Seis métodos demostrados que ponen freno al incómodo ardor de estómago
  1. Bienestar
Según la ciencia

Seis métodos demostrados que ponen freno al incómodo ardor de estómago

Este mal afecta en algún momento a todas las personas. Los trucos para hacerle frente son sencillos, desde cenar pronto hasta elevar la almohada, pasando por comidas reducidas pero frecuentes. Atento a estos consejos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Quién no ha sentido alguna vez que una 'cerilla' se incendiaba dentro del estómago. La mayoría de nosotros estamos muy familiarizados con la sensación de ardor y dolor en el centro del pecho que se asocia con la acidez de estómago o reflujo gastroesofágico, trastorno muy frecuente que afecta a más de un 30% de la población española, según un trabajo de la revista 'Gastroenterología y Hepatología'.

La ERGE (enfermedad de reflujo gastroesofágico) ocurre cuando el ácido sube desde el estómago hacia el esófago, lo que conduce a la sensación de acidez estomacal. Así lo documenta un trabajo publicado en 'Journal of Neurogastroenterology and Motility'. Aunque a menudo se usan medicamentos para tratar su sintomatología, muchas modificaciones en el estilo de vida también pueden conducirte a reducir los síntomas y mejorar tu bienestar.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Mascar chicle

Algunos estudios han demostrado que esta práctica puede ayudar a disminuir la acidez en el esófago. El motivo: la goma de mascar que contiene bicarbonato parece ser especialmente eficaz, ya que puede ayudar a neutralizar el ácido para prevenir el reflujo.

Masticar chicle también puede aumentar la producción de saliva, lo que puede ayudar a eliminar el ácido del esófago.

Duerme sobre tu lado izquierdo

Varios estudios han encontrado que dormir del lado derecho puede empeorar los síntomas del reflujo durante la noche, como reconoce un trabajo del 'Journal of Clinical Gastroenterology', llevado a cabo por investigadores estadounidenses. De hecho, este dato se confirma con un ensayo de revisión, recogido en 'Diseases of Esophagus', que respalda que descansar sobre el lado zurdo puede disminuir la exposición al ácido en el esófago hasta en un 71%. Aunque la razón no está del todo clara, podría explicarse por la anatomía. El esófago entra por el lado derecho del estómago. Como resultado, el esfínter esofágico inferior se encuentra por encima del nivel del ácido del estómago cuando se duerme sobre el lado izquierdo.

Foto: Foto: Unsplash/@katierainbow.

Por otro lado, cuando uno se acuesta sobre el lado derecho, el ácido del estómago cubre el esfínter esofágico inferior, lo que aumenta el riesgo de reflujo. No siempre, reconozcámoslo, es posible dormir del lado izquierdo toda la noche, pero piensa si te puede ayudar a descansar mejor si sufres esta dolencia.

Eleva la cabecera de tu cama

No es ninguna tontería. Algunas personas experimentan síntomas de reflujo durante la noche, lo que puede afectar la calidad del sueño y hacer que sea más difícil conciliarlo, como refleja, de nuevo, la revista 'Journal of Clinical Gastroenterology'. Cambiar la posición, elevando la cabecera de la cama, podría ayudar a reducir los síntomas y mejorar la calidad del sueño. Para muestra un botón; una revisión de cuatro estudios encontró que este acto disminuía esta dolencia e impedía la regurgitación en personas con ERGE. Otro estudio mostró que las personas que usaban una cuña para elevar la parte superior de su cuerpo mientras dormían experimentaban menos reflujo ácido en comparación con cuando dormían en posición horizontal.

Cena pronto

Los profesionales de la salud a menudo aconsejan a las personas con reflujo ácido que eviten comer dentro de las 3 horas antes de irse a dormir. Esto se debe a que irse a la cama en posición horizontal después de una comida dificulta la digestión, lo que puede empeorar los síntomas. Según una revisión, comer una comida tarde por la noche aumentó la exposición al ácido al acostarse en un 5%, en comparación con cenar más temprano.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Otro estudio, recogido en 'Canadan Journal of Diabetes', que incluyó a 817 personas con diabetes tipo 2, encontró que cenar tarde en la noche se asoció con un mayor riesgo de reflujo ácido.

Comidas más pequeñas y más frecuentes

Hay un músculo en forma de anillo conocido como esfínter esofágico inferior donde el esófago se abre hacia el estómago. Actúa como una válvula y normalmente evita que el contenido ácido del estómago suba al esófago. Por lo general, permanece cerrado, pero puede abrirse al tragar, eructar o vomitar. En personas con reflujo ácido, este músculo está debilitado o disfuncional.

Foto: Foto: iStock.

También puede suceder cuando hay demasiada presión sobre el músculo, lo que hace que el ácido se escurra a través de la abertura. Como es de esperar, la mayoría de los síntomas se presentan después de una comida. También parece que ingerir solo una o dos comidas abundantes al día puede empeorar la sintomatología. Por lo tanto, comer comidas más pequeñas y más frecuentes durante el día puede ayudar a reducir los síntomas del reflujo ácido, como constata un estudio de 'Chronic Disease'.

Siga una dieta baja en carbohidratos

Existe evidencia científica que sugiere que las dietas bajas en carbohidratos pueden aliviar los síntomas del reflujo ácido. De hecho, algunos investigadores sospechan que los no digeridos pueden causar un crecimiento excesivo de bacterias y un aumento de la presión dentro del abdomen, lo que podría contribuir al reflujo ácido.

Y además

Existen otras medidas constatadas que te pueden ayudar: bajar de peso, no consumir alcohol, disminuir el consumo de café o reducir la ingesta de zumos de cítricos.

Salud
El redactor recomienda