Menú
La falta de sueño: una peligrosa epidemia que afecta a los adolescentes
DORMIR POCO

La falta de sueño: una peligrosa epidemia que afecta a los adolescentes

Una nueva Ley en Estados Unidos obligará a los colegios e institutos a retrasar el horario de comienzo de las clases

Foto: La falta de sueño en los adolescentes. (iStock)
La falta de sueño en los adolescentes. (iStock)

El mundo está viviendo momentos muy complicados en muchos aspectos. Las guerras, el cambio climático, las dificultades para encontrar trabajo o la pandemia del covid-19 son algunos de los traumas con los que tenemos que convivir a diario. En Estados Unidos, Lisa L. Lewis, una escritora de libros, está también muy preocupada por la falta de sueño en los adolescentes. Según ella, una grave epidemia afectará a los jóvenes en los próximos años.

Esta mujer ha conseguido que se legisle una ley que permitirá a los adolescentes tener más horas de sueño antes de entrar al colegio por las mañanas. En su libro, ‘The Sleep-Deprived Teen: Why Our Teenagers Are So Tired, and How Parents and Schools Can Help Them Thrive’, explica las razones por las cuales el sueño es tan importante en los adolescentes.

Foto: Las infusiones naturales te pueden ayudar a dormir mejor y descansar (iStock)

Según esta publicación, el número de horas de sueño de los jóvenes en Estados Unidos es inferior a la media, circunstancia que está afectando muy negativamente en sus hábitos de vida: “Si no se descansa, es imposible que los adolescentes puedan rendir en el colegio cada día”.

Los adolescentes no descansan

Para Lewis, el horario de entrada al colegio no se ajusta a los parámetros normales: “Tengo dos hijos adolescentes y no entendía por qué tenían que empezar las clases a las 7:30 de la mañana. Me parecía demasiado temprano. Por las tardes, llegaban a casa muy cansados, con mucho sueño y sin ganas de estudiar o de hacer otras actividades”.

placeholder Dormir bien es fundamental para rendir en el día a día. (iStock)
Dormir bien es fundamental para rendir en el día a día. (iStock)

La escritora asegura que los jóvenes entre los 14 y los 18 años necesitan más horas de sueño porque “con la llegada de la pubertad les cambia el reloj biológico, adquieren un hábito de sueño más tardío y necesitan descansar hasta más tarde. Todo está relacionado con la melatonina, que se libera mucho más tarde que en la fase de la infancia".

Foto: Una dieta adecuada puede ayudar a reducir el insomnio. iStock

Según Lewis, el rango que un adolescente debería dormir no debe bajar de las ocho horas: “Tienen que dormir entre ocho y diez horas. Es la cantidad de horas suficientes para que el cuerpo responda de la manera adecuada. Desgraciadamente, los datos de la National Sleep Foundation no confirman esa teoría”.

Por ello, esta escritora pionera en este asunto asegura que la sociedad debe poner remedio cuanto antes a este problema: “Los estudiantes necesitan descansar más porque están en una fase de desarrollo cerebral. Los adolescentes que están en clase completamente dormidos no están aprendiendo. La privación de sueño limita los hábitos de aprendizaje y de estudio porque no retienen la información adquirida”.

placeholder Adolescentes en un instituto. (iStock)
Adolescentes en un instituto. (iStock)

Varios estudios realizados en torno a este tema confirman las sospechas de Lisa Lewis. Según estas investigaciones, los colegios de Estados Unidos que han optado por retrasar el horario de comienzo de las clases están encontrando mejores resultados entre los estudiantes. El número de asistentes ha mejorado y la tasa de graduación ha crecido exponencialmente.

Los adolescentes deberían dormir entre ocho y diez horas diarias para rendir en clase

Evidentemente, son muchos los factores que están impidiendo que los adolescentes descansen las horas necesarias. El estrés, la pandemia o el exceso de horas jugando a videojuegos hasta altas horas de la madrugada están cambiando peligrosamente los hábitos de vida de los más jóvenes.

Foto: No poder dormir altera toda nuestra rutina. (iStock)

La educación en casa es fundamental para lograr que nuestros adolescentes lleven una vida más sana. Lisa Lewis pide a los padres que tomen cartas en el asunto: “No vale un sermón puntual porque así no nos harán caso. Es mucho más útil tener una conversación continua. Hay que convencerles de que necesitan dormir más y dejar a un lado costumbres que alteran el sueño o que provocan adicción”.

Por ello, Lewis está especialmente satisfecha con la nueva ley que entrará en vigor el próximo 1 de julio en el estado de California: "Con ella, conseguiremos que, por primera vez, se apliquen horarios saludables para los adolescentes". En ella, se especifica que para las escuelas secundarias públicas y privadas subvencionadas, el horario de comienzo de clase no puede ser anterior a las 8 de la mañana, mientras que, para las clases de bachilerato, la jornada deberá arrancar a las 8:30.

El mundo está viviendo momentos muy complicados en muchos aspectos. Las guerras, el cambio climático, las dificultades para encontrar trabajo o la pandemia del covid-19 son algunos de los traumas con los que tenemos que convivir a diario. En Estados Unidos, Lisa L. Lewis, una escritora de libros, está también muy preocupada por la falta de sueño en los adolescentes. Según ella, una grave epidemia afectará a los jóvenes en los próximos años.

Sueño HIjos Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda