Menú
Todo lo que el sexo hace en tu mente y tu cuerpo a partir de los 50 años
  1. Bienestar
Beneficios constatados

Todo lo que el sexo hace en tu mente y tu cuerpo a partir de los 50 años

Las relaciones íntimas protegen el corazón, reducen el riesgo de cáncer de próstata, alivian el estrés y mejoran la autoestima y el sueño, entre otras cosas

Foto: Foto: Unplash/@womanizer.
Foto: Unplash/@womanizer.

Cumplir años no es una barrera para disfrutar de las cosas buenas de la vida, como una dieta sana, el ejercicio o el ocio. ¿Y el sexo? ¿Qué motivos subyacen a la renuncia de las relaciones íntimas cuando se envejece?

Si te has retirado de los juegos de sábanas, ya seas hombre o mujer, piensa que estás en desventaja mental y física respecto a otra mitad de los españoles mayores de 50 años. Así lo demuestra una encuesta reciente de LELO (dedicada a juguetes eróticos) que recoge la revista digital 'Geriatricarea'.

En ella se documenta que el 55% de los españoles mayores de 50 años ha tenido el mejor sexo conforme han ido cumpliendo años, y 6 de cada 10 aseguran mantener relaciones sexuales todas las semanas. Y estas son el impulso para preservar ciertos aspectos del bienestar y la salud física.

Previene problemas cardiovasculares

El sexo en pareja parece tener algún efecto protector sobre la salud cardiovascular, especialmente en las mujeres, pero también en varones, según se desprende del estudio publicado en ‘Journal of Health and Social Behavior’ en el que se analizaron los beneficios potenciales para la salud de la actividad sexual con una pareja regular, y se encontró que las mujeres sexualmente activas tienen un menor riesgo de eventos cardiacos más adelante en la vida. Sin embargo, el trabajo también concluyó que los altos niveles de actividad sexual podrían aumentar el riesgo de eventos cardiovasculares en los hombres. Esta conclusión contradice la mayoría de las investigaciones anteriores y se necesitan más estudios para verificar este riesgo.

"El sexo reduce las probabilidades de padecer un infarto", Dr. Ignacio Fernández-Lozano

Los hombres y mujeres con problemas cardiacos deben preguntarle a un médico cuánto sexo es seguro para ellos. También tienen que ser específicos sobre la regularidad y la intensidad con la que tienen relaciones sexuales, ya que esto puede afectar a la tensión en el corazón. En este sentido, la Fundación Española del Corazón reconoce: “La práctica de sexo es beneficiosa para nuestra salud, ya que es un ejercicio aeróbico que favorece la quema de calorías; además, reduce el estrés y favorece la salud emocional. Existen diversos estudios que indican que la actividad sexual está relacionada con la prevención de enfermedades. Así, durante el sexo se elevan los niveles de inmunoglobulina, lo que protege de infecciones y favorece una mayor resistencia a las enfermedades”.

“Además de todos estos beneficios para la salud en general, también se ha comprobado que la práctica sexual de forma periódica ayuda a reducir las probabilidades de padecer un infarto", explica el Dr. Ignacio Fernández-Lozano, vicesecretario de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y miembro de la FEC, en un artículo de la institución. Y así lo demostró un estudio publicado en ‘The American Journal of Cardiology’ en el que se comprobó que los hombres que mantenían relaciones dos veces por semana tenían hasta un 50% menos de probabilidades de sufrir un infarto frente a aquellos que lo hacían una vez al mes.

Por el contrario, se ha relacionado la falta de orgasmos con un mayor riesgo cardiovascular, según constata un trabajo elaborado en Inglaterra que estudió a cien mujeres con infarto y descubrió que el 65% de ellas era incapaz de sentir placer en comparación al 25% de las que tenían esta condición en el grupo de control que no tenía problemas cardiovasculares.

