Menú
Para protegernos del sol, ¿es mejor usar filtros solares físicos o químicos?
  1. Bienestar
Nada más profundo que tu piel

Para protegernos del sol, ¿es mejor usar filtros solares físicos o químicos?

El mensaje de que hay que utilizar protector solar ha calado. La siguiente duda es ver qué opciones tenemos y cuáles son los pros y contras de cada una

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Me llama la atención que, diariamente en nuestra clínica, nuestros pacientes nos pidan que después de un procedimiento les apliquemos una crema de protección solar. Esto no ocurría hace unos años. El mensaje ha calado en la población, especialmente en las mujeres: hay que usar un filtro de protección solar. La duda que viene ahora es si ese filtro debe ser físico o mineral (inorgánico), que bloquea o refleja la luz solar, o químico (orgánico), que absorbe la radiación ultravioleta.

Ventajas y desventajas de los filtros físicos

Los filtros físicos o minerales están compuestos de micropartículas que actúan a modo de escudo sobre la piel, impidiendo que el sol penetre a través de ella. Las micropartículas más utilizadas son el óxido de zinc y el dióxido de titanio.

Las ventajas de los filtros físicos son varias: al no penetrar en la piel irritan menos, producen menos alergias. Por ello son ideales para pieles sensibles o para personas con rosácea o acné. Además, son más ecológicos, ya que contaminan menos el medioambiente, especialmente los océanos. Otra ventaja es que actúan más rápido que los químicos. Estos filtros son los que se recomiendan a los niños a partir de los 6 meses.

Foto: Cameron Diaz. (Getty) Opinión

Las desventajas de los filtros físicos son varias. Suelen ser más pegajosos y blanquean más la piel, por lo que la confortabilidad cosmética suele estar menos conseguida.

Actualmente, con el desarrollo de nanopartículas y los filtros con color, se están consiguiendo filtros físicos que tienen muy buen resultado cosmético.

Pros y contras de los filtros químicos

Los filtros químicos contienen una serie de moléculas compuestas de carbono, oxígeno e hidrógeno que absorben la radiación solar, a diferencia de los físicos que la reflejan. Ejemplos de estas moléculas son la oxibenzona, avobenzona, octisalato, octocrileno, homosalato, octilmetoxicinamato o cinamatos.

Las ventajas principales es que son más agradables cosméticamente, menos pegajosos, blanquean menos la piel y se notan menos.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las desventajas son que estos filtros necesitan de varias moléculas para cubrir toda la fotoprotección frente a la radiación UVA y UVB, son más irritantes, por lo que no son aconsejables para personas con pieles intolerantes o con acné o rosácea. Además, se pueden absorber a través de la piel con más facilidad que los físicos.

Hace pocos meses se publicó un artículo en la revista 'JAMA' donde se demostraba que 6 de 12 ingredientes activos de los filtros químicos se absorbían a través de la piel y se detectaban en sangre en concentraciones por encima del umbral de seguridad, pero sin evidencia de toxicidad. Por ello se deben hacer más estudios que demuestren que la absorción de estos ingredientes de los filtros solares químicos son inocuos a largo plazo.

Cuáles son mejores

En niños menores de 2 años, sin duda los físicos, ya que los químicos se pueden absorber a través de su piel todavía inmadura. Y en personas con pieles intolerantes, con rosácea, acné o dermatitis, lo ideal es usar filtros físicos o minerales, ya que irritan mucho menos la piel.

Pero la realidad es que muchas cremas de fotoprotección que se venden en el mercado contienen filtros físicos y químicos, por lo que conviene elegir de forma adecuada el producto y acostumbrarnos a leer las etiquetas.

Cuidado si vas a Hawái

Cada día es mayor la preocupación por el efecto que estos filtros solares puedan tener sobre los océanos. Cada año se depositan más de 14.000 toneladas de componentes de los filtros solares a los océanos. Y esto tiene una serie de consecuencias.

Algunos países prohíben filtros con oxibenzona y el octinoxato para evitar su impacto contaminante sobre los arrecifes de coral

Por ello, desde 2018 en Hawái están prohibidas dos moléculas presentes en los filtros químicos, la oxibenzona y el octinoxato. El motivo es evitar su impacto contaminante sobre los arrecifes de coral, peces, erizos de mar y algas, así como para mamíferos marinos y tortugas marinas. Este ejemplo de Hawái fue seguido por Palau, Aruba, Bonaire, las Islas Vírgenes, las Islas Marshall y la ciudad de Key West.

Pero no todo es blanco o negro. Hay estudios que parecen demostrar que los componentes de los filtros físicos como el óxido de zinc y el dióxido de titanio en forma de micropartículas también pueden dañar los corales. A pesar de esto, los expertos aseguran que el verdadero causante del deterioro de los océanos es el calentamiento global, contribuyendo de forma mínima el uso de filtros solares a este deterioro.

Mensaje final

Al final, el mensaje que debemos transmitir es que la mejor crema de protección que existe es la que usas, y que los filtros de protección que se venden actualmente, tanto los físicos como los químicos, son seguros.

Foto: Quirófano de la Clínica Dermatológica Internacional. Opinión

Lo importante es protegerte de la quemadura solar, ya sea con un filtro físico o químico. Los potenciales peligros de ambos tipos de filtros son inferiores si los comparamos con las consecuencias que tienen las quemaduras solares, no solo a nivel del envejecimiento de la piel, sino por la asociación entre quemadura solar y cáncer de piel. Yo aplico crema de protección a mis hijos.

Los filtros físicos o minerales son más apropiados para los niños y para las personas con pieles sensibles o con tendencia a tener rosácea o acné. Finalmente, si queremos ser amables con el medioambiente, lo ideal es que la protección que usemos en las playas y piscinas se base en la utilización de ropa adecuada, sombreros, sombrillas y gafas de sol.

Me llama la atención que, diariamente en nuestra clínica, nuestros pacientes nos pidan que después de un procedimiento les apliquemos una crema de protección solar. Esto no ocurría hace unos años. El mensaje ha calado en la población, especialmente en las mujeres: hay que usar un filtro de protección solar. La duda que viene ahora es si ese filtro debe ser físico o mineral (inorgánico), que bloquea o refleja la luz solar, o químico (orgánico), que absorbe la radiación ultravioleta.

Cáncer Salud
El redactor recomienda