Menú
Los 10 consejos para prevenir el cáncer con nuestro estilo de vida
  1. Bienestar
un decálogo de recomendaciones

Los 10 consejos para prevenir el cáncer con nuestro estilo de vida

Entre el 30 y el 50% de los tumores se pueden evitar con cambios en nuestra forma de vivir, según la World Cancer Research Fund Internacional. La alimentación y actividad física, entre otras cuestiones, son claves para esquivarlos

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

El cáncer es una enfermedad genética y cada vez se conocen mejor los procesos que provocan que una célula normal pueda mutar a una célula cancerosa. Entre ellos se encuentran el envejecimiento, la herencia genética y tóxicos presentes en el medio ambiente.

En nuestros organismos disponemos de diferentes mecanismos que se encargan de corregir las aberraciones genéticas que se pueden producir, incluso en caso de saltarse este mecanismo, disponemos de un sistema inmune con la capacidad de detectar y destruir las células tumorales en su estadio más inicial, como son los NK ('natural killers' o asesinos naturales).

Foto: Foto: iStock.

El cáncer es un conjunto de enfermedades, ya que depende del origen de la célula tumoral, su localización, tamaño, nódulos linfáticos afectados y si el tumor se ha extendido a otras localizaciones. Ante la sospecha de la posible aparición de un tumor, siempre se debe acudir al médico y seguir sus indicaciones.

Respecto a la prevención, World Cancer Research Fund Internacional, nos indica que del 30 al 50% de los cánceres se pueden prevenir con cambios en nuestro estilo de vida. Incluso en su página web, dispone de una matriz interactiva en la que de forma gráfica podemos observar que factores pueden afectar de forma positiva y cuáles de forma negativa.

placeholder
placeholder Fuente: World Cancer Research Fund
Fuente: World Cancer Research Fund

Además, nos aporta un decálogo de recomendaciones, basados en los últimos artículos científicos.

1. Mantén un peso saludable

El exceso de peso y especialmente de tejido adiposo, se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer de esófago, páncreas, hígado, colorrectal, mama (postmenopausia) y riñón. Se debe tener especial cuidado en la niñez y la adolescencia, para prevenir que sean adultos con sobrepeso y obesidad.

​2. Sé físicamente activo

La actividad física moderada o vigorosa, ha demostrado tener un efecto protector ante el cáncer de mama en la postmenopausia o en cáncer de endometrio. Además, ayuda a reducir la grasa corporal.

3. Come cereales integrales, vegetales, frutas y legumbres

Existe una fuerte evidencia que el consumo de cereales integrales protege ante el cáncer de colon, además los alimentos ricos en fibra protegen contra la ganancia de peso, sobrepeso y obesidad. Las frutas y verduras contienen compuestos bioactivos con capacidad antioxidante.

4. Limita el consumo de comida rápida

Existe una fuerte evidencia que las dietas con alto contenido en alimentos procesados, se han relacionado con aumento de peso, sobrepeso y obesidad, resistencia a la insulina y cáncer de endometrio.

5. Limita el consumo de carnes rojas y procesadas

La carne es un excelente aporte de proteínas, hierro, zinc y vitamina B12. Pero un consumo superior a tres porciones por semana, pero consumos superiores se han relacionado con fuerte evidencia como causa de cáncer de colon.

6. Limita el consumo de bebidas azucaradas

El consumo de bebidas azucaradas, consumidas de forma frecuente o en grandes cantidades, son un exceso de calorías líquidas que se han relacionado con el aumento de grasa corporal y éste con los cánceres comentados en el punto 1.

7. Limita el consumo de alcohol

Existe una fuerte evidencia que el consumo de alcohol, causa cáncer de boca, faringe y laringe, esófago, hígado, colorrectal, mama (pre y postmenopausia) y digestivo. La evidencia muestra que el consumo de alcohol, independientemente si es una bebida fermentada o destilada, presenta el mismo riesgo de producir cáncer. El riesgo se relaciona con la cantidad de alcohol (etanol) consumido. No existe consumo saludable de alcohol.

8. No use suplementos vitamínicos para la prevención del cáncer

La evidencia científica demuestra que el consumo de altas dosis de betacaroteno en forma de suplemento puede incrementar el riesgo de cáncer de pulmón en algunas personas. Es mejor cubrir los requerimientos de vitaminas a través de una dieta equilibrada, variada y suficiente.

9. A las madres: se recomienda dar de mamar, si se puede

La lactancia materna protege a la madre contra el cáncer de mama y protege a los niños contra el sobrepeso y la obesidad.

10. Después de padecer un cáncer, sigue estás recomendaciones si es posible

La evidencia demuestra que después de padecer un cáncer, mantener un peso saludable y ser físicamente activo, presenta un efecto protector de un riesgo futuro, especialmente del cáncer de mama.

En caso de duda, consulta a tu Dietista-Nutricionista más cercano.

Iñaki Elío Pascual es director del Grado de Nutrición Humana y Dietética de la Universidad Europea del Atlántico. También es profesor del Área de Salud y Nutrición de la red internacional universitaria en la que colabora la Fundación Universitaria Iberoamericana (Funiber).

El cáncer es una enfermedad genética y cada vez se conocen mejor los procesos que provocan que una célula normal pueda mutar a una célula cancerosa. Entre ellos se encuentran el envejecimiento, la herencia genética y tóxicos presentes en el medio ambiente.

Cáncer Obesidad
El redactor recomienda