopía. Básicamente, estos cambios de hábitos respecto a nuestros antepasados justifican lo que está ocurriendo”, añade.

Respecto a la influencia de la pandemia del covid-19 en el aumento de la miopía, Villa apunta a que todavía no hay estudios concluyentes sobre si ha incrementado su prevalencia en los años 2020 y 2021 por efecto del confinamiento.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

“Lo que sí hay son publicaciones sobre los cambios producidos después del confinamiento respecto a antes en los hábitos de vida. Y estos son un incremento del número de horas diarias dedicadas a la visión de cerca (teletrabajo, clases online, etcétera) y una disminución de las horas de actividades en exteriores. Y esto, como hemos mencionado previamente, son condiciones que favorecen, y mucho, la aparición y evolución de miopía. Por tanto, es posible que en estudios epidemiológicos futuros encontremos cambios a mayor prevalencia de miopía en estos años pasados de pandemia”, subraya.

Riesgos de no tratar la miopía

El especialista señala que el mayor problema de la miopía es su carácter evolutivo: “Y las lentes oftálmicas negativas tradicionales, lentes de las gafas tradicionales, que la compensan, han mostrado que la retroalimentan. Así, es habitual que cuando la miopía está muy activa y se cambian las dioptrías en las gafas, en poco tiempo se produce un nuevo incremento”.

“Estos aumentos en las dioptrías se producen a costa de un incremento de la longitud del ojo. A partir de 5 dioptrías, estos cambios conllevan riesgos de patologías oculares asociadas que se manifestarán en la edad adulta con pérdidas irreversibles de agudeza visual”, apunta al tiempo que ejemplifica: “Las cataratas, el glaucoma o la maculopatía miópica”.

“Por tanto, el objetivo cuando la miopía aparece es frenar su aumento o, al menos, tratar de que no supere las 5 dioptrías con el fin de reducir el riesgo de las comorbilidades mencionadas”, recalca.

Miopía y niños

En España, según el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, 1 de cada 3 niños tiene problemas de visión, datos que se contrastan con el último informe publicado por Visión y Vida sobre la prevalencia de miopía en nuestro país: 6 de cada 10 jóvenes de entre 17 y 27 años son miopes.

Foto: Foto: Unsplash.

Villa considera que el aumento de la miopía en la población infantil es un problema importante. “Además, cuando aparece antes de los 10 años tiene un carácter más evolutivo. Y las posibilidades de llegar a una miopía alta (más de 5 dioptrías) aumenta considerablemente”, destaca.

Para el especialista es clave detectar, tratar y controlar la miopía desde pequeños, “porque el objetivo es evitar las comorbilidades de la edad adulta. Y eso solo se consigue con una detección e inicio de tratamiento precoz”.

“Por ejemplo, las lentillas diarias para el control de miopía tienen evidencia de una eficacia, predictibilidad y seguridad, y han sido estudiadas en cohortes de niños durante más de 7 años. Y han mostrado en todo ese tiempo ausencia de complicaciones y control sobre el crecimiento ocular causante de la miopía. Son lentes que se basan en provocar una corrección de la hipermetropía periférica que se produce en los ojos miopes y que se cree que es uno de los causantes de la tendencia a evolucionar de la miopía”, aconseja el experto.

Salud