Así daña tu intestino la pasta de dientes, según un nuevo estudio
  1. Bienestar
diagnóstico, prevención y tratamiento

Así daña tu intestino la pasta de dientes, según un nuevo estudio

Un equipo internacional de investigadores ha identificado las bacterias, e incluso enzimas específicas, que desencadenan los efectos nocivos del triclosán

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un nuevo estudio realizado en ratones demuestra con precisión cómo el triclosán –un antimicrobiano que se encuentra en la pasta de dientes, los juguetes y miles de otros productos– puede desencadenar la inflamación intestinal.

Un equipo internacional de investigadores dirigido por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, la Universidad de Massachusetts Amherst y la Universidad Bautista de Hong Kong identificaron las bacterias, e incluso enzimas específicas, que desencadenan los efectos nocivos del triclosán. Además, los estudios en ratones sugieren que estas enzimas bacterianas pueden bloquearse para que no provoquen daño intestinal. Los hallazgos fueron publicados en 'Nature'.

"Al identificar la bacteria culpable, se podrían desarrollar nuevos enfoques para el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las enfermedades inflamatorias del intestino", explica el autor del estudio, Matthew Redinbo, que también es profesor de Química y Microbiología.

Foto: En pastas de dientes, colutorios, jabones y seda dental puede haber triclosán. (iStock)

Investigaciones anteriores han demostrado la toxicidad del triclosán, pero el nuevo estudio ofrece una mirada más cercana a los cambios causados ​​en la población microscópica del intestino.

Los investigadores conectaron enzimas microbianas intestinales específicas, en particular proteínas microbianas beta-glucuronidasa (GUS) intestinales, con triclosán y demostraron que estas enzimas hacen que el triclosán cause estragos en el intestino.

Sabiendo qué proteínas bacterianas eran las culpables, el equipo utilizó un inhibidor dirigido al microbioma para bloquear el procesamiento del triclosán en el intestino. El bloqueo de este proceso en ratones evitó daños en el colon y síntomas de colitis, una forma de enfermedad inflamatoria intestinal.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

El estudio proporciona nuevas pistas sobre el control de la enfermedad inflamatoria intestinal entre el creciente número de personas diagnosticadas con la enfermedad. Esta patología se puede controlar durante largos periodos de tiempo solo para estallar aparentemente de la nada.

Los autores del estudio apuntan a la necesidad de una mejor comprensión del impacto de los productos químicos ambientales en la salud intestinal.

Jabones, cosméticos, colchonetas...

Triclosán solía estar presente en los jabones antibacterianos comercializados. Pero en 2016, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) ordenó que se retirara de los productos para lavarse las manos que se usan en hogares y hospitales debido a la preocupación de que contribuyera a que las bacterias fueran más resistentes.

Foto: Foto: iStock.

Pero el triclosán sigue siendo un ingrediente omnipresente que se añade a los cosméticos, colchonetas de yoga, otras prendas y equipos deportivos para reducir la contaminación bacteriana. También se usa de forma rutinaria en muchas pastas dentales, con la aprobación de la FDA, ya que se ha descubierto que previene la gingivitis.

La cuestión es que parece absorberse fácilmente en el tracto gastrointestinal, lo que llevó a los autores del estudio a escribir que "se debe reconsiderar la seguridad del triclosán y los compuestos relacionados dado su potencial de daño intestinal".

Salud
El redactor recomienda