Menú
Recomendaciones para mantener la 'salud de hierro' en Navidad
  1. Bienestar
Consejos de Anepf

Recomendaciones para mantener la 'salud de hierro' en Navidad

Estas fiestas hay que seguir con los hábitos saludables y la práctica de ejercicio, así como evitar los excesos de tabaco y alcohol. Estos son los consejos de los expertos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

A pesar de que la Navidad es una época especial del año por los reencuentros con familiares y amigos y las muchas celebraciones, conviene no dejar de lado los hábitos saludables, como la buena alimentación, la práctica de ejercicio o evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco.

En invierno, el frío nos incita a salir menos de casa y a permanecer más tiempo inactivos. Además, el periodo festivo nos lleva a relajarmos respecto a las rutinas de actividad física que solemos practicar durante el resto del año, precisamente en unas fechas en que se come mucho más de lo normal y en la que el ejercicio es más necesario que nunca para mantener un equilibrio entre el exceso de ingesta y el gasto calórico.

"Las bajas temperaturas nos hacen más vulnerables a sufrir resfriados y molestos catarros"

Por este motivo, además de tratar de esforzarse por seguir practicando deporte, una buena opción en Navidad puede ser salir a pasear con los familiares y amigos después comer o cenar. La Organización Mundial de la Salud recomienda practicar al menos entre 30 y 60 minutos diarios de ejercicio físico y/o caminar al menos cinco mil pasos al día.

Recomendaciones de expertos

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Para disfrutar de la Navidad de forma saludable y responsable, el director general de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), Jaume Pey, recomienda seguir estos sencillos consejos:

  1. Un estilo de vida saludable conlleva hacer cinco comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Con el ajetreo de las fechas navideñas es muy frecuente saltarse alguna comida; sin embargo, es preferible comer poco varias veces al día que pasar mucho tiempo sin comer y luego darnos atracones.
  2. Cuidado con los excesos. Si algo caracteriza a la Navidad son los excesos con la comida, especialmente durante las cenas de Nochebuena y Nochevieja. Estos excesos pueden dar lugar a problemas de control de peso, indigestión, acidez estomacal o empachos. Para evitarlos es aconsejable comer con moderación, vigilar las raciones, evitar comer mucha cantidad de los dulces tradicionales que son muy calóricos y priorizar alimentos pocos grasos, como verduras y pescado.
  3. No abusar del alcohol. El consumo de alcohol en exceso puede provocar malestar general y resaca. Es mejor optar por bebidas más saludables, preferentemente sin azúcares como zumos naturales con frutas y verduras. Y si vamos a beber alcohol, que sea de forma muy moderada y sin mezclar muchos tipos.
  4. Realizar actividad física. La práctica de ejercicio es importante durante todo el año, y con el frío y las fiestas es habitual descuidar las rutinas deportivas. Es muy importante hacer ejercicio físico una media de 3-5 veces a la semana y sobre todo en estas fechas en las que se ingieren muchas calorías de más. Correr, montar en bici o caminar a buen ritmo son opciones muy válidas y asequibles para activar el organismo. Y hay que hacerlo a cualquier edad, el ejercicio mejora la calidad de vida y previene de enfermedades de toda la familia.
  5. Protegerse del frío. Las bajas temperaturas nos hacen más vulnerables a sufrir resfriados y molestos catarros. Para prevenirlos es recomendable abrigarse bien y con varias capas que permitan adaptar nuestra temperatura corporal a la del entorno para no sufrir grandes cambios de temperatura.
  6. Cuidar la piel. El frío reseca y deshidrata la piel. Para que esto no ocurra es importante utilizar cremas hidratantes varias veces al día, sobre todo cuando se va a estar al aire libre. No hay que olvidarse de usar los protectores labiales porque el frío puede dañar los labios. El protector solar también sigue siendo fundamental, ya que aunque haga frío, los rayos solares siguen estando ahí y pueden provocar graves consecuencias en la piel.
  7. Consultar con tu farmacéutico. Los síntomas catarrales y de constipados se combaten con analgésicos, antigripales, descongestivos, antitusivos y expectorantes. Estos medicamentos de autocuidado se venden sin receta y nuestro farmacéutico nos puede ayudar a elegir el que nos vaya mejor para cada caso. Los problemas derivados de los excesos de comida, pueden derivar en diversos problemas digestivos que se pueden combatir con antiácidos, antidiarreicos, soluciones de rehidratación oral y laxantes. Estas dolencias se dan con bastante frecuencia en Navidad a causa de los excesos o de la falta de costumbre a la hora de consumir determinados alimentos.
  8. No te relajes ante el covid-19. Como demuestran las cifras de contagio diarias, el virus y sus variedades siguen presentes y circulando entre nosotros. Hay que cumplir con las medidas fundamentales para evitar contagios: usa mascarilla, lávate las manos de forma frecuente y utiliza gel hidroalcohólico al entrar y salir de los sitios. Hay que mantener una correcta ventilación de los espacios cerrados y conservar la distancia de seguridad siempre que sea posible.
Foto: Foto: iStock.

“Si seguimos estas recomendaciones básicas y sencillas, todos podremos disfrutar de unas merecidas fiestas con más salud y seguridad”, concluye el director general de Anefp.

A pesar de que la Navidad es una época especial del año por los reencuentros con familiares y amigos y las muchas celebraciones, conviene no dejar de lado los hábitos saludables, como la buena alimentación, la práctica de ejercicio o evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco.

Salud mental Salud Desayuno
El redactor recomienda