Menú
Desde analgésicos a suplementos: los productos que elevan tu tensión arterial
  1. Bienestar
Además de crear interferencias

Desde analgésicos a suplementos: los productos que elevan tu tensión arterial

Fármacos antiinflamatorios, estimulantes, ginseng, anticonceptivos... La lista es amplia y pueden alterar tus cifras, un problema que debes tratar de evitar si padeces hipertensión

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La hipertensión es una enfermedad excesivamente frecuente en nuestro país y, peor aún, muchos afectados están sin diagnosticar. También es un problema que la edad de inicio de los que 'caen' en ella se esté adelantando, lo que eleva el riesgo de patología cardiovascular y de ictus. Según la Sociedad Española de Cardiología, afecta a 16,5 millones de españoles.

Por todo ello, conocer qué medicamentos recetados y de venta libre, los famosos OTC, así como suplementos y otras sustancias, pueden elevar tu presión arterial puede ser crucial. Algunos, de todos ellos, además pueden interferir con los fármacos destinados a combatirla, según un informe de la Clínica Mayo.

Foto: Foto: iStock.

Analgésicos

Ciertos medicamentos para el dolor y antiinflamatorios pueden hacer que retengas líquidos, creando problemas renales y aumentando la presión arterial. Ejemplo de ellos son:

  • Indometacina (Indocin, otros)
  • Acetaminofén (Tylenol, otros)
  • Aspirina, naproxeno sódico (Aleve, Anaprox) e ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros)
  • Piroxicam (feldeno)

Controla la tensión con regularidad y habla con tu médico sobre qué analgésico es mejor consumir.

Antidepresivos

Actúan cambiando la respuesta a las sustancias químicas del cerebro, como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina, que afectan al estado de ánimo. Estos productos químicos también pueden provocar un aumento de las cifras. Estos son: venlafaxina (Effexor XR), inhibidores de la monoaminooxidasa, antidepresivos tricíclicos y fluoxetina (Prozac, Sarafem, entre otros).

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Anticonceptivos hormonales

Las píldoras anticonceptivas y otros dispositivos hormonales contienen hormonas que pueden elevarla al estrechar los vasos sanguíneos más pequeños. Casi todas las píldoras, parches y anillos vaginales vienen con advertencias de que la presión arterial alta puede ser un efecto secundario. El riesgo de hipertensión es mayor si tienes más de 35 años, sobrepeso o fumas.

No todas se ven afectadas. Pero si te preocupa, contrólala al menos cada seis a 12 meses. Si ya es alta, lo mismo es conveniente cambiar de anticonceptivo.

Cafeína

Aproximadamente de 200 a 300 miligramos de cafeína pueden provocar su aumento temporal. El motivo: bloquea una hormona que mantiene abiertos los vasos sanguíneos, lo que permite que la sangre pase fácilmente. Asimismo, puede hacer que produzca más cortisol y adrenalina, lo que acelera el flujo sanguíneo y provoca un aumento en la presión arterial. Sin embargo, no hay pruebas suficientes que demuestren que la eleva a largo plazo.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Suplementos de hierbas

Es importante comunicar a tu médico si los tomas, para ver si podrían elevar tu presión arterial o interactuar con medicamentos para la misma. Algunos ejemplos incluyen:

  • Árnica (Arnica montana)
  • Naranja amarga (Citrus aurantium)
  • Efedra (ma-huang)
  • Ginseng (Panax quinquefolius y Panax ginseng)
  • Guaraná (Paullinia cupana)
  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra)
  • Hierba de San Juan (Hypericum perforatum)

Los suplementos a base de hierbas no son necesariamente seguros solo porque son naturales.

Foto: La ansiedad afecta a alrededor de un tercio de la población estadounidense. (Corbis)

Terapias biológicas

Los medicamentos potentes utilizados en terapias biológicas pueden tener efectos secundarios. Algunos se dirigen a células específicas y otros usan el propio sistema inmunológico para combatir una variedad de enfermedades autoinmunes y cánceres.

Los inhibidores de la angiogénesis en particular y algunos anticuerpos monoclonales pueden causar un aumento de la presión arterial. Ejemplos de estos medicamentos son:

  • Bevacizumab (Avastin, Mvasi)
  • Gefitinib (Iressa)
  • Imatinib (Gleevec)
  • Pazopanib (Votrient)
  • Ramucirumab (Cyramza)

Inmunosupresores

Se administran a casi todas las personas que han tenido un trasplante de órganos. Algunos pueden elevarla, posiblemente debido a las formas en que pueden afectar a los riñones. Cabe citar: ciclosporina (Neoral, Sandimmune, Gengraf) y tacrolimus (Astagraf, Prograf, Envarsus XR).

Foto: Foto: iStock. Opinión

Estimulantes

Los estimulantes, como el metilfenidato (Ritalin, Concerta, otros), aumentan el latido cardiaco o lo hacen irregular, lo que también causa la elevación de las cifras, más rápido o irregularmente, elevando su presión arterial. Controla la tensión con regularidad si los consumes.

Una advertencia sobre las drogas ilegales. Pueden aumentarla al estrechar las arterias que suministran sangre al corazón. Entre ellas destacan: anfetaminas, incluida la metanfetamina, esteroides anabólicos y cocaína

La hipertensión es una enfermedad excesivamente frecuente en nuestro país y, peor aún, muchos afectados están sin diagnosticar. También es un problema que la edad de inicio de los que 'caen' en ella se esté adelantando, lo que eleva el riesgo de patología cardiovascular y de ictus. Según la Sociedad Española de Cardiología, afecta a 16,5 millones de españoles.

Salud
El redactor recomienda