Menú
Estrategia de precisión en cáncer de colon: cirugía, inmunoterapia y la mejor guía gratis
Aumenta la supervivencia

Estrategia de precisión en cáncer de colon: cirugía, inmunoterapia y la mejor guía gratis

Es el tumor más habitual, pero también el que más investigación concentra y más expectativas de curación. Para superarlo, hay que adelantarse a su aparición. Las mejores herramientas están al alcance de nuestras manos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El genérico cáncer engloba a más de un centenar de enfermedades. Cualquier célula del cuerpo es susceptible de transformarse en tumoral en un determinado momento y promover la iniciación de un cáncer. Sin embargo, el gran peso de esta enfermedad recae sobre 15 tipos (desde los ‘masivos’ mama, pulmón y colorrectal, con más del 10% de casos cada uno de ellos, hasta los minoritarios de útero y riñón, con un 4% de afectados entre ambos), que concentran al 80% de enfermos. Esos ‘grandes’ parten con la ventaja de que acaparan mucha investigación y eso se traduce en mejor diagnóstico y tratamiento y, por tanto, más vida (bueno, eso no es así, de momento, para el pulmón, donde la detección suele hacerse con la enfermedad avanzada, por lo que las buenas expectativas se reducen mucho).

En 2022, se detectarán más de 43.000 nuevos casos de cáncer de colon y la mayoría seguirá con vida cinco años después, incluso con metástasis

El cáncer colorrectal, del que hoy se conmemora su Día Mundial, es el que más se diagnostica cada año. Solamente en nuestro país, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) estima que se detectarán en 2022 más de 43.000 nuevos casos (el 62,5% en varones). La mayoría seguirá con vida cinco años después, incluso aunque hayan desarrollado metástasis. Con todo, 15.125 personas murieron en 2020 en España por este tumor.

Lo cierto es que el saldo es claramente positivo, y como recuerda la SEOM, “en oncología, cada avance se escribe en mayúsculas”. Unos progresos que se pueden condensar en tres grandes líneas: programas de cribado, medicina de precisión y avances terapéuticos.

Detección temprana

La mayoría de comunidades autónomas han implantado programas de detección precoz dirigidos a la población mayor de 50 años. La prueba es sencilla y se hace en el domicilio: consiste en un test de sangre oculta en heces para personas asintomáticas. Si es negativa, no se repite hasta pasados dos años. Según la SEOM, “estos programas pueden salvar más de 3.600 vidas al año”.

placeholder Test para la detección de cáncer de colon.  (iStock)
Test para la detección de cáncer de colon. (iStock)

Los médicos insisten una y otra vez en que el pronóstico de la enfermedad depende mucho de cuándo se diagnostique, y esos programas de cribado permiten detectar lesiones premalignas. Tradicionalmente, se ha aceptado que las exploraciones deben comenzar a los 50 años, aunque las cosas están cambiando.

En Estados Unidos, los expertos están pidiendo empezar el cribaje a los 45 años debido al incremento de casos en menores de 50 años que se lleva registrando desde los años 90 del siglo pasado. En un editorial publicado en la revista 'JAMA', la doctora Kimmie Ng, directora del Centro de Cáncer Colorrectal del Instituto del Cáncer Dana-Farber, apunta que, en 2020, “el 11% de los cánceres de colon y un 15% de los de recto se produjeron entre pacientes menores de 50 años, en comparación con el 5% y el 9%, respectivamente, en 2010". Además, la incidencia de cáncer de colon está aumentando un 2% anual en jóvenes de 20 a 29 años, en comparación con el 1,3% en las personas de 40 a 49 años. Y el cáncer de recto está registrando incrementos del 3,2% por año en la franja de 20 a 39 años, frente al 2,3% en la de 40 a 49 años.

Foto: Foto: Lazo identificativo del cáncer de colon/IStock

Estas cifras justifican la conveniencia del documento elaborado por el Grupo de Trabajo de los Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF), compuesto por científicos independientes, recomendando iniciar la detección temprana a los 45 años, y que defiende Kimmie Ng .

