Menú
Investigadores españoles descubren una nueva diana terapéutica contra la obesidad
Estudio del CIBEROBN

Investigadores españoles descubren una nueva diana terapéutica contra la obesidad

Apunta efectos beneficiosos al inducir una reducción de peso y una mejoría en la sensibilidad a la insulina en ratones obesos mediante la activación del pardeamiento y la conversión de la grasa blanca en grasa beige

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Un grupo de investigadores españoles descubre una nueva opción terapéutica contra la obesidad. Se trata del microARN miR-21 al comprobar que bloquea la obesidad en ratones. Los microARN han sido calificados como los nuevos actores de la obesidad. Se ha demostrado que esempeñan un papel regulador importante en una variedad de procesos biológicos relacionados con la obesidad, como la diferenciación del adipocito (células grasas), integración metabólica o resistencia a la insulina, entre otros

Foto: Foto: iStock.

Como sabes, en el cuerpo tenemos dos tipos de tejido adiposo: la grasa blanca y la grasa marrón o parda. A diferencia de la primera, la grasa marrón quema energía. Varios estudios científicos lo han demostrado y, de hecho, se sigue investigando para llevar a cabo tratamientos para la obesidad.

Los resultados del nuevo ensayo han sido publicados recientemente en la revista internacional Molecular Therapy Nucleic Acids de la editorial Cell Press.

placeholder Los autores del ensayo.
Los autores del ensayo.

“Los microARN (miARN) son objetivos farmacológicos prometedores para la obesidad y los trastornos metabólicos asociados. Este estudio supone un avance en este campo, abriendo la puerta a la posibilidad de probar la administración de este microARN en humanos como potencial tratamiento para tratar la obesidad y la diabetes”, explica el investigador del CIBEROBN, Francisco Tinahones.

De grasa blanca a grasa beige

El tratamiento farmacológico de la obesidad y los problemas metabólicos asociados como podría ser el caso de la diabetes tipo 2 y la resistencia a la insulina, sigue limitado por la modesta eficacia, el riesgo de efectos adversos y la recuperación de peso una vez se suspende el tratamiento. La obesidad se identifica por el aumento de la grasa (tejido adiposo) como resultado del desequilibrio entre ingesta y gasto energético. El metabolismo cuenta con los dos tipos de grasas: la grasa blanca que almacena calorías extra y las grasa marrón y beige (parda) cuyo papel es disipar la energía.

En los últimos años, la comunidad científica está investigando la posibilidad de transformar la grasa blanca en grasa parda (un proceso llamado pardeamiento) como posible terapia frente a la obesidad y los problemas metabólicos.

Atendiendo a ello .y al hecho de que la expresión de miARN en el tejido adiposo blanco, se ha asociado con la obesidad, el objetivo de este trabajo fue analizar los niveles de expresión de miR-21 en relación con la obesidad y el estado glucémico tanto en muestras de tejido humano como en ratones para determinar el efecto que tiene en los procesos involucrados en la función del tejido adiposo blanco y poder estudiar así su posible aplicación terapéutica contra la obesidad.

Los investigadores encontraron niveles más altos de miR-21 en el tejido adiposo blanco de ratones obesos no diabéticos en comparación con muestras de tejido adiposo humano y de ratones de peso normal. “Nuestros resultados indican que miR-21 regula los procesos relacionados con la función del tejido adiposo blanco, activa el programa termogénico en la grasa beige y el pardeamiento en diferentes depósitos del tejido adiposo marrón lo que sugiere un aumento en el gasto energético adiposo”, detalla Rajaa El Bekay, coordinadora del estudio.

“Asimismo, la administración de miR-21 también retrasó el aumento de peso en ratones tratados con este microARN con una dieta alta en grasa en comparación con sus compañeros de camada de control alimentados con la misma dieta. Por tanto, toda esta evidencia coloca a miR-21 como una herramienta terapéutica potencial para modular la función adiposa y controlar la obesidad”, explica Rajaa El Bekay.

Un grupo de investigadores españoles descubre una nueva opción terapéutica contra la obesidad. Se trata del microARN miR-21 al comprobar que bloquea la obesidad en ratones. Los microARN han sido calificados como los nuevos actores de la obesidad. Se ha demostrado que esempeñan un papel regulador importante en una variedad de procesos biológicos relacionados con la obesidad, como la diferenciación del adipocito (células grasas), integración metabólica o resistencia a la insulina, entre otros

Obesidad
El redactor recomienda