La fórmula que puede poner freno al cáncer femenino más mortal
  1. Bienestar
Síntomas

La fórmula que puede poner freno al cáncer femenino más mortal

Cada año se producen unos 3.600 nuevos casos de la neoplasia de ovario en nuestro país. Charo Hierro ha sido su víctima. La presidenta de la ASACO, que celebra su 10º aniversario, nos relata cómo llegar a su diagnóstico precoz

Foto: Charo Hierro, superviviente del cáncer de ovario y presidenta de ASACO.
Charo Hierro, superviviente del cáncer de ovario y presidenta de ASACO.

Es el cáncer más mortal para la población femenina y cada año se anotan 3.300 nuevos casos en nuestro país. Le pasó a Charo Hierro, presidenta de la Asociación de Afectadas por Cáncer de Ovario y Ginecológico (ASACO), de la que es presidenta desde 2016 y que acaba de celebrar su 10º aniversario. Y todos recuerdan que le sucedió también a Sara Carbonero.

Foto: Sara Carbonero.(REUTERS)

En declaraciones a El Confidencial, Charo relata: “Me diagnosticaron en octubre de 2010, a los 55 años. Afortunadamente, no he tenido recidivas. No poseo tampoco antecedentes familiares, en el análisis no apareció la mutación BRCA, por lo que se piensa que no existe herencia genética".

"Las mujeres no sospechamos de su posible existencia ante los síntomas que presenta. Tampoco los médicos de atención primaria de que sean debidos a un cáncer ginecológico"

La presidenta recuerda que "esta neoplasia presenta unas circunstancias muy particulares. Es una gran desconocida por parte de las mujeres y de la sociedad en general. No sospechamos de su posible existencia ante los síntomas que presenta. Tampoco estos signos hacen creer a los médicos de atención primaria que sean debidos a un cáncer ginecológico. Parece, más bien, que se trata de un problema digestivo no muy grave".

Los síntomas que lo delatan

Recuerda que "los síntomas más frecuentes son hinchazón abdominal, estreñimiento, diarrea, sensación de indigestión, falta de apetito, entre otros. Siempre decimos que, si estos perduran durante quince días, debemos acudir al médico o ginecólogo y expresarle nuestra preocupación y sospecha para poder hacer las pruebas pertinentes".

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

En el mundo se diagnostican 295.000 nuevos casos al año y en España unos 3.600 casos, lo que supone el 5% del total de los tumores en la mujer. "La incidencia ha ido aumentando lentamente desde los años 60 y se puede considerar alta. Ocupa el sexto lugar, en cuanto a número, entre los tumores malignos, por detrás del cáncer de mama, colon, pulmón, útero y linfomas", detalla.

En el caso del cáncer de ovario, también llamado el asesino silencioso, "no existe, desgraciadamente, un sistema de detección precoz. Esto agrava el pronóstico de la enfermedad, ya que, en el 80% de los casos, se diagnostican en estadios avanzados. Es verdad que tener unos hábitos de vida saludables es siempre beneficioso, acudir a las revisiones ginecológicas de forma puntual y no dejar pasar cualquier signo que no sea normal es lo que puede ayudar a diagnosticarlo".

Y agrega: "En muchos casos, este periodo de retraso en un diagnóstico acertado hace que el pronóstico de este mal empeore irremediablemente, dando lugar a una gravedad extrema y a un incremento en el coste sanitario del tratamiento. Es por esto que una de nuestras principales tareas es darle visibilidad. Nuestra campaña VIGILAT difunde esos síntomas inespecíficos para que toda la población tome conciencia de su importancia, y haciendo un llamamiento a los médicos de familia y de urgencias para que ante estos síntomas sospechen de la existencia de esta enfermedad para descartarla o poder diagnosticarla lo antes posible. Estamos en contacto con el Grupo Español de Investigación del Cáncer de Ovario (GEICO), la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Sociedad Española de Oncología Radioterapéutica (SEOR) y un buen número de profesionales comprometidos con nuestra causa".

El tratamiento

Charo recuerda que lo superó "con cirugía, histerectomía radical y anexectomía (procedimiento quirúrgico para extirpar uno o ambos anexos, las estructuras conformadas por los ovarios y las trompas que se ubican en los dos lados del útero en la pelvis), seguidos de quimioterapia. Es importantísimo que el abordaje de la enfermedad lo lleve a cabo un equipo multidisciplinar de expertos liderado por un ginecólogo-oncólogo. La cirugía es absolutamente clave en este tipo de neoplasia, de ella depende el pronóstico de la misma. Debemos acudir a centros hospitalarios con todos los profesionales y equipos necesarios para un abordaje óptimo".