En España, la Fundación Española de Patología Digestiva (SEPD) mantiene los 50 años para la población general que carece de factores de riesgo, si bien recomienda rebajarla, incluso a los 40 años, en personas susceptibles a la enfermedad. Aun así, la SEPD se mantiene abierta a futuros cambios.

Nuevos tratamientos

La cirugía es una pieza imprescindible y durante muchos años ha sido, prácticamente, la única opción. Se recurre a ella también para tratar las metástasis (sobre todo en el hígado y el pulmón) y una parte importante de los pacientes se curan (según la SEOM, el 20% de este tipo de enfermos sobrevive más allá de los 5 años).

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Pero el progreso en quimioterapia ha sido espectacular, a la que se han unido anticuerpos monoclonales (cetuximab, panitumumab), antiangiogénicos (sustancias que impiden la creación de vasos sanguíneos que alimenten el tumor: aflivercept, regorafenib) y fármacos para cuando han fracasado otros anteriores (trifluridina-tipiracil).

Simultáneamente, se aplican técnicas alternativas a la cirugía para eliminar las metástasis (quimioembolización, radioembolización, radioterapia) o para evaluar cómo va progresando la enfermedad a medida que se va tratando (biopsia líquida).

Medicina de precisión

Es una de las grandes bazas de la nueva medicina: detectar la presencia de determinadas mutaciones genéticas en los pacientes para aplicar uno u otro tratamiento.

Foto: Foto: iStock.

Lo más nuevo es de 2021, cuando la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobó el anticuerpo monoclonal pembrolizumab como el tratamiento de elección para determinados pacientes con cáncer colorrectal metastásico. Son terapias minoritarias, pero altamente eficaces para los enfermos que reúnen los ‘requisitos’ genéticos.

La mejor guía gratis

Para seguir ‘dando’ la vuelta al pronóstico del cáncer colorrectal, es imprescindible que todas las personas conozcan los pormenores de la enfermedad, tanto las que están sanas como los afectados, sus familias y los profesionales de la salud. Con este propósito, la Red Nacional Integral del Cáncer de Estados Unidos (NCCN), compuesta por 31 centros oncológicos de máxima reputación (Clínica Mayo, Dana-Farber, MD Anderson o el Memorial Sloan Kettering Cancer Center), ha traducido a 16 idiomas (está el español, pero también el ruso, tagalo o vietnamita) su guía para la detección de esta enfermedad.

"La Fundación NCCN está comprometida con el avance de la atención del cáncer para que todos los pacientes puedan vivir una vida mejor, a través de la financiación de fuentes de información médica fiables y basadas en evidencia", dice Patrick Delaney, director ejecutivo de la Fundación NCCN. “Al traducir este libro a varios idiomas, nos aseguramos de que los pacientes y los cuidadores de todo el mundo puedan tomar decisiones compartidas sobre la prueba de detección adecuada para ellos”.

Las versiones digitales gratuitas de las pautas de NCCN para pacientes de cáncer colorrectal están disponibles en NCCN.org/patientguidelines y a través de la aplicación NCCN Patient Guides for Cancer .

El genérico cáncer engloba a más de un centenar de enfermedades. Cualquier célula del cuerpo es susceptible de transformarse en tumoral en un determinado momento y promover la iniciación de un cáncer. Sin embargo, el gran peso de esta enfermedad recae sobre 15 tipos (desde los ‘masivos’ mama, pulmón y colorrectal, con más del 10% de casos cada uno de ellos, hasta los minoritarios de útero y riñón, con un 4% de afectados entre ambos), que concentran al 80% de enfermos. Esos ‘grandes’ parten con la ventaja de que acaparan mucha investigación y eso se traduce en mejor diagnóstico y tratamiento y, por tanto, más vida (bueno, eso no es así, de momento, para el pulmón, donde la detección suele hacerse con la enfermedad avanzada, por lo que las buenas expectativas se reducen mucho).

Cáncer Salud
El redactor recomienda