Menú
Hablan los expertos: alimentos que protegen el estómago de forma totalmente natural
  1. Bienestar
Nutrición y salud

Hablan los expertos: alimentos que protegen el estómago de forma totalmente natural

Incluirlos en nuestro día a día pueden ayudarnos a prevenir la aparición de problemas gástricos habituales. Tres especialistas revelan cuáles son los mejores aliados

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El ritmo de vida frenético, la ansiedad, el estrés o los nervios afectan de forma directa a nuestro estómago. Los problemas digestivos se han convertido en uno de los trastornos más comunes en la sociedad. Y, en la mayoría de los casos, recurrimos a medicamentos como el omeprazol para hacerlos frente. Sin embargo, en los últimos años, los médicos han alertado de que su consumo excesivo también puede tener efectos adversos.

Por eso, es fundamental conocer qué alimentos pueden realizar esa función protectora que ayude en el cuidado de la mucosa del estómago y reduzca la secreción de ácidos y, por lo tanto, la posibilidad de que estos lleguen al esófago, produciendo dolencias como el ardor de estómago o la acidez.

"En su dosis correcta, las patatas, las zanahorias o el arroz blanco son una buena opción"

El especialista en aparato digestivo de la Clínica Ruber Internacional, el doctor Andreé Sandoval Martínez, lo tiene claro: deben ser alimentos para que la digestión sea más ligera y menos tardía. “Proteínas como el pescado de roca, pavo y pollo o aquellas de origen vegetal como las lentejas. O cereales como los copos de avena, que mantienen ocupado al ácido. También los carbohidratos que, aunque habitualmente huimos de ellos, son muy positivos para nuestra salud digestiva siempre y cuando no se pase de la dosis correcta. En este sentido, las patatas, las zanahorias o el arroz blanco son una buena opción. Y, por último, suplementos como el aloe vera, cuyos componentes forman una película en el estómago para protegerlo”, detalla.

Para la nutricionista Mabel Ojeda, “la alimentación debe ser equilibrada y preferiblemente antiinflamatoria”. “Se le dará prioridad a los alimentos que beneficien nuestra microbiota, como pueden ser los alimentos fermentados, como el kéfir o la patata prebiótica”, explica en El Confidencial.

Foto: Foto: iStock.

Por su parte, la farmacéutica Laura Rojo nos hace una serie de recomendaciones: “Los alimentos que mejoran la digestión en general son ricos en enzimas como la papaya, la piña, el kiwi y el mango. En caso de querer mejorar el revestimiento de nuestra pared, serían aquellos que produzcan un aumento en la producción de moco o protegiendo la mucosa digestiva, como por ejemplo alimentos ricos en fibras solubles como son la calabaza, el calabacín o la avena. También la col, por su contenido en vitamina U, que fortalece el revestimiento estomacal y aumenta su resistencia. Se puede recurrir, por otro lado, a alimentos que neutralicen la acidez estomacal como la manzana, por su contenido en pectina, o la patata asada. Además, siempre será mejor una cocción más ligera como el vapor, el horno o la plancha”, sugiere.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Respecto a los alimentos que se deben consumir menos, el digestólogo Sandoval Martínez cree que deben ser los carbohidratos provenientes de las harinas o los cítricos. “Además, me llama la atención que la mayoría de los pacientes que acuden a mi consulta tienen la idea en su cabeza de que para proteger el estómago es necesario consumir solo alimentos saludables y no siempre es así. Existen alimentos que son muy saludables porque tienen muy pocas calorías, pero que no se digieren muy bien. Como es el caso del salmón o el brócoli”, subraya.

"Además de eludir el consumo de drogas, tabaco y alcohol, también se debe huir de productos ultraprocesados"

Mientras que, para la dietista Ojeda, “además de eludir el consumo de drogas, tabaco y alcohol, también se debe huir de productos ultraprocesados, ricos en azúcar, harinas refinadas y grasas proinflamatorias de baja calidad. Estos alimentos deberían ser evitados siempre, pero especialmente si se padece una patología”.

Recomendaciones que también defiende la farmacéutica Rojo. “De primera instancia debemos evitar todo tipo de bebidas alcohólicas, ya que producen un daño muy severo a nivel estomacal y el consumo de tabaco. Además, evitar todos los ultraprocesados ricos en azúcares, grasas refinadas, aditivos y sal, puesto que no solo van a producir más daño e inflamación a nivel intestinal, agravando la posible irritación que pudiese producir el medicamento en la pared intestinal, sino que dañan nuestras bacterias buenas”, señala.

"El café, el té y el chocolate puro son estimulantes de la producción de ácido en el estómago"

Y agrega Ojeda: “Por lo tanto, aquellos alimentos que no se deben consumir o al menos modificar su forma de tomarlos son: el café, el té o el chocolate puro, porque son estimulantes de la producción de ácido en el estómago; el ajo, porque puede causar irritación a nivel estomacal; comidas picantes, tomate y sus derivados por su acidez, la cebolla cruda, las bebidas gaseosas, los rebozados o fritos, entre otros”.

Asimismo, coinciden los tres expertos en cuanto a otras recomendaciones a seguir: “Se aconseja incluir la práctica deportiva a la rutina diaria, priorizando el entrenamiento de fuerza, exposición a la luz solar, meditación, contacto con la naturaleza, tener descanso de calidad y, por supuesto, una buena gestión emocional”.

El ritmo de vida frenético, la ansiedad, el estrés o los nervios afectan de forma directa a nuestro estómago. Los problemas digestivos se han convertido en uno de los trastornos más comunes en la sociedad. Y, en la mayoría de los casos, recurrimos a medicamentos como el omeprazol para hacerlos frente. Sin embargo, en los últimos años, los médicos han alertado de que su consumo excesivo también puede tener efectos adversos.

Alimentos
El redactor recomienda