Desde ASACO, "ofrecemos información y apoyo a toda paciente o familiar que lo precise. También contamos con nuestro Proyecto Bienestar, mediante el cual, ofrecemos apoyo psico-oncológico a las pacientes y familiares a fin de mantener un buen estado emocional. Somos (341 socias) la única asociación a nivel nacional que se dedica al cáncer de ovario y, desde 2016, acogemos también los otros tipos de cáncer ginecológico: vulva, vagina, cérvix y útero-endometrio. También estamos unidas de forma internacional. Somos miembros activos de ENGAGe, plataforma de pacientes de la ESGO (Sociedad Europea de Ginecología Oncológica) y a la WOCC (Coalición Mundial del Cáncer de Ovario), así como de otras sociedades médicas.

10 años de dedicación

Charo se siente orgullosa de una década de progresos en la asociación y ha celebrado el 'cumpleaños' con una jornada científico-social en cuyo acto de apertura fue acompañada por María Dolores Moreno, de la Viceconsejería de Humanización Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, quien puso en valor la labor de la asociación y recordó que el Servicio Madrileño de Salud cuenta con 12 servicios de oncología radioterápica y 26 de oncología médica, con dotaciones tecnológicas de vanguardia, tanto para diagnóstico como para terapias: “Disponemos también de unidades y consultas de carácter familiar en todos los hospitales con oncología médica para la atención de las familias con riesgo de desarrollar cáncer hereditario".

"Los institutos y fundaciones de investigación de nuestros centros participan en 76 ensayos clínicos sobre cáncer de ovario, realizándose cada uno de ellos en al menos tres hospitales"

Además, recalcó, "los institutos y fundaciones de investigación de nuestros centros están participando a día de hoy en 76 ensayos clínicos sobre cáncer de ovario, realizándose cada uno de ellos en al menos tres hospitales”, señaló.

Los avances

Durante el bloque científico, el Dr. Antonio González Martín, jefe de Oncología Médica en la Clínica Universitaria de Navarra y Presidente de GEIC; la Dra. Mª Jesús Rubio Pérez, oncóloga médica en el Hospital Reina Sofía, y el Dr. Lucas Minig, ginecólogo oncólogo y profesor de Ginecología en la Universidad CEU Cardenal Herrera, analizaron temas como la investigación y los avances en los últimos 10 años, biomarcadores, logro de nuevos medicamentos; tratamiento multidisciplinar del cáncer de ovario y la evidencia de su necesidad y la cirugía, clave en el pronóstico del cáncer de ovario.

placeholder Imagen del acto de celebración.
Imagen del acto de celebración.

El Dr. Antonio González Martín destacó: “En los últimos 10 años hemos visto cómo ha evolucionado el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de ovario. Hemos avanzado primero en la precisión y en la capacidad de identificar el cáncer de ovario como cinco enfermedades diferentes que requieren un abordaje y una aproximación distinta. Hemos avanzado también en el conocimiento de subtipos moleculares, que gracias a nuevos tratamientos tienen una terapia específica que nos permite empezar a soñar con el cambio. De hecho, estamos convencidos de que la aplicación de estas terapias dirigidas a grupos de pacientes con alteraciones moleculares concretas como los inhibidores de PARB en las pacientes con mutación de BRCA va a tener un impacto y va a permitir curar a muchas más mujeres".

Por su parte, la Dra. Mª Jesús Rubio Pérez destacó la importancia de su tratamiento multidisciplinar. “Se debe garantizar, garantizar la atención integral de las pacientes con cáncer de ovario desde el diagnóstico. Hay que remitir a estas pacientes a un centro hospitalario en el que exista un buen equipo multidisciplinar y en el que el abordaje de la enfermedad se realice desde el inicio", destacó la experta.

Para concluir el bloque científico, el Dr. Lucas Minig insistió en que “es necesario un experto en esta cirugía y un equipo de especialistas para lograr el objetivo primordial de extender significativamente el tiempo libre de enfermedad y la supervivencia para que las pacientes se curen y algunas otras vivan muchísimo más tiempo”. Durante el acto, también se examinó la patología desde su dimensión social en una mesa protagonizada por pacientes y familiares procedentes de Córdoba, Valencia, Zaragoza y Madrid, en la que se habló sobre su experiencia con la patología y lo que ha significado formar parte de ASACO. Esta mesa fue moderada por Soledad Bolea, psico-oncóloga y vicepresidenta de la organización, en ella se pusieron de relieve temas como la importancia de compartir con personas en la misma situación y mantener el contacto con psico-oncólogos.

Cáncer
El redactor recomienda