Menú
Ha llegado la hora de quitarse la mascarilla: es momento de sonreír
  1. Bienestar
Todo empieza por una sonrisa

Ha llegado la hora de quitarse la mascarilla: es momento de sonreír

Frente a soluciones anticuadas de restauraciones de oreja a oreja, triunfan los conjuntos discretos de carillas, que pueden ser más que suficientes para mejorar y subir la autoestima

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Durante la pandemia, con tantas de nuestras actividades sociales limitadas, hemos tenido más tiempo para dedicarlo a analizarnos, vernos en el espejo, observarnos a través de las cámaras del ordenador en las reuniones virtuales y hemos apreciado más que nunca nuestros defectos y signos de envejecimiento. Esto nos ha llevado a afrontar el deseo de mejora y de autocuidado. Soñamos con poder enseñar nuestra mejor sonrisa tanto en modo virtual, que posiblemente se quede entre nosotros, como en el día en que desaparezcan las mascarillas y hacerlo abiertamente frente a los demás.

El mundo no parece tan amigable cuando está lleno de personas con máscaras. Pero hemos aprendido que vale la pena sonreír, aun detrás de la mascarilla.

Muchos estudios demuestran que una sonrisa espontánea y genuina, conocida como la sonrisa de Duchenne (médico investigador francés), no solo involucra el movimiento de la boca, sino que también involucra la contracción de otros músculos como el cigomático mayor y menor cerca de la boca provocando que eleve la comisura de los labios y el músculo orbicular alrededor de los ojos, cuya contracción eleva las mejillas y produce arrugas alrededor de estos. Lo anterior no ocurre con una sonrisa falsa. Además, la capacidad de las personas para reconocer las expresiones emocionales no empeora si se tapan la boca y la nariz. Observar el área que rodea los ojos suele ser suficiente para reconocer los sentimientos de otra persona.

El incremento en la demanda de casos de cambio de sonrisa, tras la pandemia, alcanza el 65%

El deseo de una sonrisa perfecta ha llegado con fuerza a las RRSS e incluso en TikTok muestra a adolescentes usando limas para afeitarse los dientes o la esponja mágica para limpiarlos, ambas técnicas altamente peligrosas y totalmente desaconsejadas por los profesionales.

La belleza y el atractivo: equilibrio y proporción

Referido a la sonrisa, debemos atender a los labios, la forma y tamaño de los dientes, el equilibrio de la derecha e izquierda y la visualización de las encías. Una sonrisa que enseñe lo suficiente de encía y dientes se expresa como una sonrisa más juvenil y atractiva. La cantidad de diente que enseñamos al sonreír o con el labio en reposo nos rejuvenece o envejece. Lo ideal en reposo es mostrar de 2 a 5 mm en el caso de la mujer y de 1 a 2 mm en el caso del hombre. A medida que envejecemos, los tejidos peribucales ganan flacidez, por lo que enseñamos menos los dientes superiores mostrando más los inferiores. La inclinación de los dientes también influye en el soporte de los tejidos blandos.

Si atendemos a la llamada proporción áurea, aplicada a los dientes delanteros, los centrales deben ser idealmente 1/6 más grandes que los laterales. Por último, otro factor a tener en cuenta será cuán amplia y grande es esa sonrisa, para valorar los llamados corredores bucales (el espacio que queda entre los dientes posteriores superiores al interior de la mejilla al sonreír). Esto va a determinar el número de piezas o dientes que implican la sonrisa y, por tanto, se deben tener en cuenta para su restauración. Una sonrisa amplia es más atractiva que una sonrisa estrecha.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Podemos ver un cambio en las tendencias estéticas, que van desde los dientes más perfectos, rectos, perlados y ultrablancos a dientes más naturales, con pequeñas imperfecciones que los hagan más atractivos y consigan una sonrisa mejorada, pero de aspecto natural.

Este cambio se aplica a la industria de la belleza en su conjunto, tendencia hacia la autenticidad y adopción de imperfecciones que representa un cambio saludable hacia la 'autoaceptación'. Se hace patente celebrar las cosas que nos hacen únicos. Incluso si la sonrisa de alguien no encaja en lo que hasta ahora se nos vendía como atractivo, hay belleza en esa unipersonalidad. Crear una sonrisa simétrica en una cara asimétrica dará como resultado ese aspecto falso de Hollywood, mientras que crear unas carillas adaptadas a la estructura facial de cada persona creará la mejor versión de sí mismos. Si miras la estructura facial y las asimetrías, y construyes los dientes paralelos o armoniosos a esas asimetrías, esto hace que la sonrisa sea asimétrica, pero es simétrica al panorama general, lo que permite lograr belleza, armoniosa y refrescada.

Foto: Foto: iStock. Opinión

En personas de más de 50 años, es muy habitual escuchar en la consulta: "He perdido mi sonrisa". En estos casos, tratamos de analizar cómo ha sido su progresión de envejecimiento y buscamos soluciones estéticas para revertirlo y recuperar su juventud. Esto incluye no solo los dientes, sino también el tratamiento de los tejidos blandos, la encía, los labios y su estructura facial, para recuperar también la tonicidad y elasticidad de la piel.

Frente a soluciones anticuadas de restauraciones de oreja a oreja, triunfan los conjuntos discretos de carillas que pueden ser más que suficientes para mejorar y subir la autoestima.

Los tratamientos más demandados

- Blanqueamiento

Si hay algo que tienen en común las sonrisas de los famosos es que sus dientes son del tono más blanco posible. Se sabe que comer y beber ciertos alimentos que son de color oscuro dejan manchas no deseadas en tu sonrisa. Los antibióticos y el consumo de tabaco también son las principales causas de la decoloración de los dientes. En menos de una hora, los tratamientos de blanqueamiento profesional pueden iluminar tu sonrisa apagada y manchada y devolverte la confianza.

- Microcarillas de composite sin tallado

Este tratamiento es ideal si los dientes están ligeramente deformes, descoloridos o astillados. Soluciona problemas dentales menores para pequeñas imperfecciones estéticas.

Foto: Foto: iStock. Opinión

"La unión es uno de los procedimientos dentales cosméticos más fáciles y menos costosos, que incluye añadir una resina (material de color del diente) a los bordes de los dientes para que parezcan más rectos. Esta técnica también se puede utilizar para cerrar espacios menores entre los dientes y para hacer que los dientes se vean más largos". Se realiza en una sola sesión y suele tardar entre 30 minutos y una hora con resultados que duran varios años antes de que sea necesaria su reparación.

- Carillas de porcelana

Solución mínimamente invasiva, ideal y definitiva para casos de mejora estética en general que te permitirán tener los dientes que siempre has soñado. Pueden cambiar la forma, tamaño, color e incluso la alineación de los dientes.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La preparación y tallado de los dientes naturales es mínima para permitir su adhesión más efectiva. Se realizan de cerámica o porcelana de alta resistencia. La duración es de décadas. Las carillas son el Rolls-Royce de la odontología estética. Es la forma más rápida, estética y duradera para transformar completamente una sonrisa. Las cualidades estéticas de las carillas de porcelana son insuperables.

- Contorneado de dientes o tallado selectivo

Un pequeño retoque del contorno de los dientes naturales que permite variar defectos de tamaño o forma. Se realiza en una sesión. Permite obtener cambios inmediatos con mejoras sustanciales. Es indoloro y rápido, pero no es apto para todos los casos pues puede afectar a la mordida.

- Contorneado de encías

Ayuda a remodelar, levantar o esculpir tu línea de las encías, usando láseres. La idea es cortar el exceso de tejido de las encías para conseguir una sonrisa armoniosa. En caso de recesión de las encías, el tratamiento consiste en restaurar el tejido de las encías. También lo usamos para extirpar la banda de tejido que puede causar un espacio entre los dientes. Aunque suena invasivo, hay un sangrado mínimo o nulo durante el tratamiento, lo que minimiza la necesidad de puntos de sutura.

- Ortodoncia invisible o Invisalign

Permite solucionar casos incluso complejos de apiñamiento o mal posicionamiento sin afectar a la vida normal. El sistema Invisalign consiste en una serie de alineadores transparentes hechos a medida que desplazan tus dientes lentamente sin obstruir tu sonrisa. Estos alineadores transparentes están hechos de un plástico suave y cómodo, libre de BPA, que no irrita las mejillas ni las encías como suelen hacer los aparatos metálicos tradicionales. A medida que usas cada juego de alineadores, tus dientes comienzan a desplazarse suave y gradualmente hacia la alineación de tus sueños. Invisalign es prácticamente invisible, por lo que es la solución ideal para enderezar tu sonrisa.

Conclusión

En Clínica Sada te asesoraremos sobre tu caso particular diseñando tu mejor sonrisa y consiguiendo la mejor versión de ti mismo.

Durante la pandemia, con tantas de nuestras actividades sociales limitadas, hemos tenido más tiempo para dedicarlo a analizarnos, vernos en el espejo, observarnos a través de las cámaras del ordenador en las reuniones virtuales y hemos apreciado más que nunca nuestros defectos y signos de envejecimiento. Esto nos ha llevado a afrontar el deseo de mejora y de autocuidado. Soñamos con poder enseñar nuestra mejor sonrisa tanto en modo virtual, que posiblemente se quede entre nosotros, como en el día en que desaparezcan las mascarillas y hacerlo abiertamente frente a los demás.

Pandemia
El redactor recomienda