Este es el vínculo entre dieta mediterránea y la salud cognitiva al cumplir años
  1. Bienestar
6.647 participantes en un estudio

Este es el vínculo entre dieta mediterránea y la salud cognitiva al cumplir años

Así lo sugieren los resultados de un trabajo realizado por investigadores del CIBEROBN, que examina tres patrones dietéticos: mediterránea, DASH y MIND

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Seguir una dieta mediterránea en la vejez, incluso a corto plazo, contribuye a preservar el rendimiento cognitivo y sus funciones ejecutivas propias, como la atención, velocidad de procesamiento o flexibilidad cognitiva, según se desprende de las conclusiones del proyecto 'PREDIMED-Plus', en el que han participado 6.647 personas.

Se trata de un estudio prospectivo del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) y la Universidad Rovira i Virgili-IISPV, publicado en la prestigiosa revista científica 'Frontiers in Aging Neuroscience' y recogido por Europa Press, que evalúa la salud cognitiva y la ingesta dietética en las personas mayores.

Foto: Foto: iStock.

Los investigadores examinaron el impacto de tres patrones dietéticos, entre ellos las dietas mediterránea, DASH y MIND, sobre los cambios en el rendimiento cognitivo a los dos años en ancianos españoles con sobrepeso u obesidad con alto riesgo de enfermedad cardiovascular.

  1. La dieta mediterránea se caracteriza por el uso del aceite de oliva como principal fuente de grasa; un alto consumo de verduras, frutas, legumbres, cereales integrales o frutos secos ricos en componentes antioxidantes, así como cantidades bajas o moderadas de alimentos de origen animal: lácteos, carnes rojas y alimentos altamente procesados ricos en azúcar.
  2. La dieta DASH responde a las siglas de Dietary Approaches to Stop Hypertension (enfoques dietéticos para detener la hipertensión) y fue diseñada para ayudar a tratar o prevenir la presión arterial alta (hipertensión). Este patrón dietético es rico en verduras, frutas y cereales integrales. Incluye productos lácteos sin grasa o bajos en grasa, pescado, aves de corral, legumbres y frutos secos, y limita los alimentos con alto contenido en grasas saturadas, como las carnes grasas y los productos lácteos enteros.
  3. La dieta MIND se basa en una combinación de los patrones dietéticos mediterráneos y 'DASH' y son las siglas de intervención mediterránea-DASH para el retraso neurodegenerativo. Esta dieta hace hincapié en los alimentos que se cree que ayudan a la salud del cerebro y a reducir el riesgo de deterioro cognitivo y demencia, como las verduras de hoja verde, los frutos secos y los frutos rojos.

"Seguir una dieta mediterránea puede beneficiar la función cognitiva en la vejez"

Se llevó a cabo una batería de ocho pruebas neuropsicológicas estandarizadas, así como una evaluación general de la salud cognitiva global, para evaluar la función cognitiva. La dieta se evaluó con un cuestionario en el que se preguntaba a los participantes sobre la ingesta de alimentos durante el año anterior.

Una adherencia durante dos años

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los resultados mostraron que los participantes que se situaron en el tercil superior en cuanto a la adherencia a la dieta mediterránea obtuvieron puntuaciones más altas en las pruebas relacionadas con la función cognitiva general y ejecutiva durante un periodo de dos años. Otros análisis sugirieron que los beneficios cognitivos estaban relacionados con el consumo de alimentos ricos en grasas saludables, como el aceite de oliva.

La adherencia a la dieta MIND también se asoció positivamente con la salud cognitiva, pero esta observación beneficiosa solo se observó en una prueba en relación con la memoria de trabajo. En cambio, una mayor adherencia a la dieta DASH no se asoció con una mejor función cognitiva en la presente población.

Por lo tanto, incluso a corto plazo, seguir una dieta mediterránea puede beneficiar la función cognitiva en la vejez. El presente artículo apoya el uso de la dieta mediterránea para la salud y la necesidad de seguir investigando en el futuro en el impacto que puede tener la dieta para poder informar mejor sobre las pautas a seguir para mantener una salud cognitiva óptima.

Dieta
El redactor recomienda