Menú
El cardamomo podría luchar contra el cáncer de mama más agresivo
Investigación en curso

El cardamomo podría luchar contra el cáncer de mama más agresivo

Un estudio muestra que la cardamonina, un compuesto de esta especia, puede matar las células de cáncer de mama triple negativas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La cardamonina, un compuesto natural que se encuentra en el cardamomo y otras plantas, podría tener potencial terapéutico para el cáncer de mama triple negativo, según un nuevo estudio que utiliza células cancerosas humanas. Los hallazgos también muestran que el compuesto se dirige a un gen que ayuda a las células cancerosas a eludir el sistema inmunitario.

Foto: Foto: iStock.

Entre el 10 y el 15% de los cánceres de mama son triple negativos, lo que significa que no tienen receptores de estrógeno o progesterona y no producen cantidades excesivas de una proteína llamada HER2. Estos tumores son difíciles de tratar porque no responden a las terapias basadas en hormonas que se usan para otros tipos de cáncer de mama. También tienden a ser más agresivos y tienen una tasa de mortalidad más alta que otros cánceres de mama.

Ha sido un desafío desarrollar una terapia dirigida para el cáncer de mama triple negativo que sea segura y eficaz al mismo tiempo”, explica Patricia Mendonca, profesora la Florida A&M University. “Por esto, existe una necesidad crítica de investigar las plantas medicinales como una nueva forma de combatir este cáncer”, apostilla la investigadora, que ha presentado este ensayo en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Patología de Investigación.

placeholder Fuente: Patricia Mendonca, Florida A&M University.
Fuente: Patricia Mendonca, Florida A&M University.

“El hecho de que la cardamonina se haya utilizado durante siglos como especia y, más recientemente, como suplemento demuestra que su ingesta es segura y puede traer beneficios para la salud”, señala Mendonca. "Nuestra investigación muestra que la cardamonina tiene potencial para mejorar la terapia contra el cáncer sin tantos efectos secundarios como otros agentes quimioterapéuticos", añade.

Para el nuevo estudio, los investigadores analizaron cómo la cardamonina afectaba la expresión del gen del ligando 1 de muerte celular programada (PD-L1), que se encuentra en las células tumorales. PD-L1 se sobreexpresa durante la progresión del cáncer de mama y juega un papel fundamental para ayudar a las células de cáncer de mama a evadir el sistema inmunitario del cuerpo.

Una disminución dependiente de las dosis

Los investigadores utilizaron dos líneas celulares de cáncer de mama triple negativo genéticamente diferentes: una derivada de mujeres con ascendencia afroamericana y la otra de origen europeo (caucásico). Descubrieron que el tratamiento con cardamonina provocó una disminución dependiente de la dosis en la viabilidad celular en ambas líneas celulares. También redujo la expresión de PD-L1 en la línea celular caucásica, pero no en la línea celular afroamericana, lo que indica que las células de diferentes razas pueden responder de manera diferente a la cardamonina debido a las variaciones genéticas entre razas.

Foto: Cardamomo. (iStock)

“Este es el primer estudio que describe el efecto inhibidor de la cardamonina sobre la expresión de PD-L1, que es relevante para el tratamiento del cáncer de mama triple negativo. Estos hallazgos añaden apoyo a otras investigaciones que han mostrado diferencias en el microambiente tumoral entre afroamericanos y no afroamericanos”, apunta Mendonca.

Los investigadores advierten que esta investigación aún está en progreso. Planean realizar más estudios tanto en células como en animales para confirmar la eficacia de este compuesto antes de que se pruebe en personas. También quieren explorar otros mecanismos que puedan estar involucrados en las propiedades anticancerígenas de la cardamonina.

La cardamonina, un compuesto natural que se encuentra en el cardamomo y otras plantas, podría tener potencial terapéutico para el cáncer de mama triple negativo, según un nuevo estudio que utiliza células cancerosas humanas. Los hallazgos también muestran que el compuesto se dirige a un gen que ayuda a las células cancerosas a eludir el sistema inmunitario.

Cáncer
El redactor recomienda