Menú
La mayor tabaquera del mundo no quiere que fumes cigarrillos
para la gente que no quiere dejarlo

La mayor tabaquera del mundo no quiere que fumes cigarrillos

Conscientes del riesgo para la salud de este artículo, Philip Morris está desarrollando productos que permiten fumar pero sin combustión, a la que se asocia la mayoría de las enfermedades

Foto: Foto: EFE/J.M.García.
Foto: EFE/J.M.García.

Si no fumas, lo mejor es que no empieces. Si fumas, lo mejor es dejarlo. Pero si no lo vas a dejar, existen alternativas menos dañinas que el cigarrillo”. Esta ha sido la consigna que varios directivos de Philip Morris International (PMI), la mayor compañía tabaquera del mundo, han proclamado en su centro de investigación suizo, El Cubo.

Con la idea muy clara de que fumar no es bueno para la salud, la compañía que comercializa en España cajetillas Marlboro, Chesterfield y L&M –entre otros productos– quiere reducir al máximo el daño que fumar puede causar a la población. Por ello, en el marco del encuentro Technovation han dialogado en su centro de I+D sobre la importancia de la tecnología y la innovación en aras de un futuro mejor.

placeholder El encuentro Technovation realizado en El Cubo (Neuchâtel, Suiza). (PMI)
El encuentro Technovation realizado en El Cubo (Neuchâtel, Suiza). (PMI)

En concreto, la compañía tabaquera tiene dos principales centros de I+D, situados en Suiza y Singapur. En ellos emplean a cientos de científicos, ingenieros y otros expertos técnicos que trabajan para desarrollar, mejorar y evaluar los productos sin humo. Más de 980 científicos, ingenieros, técnicos y personal de apoyo trabajan en el desarrollo de productos sin combustión, entre los que se encuentran profesionales de cerca de 40 nacionalidades, de unas 30 disciplinas científicas (biomedicina, farmacología, toxicología) y de ingeniería (ingeniería de los materiales…), junto con una red de colaboradores de investigación y tecnología distribuidos entre más de 30 puntos de la geografía mundial.

El riesgo de la combustión en los cigarrillos

Andrea Costantini, directora de Relaciones Científicas para Latinoamérica y Canadá en PMI, ha remarcado para El Confidencial que “el cigarrillo, como todo producto con combustión, genera un daño muy grande a la salud. Cualquier cigarrillo, ya sea ‘light’, mentolado…”. “Cualquier producto que se consuma con combustión es un producto que implica un alto riesgo para la salud”, ha insistido.

“Con la combustión para quemar el tabaco se generan cientos de sustancias tóxicas y cancerígenas que, con la inhalación prolongada y continua, van generando un daño en el cuerpo que es acumulativo. Con el paso del tiempo ese daño acumulado se puede traducir en el desarrollo de una enfermedad, aunque existe un factor genético que va a determinar quién la va a desarrollar”, ha recordado la médico.

placeholder Centro de I+D de PMI, El Cubo.
Centro de I+D de PMI, El Cubo.

“La verdad es que el cigarrillo afecta a todo el cuerpo y se asocia a cáncer de todo tipo, desde cáncer de pulmón hasta cáncer gástrico o cáncer de vejiga”, ha añadido.

Teniendo en cuenta el gran riesgo de la combustión, sin negar el que el resto de sustancias puedan ser nocivas, Costantini hace hincapié en que el objetivo de PMI es “minimizar las consecuencias negativas de fumar”. Para ello, desde la tabaquera están desarrollando nuevos sistemas que reducen los factores de riesgo al eliminar el humo convencional.

Foto: Un estudio determina que el humo del incienso es más tóxico que el del tabaco. (Pixabay)

En este mismo sentido se ha pronunciado Gizelle Baker, vicepresidenta global de Asuntos Científicos: “La ciencia nos demuestra que las sustancias químicas que se generan fruto de la combustión son la causa principal de las enfermedades relacionadas con el hábito de fumar. Si queremos lograr los avances en materia de salud pública que la sociedad exige y merece, debemos seguir la estela de la ciencia”.

Productos libres de humo

Durante mucho tiempo, la innovación, la ciencia y la tecnología han ido de la mano para mejorar el mundo. Ejemplo de ello son los avances que se han convertido en elementos básicos en la vida de innumerables personas en todo el mundo, como es el caso de la refrigeración, que ha contribuido a reducir las enfermedades transmitidas por los alimentos, y los cinturones de seguridad y airbags, que han mejorado notablemente la seguridad vial.

¿Pueden la innovación y la tecnología aplicarse a la reducción del daño causado por el tabaco? PMI tiene la firme convicción de que la respuesta es un rotundo sí. La empresa ha invertido fuertemente en investigación y desarrollo para crear nuevas tecnologías y desarrollar productos innovadores que constituyan una alternativa mejor a seguir fumando para aquellos adultos que no abandonan por completo el tabaco y la nicotina, y que sean capaces de desempeñar un papel importante en el abordaje a un problema de salud pública mundial.

placeholder El Cubo. (PMI)
El Cubo. (PMI)

“En 2016, PMI dio un paso de gigante al comprometerse a centrar nuestro negocio en productos sin humo para sustituir a los cigarrillos lo antes posible”, ha declarado Tommaso Di Giovanni, vicepresidente de Comunicación Global de PMI. “Perseguimos reducir radicalmente los daños causados por nuestros productos, no a través de la reformulación, sino de la reinvención y la sustitución”.

Hace muchos años que a la industria tabaquera se le ha planteado el reto de reducir el daño causado por los cigarrillos y PMI ha aceptado ese reto. Desde 2008, la empresa ha invertido más de 9.000 millones de dólares en investigación, desarrollo, comprobación científica y comercialización de alternativas sin humo que son una opción mucho mejor que seguir fumando.

Foto: El 85% de los fumadores afroamericanos consume tabaco mentolado. (iStock)

Stefano Volpetti, director global de Consumo de la tabaquera, ha añadido: “Sabemos que un único producto libre de humo no satisfará las preferencias de todos los fumadores adultos. Por lo tanto, aunque no esté exento de riesgos, es necesario un porfolio de opciones libres de humo con base científica –con diferentes perfiles de uso, sabor, precio y tecnología– para animar a más fumadores a dar este paso. Cuantas más opciones estén disponibles para aquellos que no estén dispuestos a dejar del todo el tabaco y la nicotina, más oportunidades tendrán de elegir una alternativa y, al pasarse a ella, abandonar por completo el consumo de cigarrillos”.

Más concretamente, ponen a disposición del consumidor productos de tabaco calentado que calientan una sustancia –tabaco o una solución líquida de nicotina– para crear un aerosol o vapor saborizado (uno de los más innovadores que tienen en el mercado es Iqos). Asimismo, proponen otras alternativas como una especie de saquitos que se colocan entre el labio y la encía, entre otros productos.

Si no fumas, lo mejor es que no empieces. Si fumas, lo mejor es dejarlo. Pero si no lo vas a dejar, existen alternativas menos dañinas que el cigarrillo”. Esta ha sido la consigna que varios directivos de Philip Morris International (PMI), la mayor compañía tabaquera del mundo, han proclamado en su centro de investigación suizo, El Cubo.

Tecnología Cáncer
El redactor recomienda