Según la revista 'JAMA', una eyaculación alta reduce el riesgo de cáncer de próstata

Con todo, la Fundación Española del Corazón recomienda a los pacientes cardiacos resolver sus dudas sobre sexo con su cardiólogo. Por su parte, según la Asociación Americana del Corazón, la presión arterial alta puede afectar tanto a la libido como a la capacidad del hombre para lograr y mantener una erección.

Los medicamentos para la hipertensión también pueden reducir la libido y causar disfunción eréctil. Si bien esto no confirma un beneficio, puede mostrar un vínculo entre la presión arterial y la salud sexual. Muchas personas que la tienen elevada no tienen preocupaciones por su salud cuando van a tener relaciones sexuales.

El sexo aumenta el nivel de inmunoglobulina A (IgA)

Algunas investigaciones como la publicada en ‘Psychological Reports’ han encontrado que las relaciones íntimas regulares aumentan la eficacia del sistema inmunológico. Los investigadores concluyeron que las personas que las tenían de forma frecuente, que definieron como una o dos veces por semana, tenían más inmunoglobulina A (IgA) en su sistema que las que no ‘jugaban entre sábanas’. La IgA es un anticuerpo que vive en el tejido mucoso, como las glándulas salivales, la nariz y el tejido vaginal.

Por otra parte, en un estudio más reciente, recogido en ‘The Journal of Sex Research’, se observó a un pequeño grupo de mujeres para ver si había diferencias en la actividad inmunológica de las que eran sexualmente activas y las que no. En el marco del trabajo se examinó la capacidad de su sistema inmunológico para matar diferentes patógenos infecciosos en varios puntos del ciclo menstrual. Si bien los resultados sugieren que podría haber algunas, los autores dicen que se necesita más investigación antes de sacar conclusiones.

Otros beneficios del sexo en la salud

En un trabajo de la revista 'JAMA' se observó que la alta frecuencia de eyaculación puede reducir el riesgo de cáncer de próstata. El estudio investigó a casi 30.000 hombres, observando la frecuencia con la que eyaculaban en diferentes momentos de su vida. Los investigadores concluyeron que aquellos que lo hacían más de 21 veces al mes tenían un menor riesgo de esta neoplasia que los que solo eyaculaban de 4 a 7 veces al mes.

Entre tanto, en 2016, los investigadores extendieron este estudio por 10 años más para continuar su investigación sobre el riesgo de los participantes de desarrollar cáncer de próstata. Este seguimiento confirmó los hallazgos iniciales. Los hombres que eyaculaban con más frecuencia tenían un menor riesgo de cáncer de próstata que los que lo hacían menos.

placeholder Foto: Unplash/@nci.
Foto: Unplash/@nci.

Por otra parte, el sexo puede servir como una forma natural de aliviar tensiones. Un ensayo analizó el efecto que tenía la intimidad con una pareja en los niveles de cortisol. El cortisol es una hormona esteroide que circula por el cuerpo en respuesta al estrés. El sexo desencadena la liberación de oxitocina, endorfinas y otras hormonas que te hacen sentir bien, que pueden ser responsables de este efecto de reducción del estrés.

En temas de descanso, la Fundación Nacional del Sueño de EEUU sugiere que la actividad sexual tiene beneficios hormonales para dormir. Las mismas hormonas que reducen el estrés y la ansiedad también son responsables de inducir el sueño. Las relaciones íntimas conducen a la liberación de oxitocina, dopamina y endorfinas en todo el cuerpo.

¿El sexo afecta a la salud mental? La respuesta la encontramos en la propia investigación en la que se constata que, además de proporcionar alivio contra el estrés, es bueno para elevar la autoestima y te hace más inteligente. Tener relaciones sexuales cambia la química de tu cerebro en todo tipo de formas; y hay evidencia de que el sexo en realidad aumenta tu capacidad cognitiva.

Cumplir años no es una barrera para disfrutar de las cosas buenas de la vida, como una dieta sana, el ejercicio o el ocio. ¿Y el sexo? ¿Qué motivos subyacen a la renuncia de las relaciones íntimas cuando se envejece?

Salud Cáncer
El redactor recomienda