Menú
Dietas bajas en carbohidratos: así es como afectan a las mujeres
Interfieren en procesos metabólicos

Dietas bajas en carbohidratos: así es como afectan a las mujeres

Este tipo de alimentación, que suma la restricción de calorías, puede afectar las glándulas suprarrenales de las mujeres, lo que interfiere en los niveles hormonales

Foto: Foto: Unsplash/@markusspiske.
Foto: Unsplash/@markusspiske.

¿Las dietas muy bajas en carbohidratos alteran las hormonas de algunas mujeres? Los estudios muestran que las dietas bajas en carbohidratos pueden causar pérdida de peso y mejorar la salud metabólica, como refleja un trabajo de ‘International Journal of Environmental Research and Public Health'.

Sin embargo, aunque las dietas bajas en carbohidratos son excelentes para algunas personas, pueden causar problemas en otras. Cualquiera que reduzca severamente las calorías, incluidas algunas bajas en el citado nutriente, puede alterar ciertas hormonas en algunas mujeres.

Glándulas suprarrenales

Las hormonas están reguladas por tres glándulas principales:

  • Hipotálamo: ubicado en el cerebro.
  • Pituitaria: que está en el cerebro.
  • Suprarrenales: en la parte superior de los riñones.

Las tres glándulas interactúan de formas complejas para mantener las hormonas en equilibrio. Esto se conoce como el eje hipotálamo-pituitario-suprarrenal (HPA). El eje HPA es responsable de regular los niveles de estrés, el estado de ánimo, las emociones, la digestión, el sistema inmunológico, el deseo sexual, el metabolismo, los niveles de energía y más, como refleja ‘Hormone Research in Paediatrics’. Las glándulas son sensibles a factores como la ingesta de calorías, el estrés y los niveles de ejercicio.

"El estrés puede causar un exceso de cortisol y norepinefrina, creando un desequilibrio que aumenta la presión sobre el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas suprarrenales"

El estrés a largo plazo puede hacer que produzcas en exceso las hormonas cortisol y norepinefrina, creando un desequilibrio que aumenta la presión sobre el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas suprarrenales. Esta presión constante eventualmente puede conducir a una disfunción del eje HPA.

Los síntomas de la disfunción del eje HPA incluyen problemas para dormir, un sistema inmunitario debilitado y un mayor riesgo de problemas de salud a largo plazo, como enfermedades cardiovasculares, úlceras estomacales y problemas de salud mental.

Los estudios sobre cambios en la dieta de personas con obesidad sugieren que comer muy pocas calorías puede actuar como un factor estresante, aumentando la producción de cortisol, comúnmente conocida como ‘la hormona del estrés’. Sin embargo, muchos de estos trabajos no han apuntado a problemas con la función del eje HPA.

placeholder Foto: Unsplash/@luxgraves.
Foto: Unsplash/@luxgraves.

Una investigación en ‘The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism’ encontró que, independientemente de la pérdida de peso, una dieta baja en carbohidratos aumentaba los niveles de cortisol en comparación con una moderada en grasas y carbohidratos. Pero el trabajo solo se centró en participantes obesos, por lo que se necesita más evidencia científica

Problemas menstruales

Una dieta baja en carbohidratos puede causar ciclos menstruales irregulares o amenorrea en algunas mujeres. La amenorrea se define como la ausencia de un ciclo menstrual durante 3 meses o más. La causa más común es la amenorrea hipotalámica funcional, que puede resultar de una dieta muy baja en calorías, trastornos alimentarios, pérdida de peso, estrés o ejercicio excesivo. Restringir los carbohidratos podría contribuir a algunas de estas causas.

La amenorrea ocurre como resultado de la caída en los niveles de muchas hormonas, como la liberadora de gonadotropina, que inicia el ciclo menstrual. Como resultado se produce un efecto dominó, que provoca una caída en los niveles de otras hormonas, como la luteinizante, la estimulante del folículo, el estrógeno, la progesterona y la testosterona.

Estos cambios pueden ralentizar algunas funciones en el hipotálamo, la región del cerebro responsable de la liberación de hormonas. Un bajo nivel de leptina, una hormona producida por las células grasas, es otra posible causa de amenorrea y menstruación irregular. La investigación sugiere que las mujeres necesitan un cierto nivel de leptina para mantener una función menstrual normal.

En una revisión del año pasado, de la investigación sobre las atletas y sus dietas, el ensayo encontró que las atletas a menudo consumen menos calorías, especialmente carbohidratos, y que esto puede afectar la menstruación y otros procesos metabólicos importantes.

En la función tiroidea

La glándula tiroides produce dos hormonas: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Estas son necesarias para una amplia gama de funciones corporales, incluida la respiración, la frecuencia cardiaca, el sistema nervioso, el peso corporal, el control de la temperatura, los niveles de colesterol y el ciclo menstrual.

En un estudio de personas con cáncer de mama, la dieta cetogénica en particular no tuvo efectos adversos sobre la función tiroidea. De hecho, logró efectos beneficiosos en el sentido de que redujo significativamente los niveles de lactato y fosfatasa alcalina.

placeholder Foto: Unsplash/@overide.
Foto: Unsplash/@overide.

Sin embargo, otros ensayos han encontrado que los carbohidratos pueden ser beneficiosos para la función tiroidea y que consumir muy pocos puede reducir los niveles de esta hormona.

¿Cuántos carbohidratos debes comer?

La cantidad óptima de carbohidratos dietéticos varía para cada individuo. Sin embargo, las pautas dietéticas de EEUU recomiendan que los carbohidratos representen entre el 45% y el 65% de la ingesta diaria de calorías.

"Las pautas dietéticas de EEUU recomiendan que los carbohidratos representen entre el 45% y el 65% de la ingesta diaria de calorías"

Además, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) establece que para una dieta de 2.000 calorías, el valor diario de carbohidratos es de 275 gramos por día.

Para algunas féminas. Una ingesta moderada de carbohidratos puede ser mejor para algunas mujeres. Un gran estudio de ‘The Lancet’ analizó la ingesta de carbohidratos en adultos de mediana edad. En este grupo, comer una cantidad moderada de carbohidratos, es decir, del 50% al 55% de las calorías totales, se asoció con el riesgo más bajo de morir. Hay otras razones para considerar una ingesta moderada de carbohidratos. Dados los posibles efectos secundarios de las dietas restrictivas, a algunas mujeres les puede ir mejor si consumen una cantidad moderada de carbohidratos. Esto puede incluir mujeres que:

  • Son muy activas y luchan por recuperarse después del entrenamiento.
  • Tienen una tiroides poco activa, a pesar de tomar medicamentos.
  • Luchan por perder peso o comenzar a aumentar de peso, incluso con una dieta baja en carbohidratos.
  • Han dejado de menstruar o tienen un ciclo irregular.
  • Han estado a dieta muy baja en carbohidratos durante un periodo prolongado de tiempo
  • En el embarazo o amamantando.

Para ellas, los beneficios de una dieta moderada en carbohidratos pueden incluir la pérdida de peso, un mejor estado de ánimo y niveles de energía, una función menstrual normal y un mejor sueño. Otras, como las atletas o las que intentan aumentar de peso, pueden encontrar apropiada una mayor ingesta diaria de carbohidratos.

Para unas mejor que otras. A algunas mujeres les puede ir mejor siguiendo una dieta baja en carbohidratos. Y son las que tienen:

  • Sobrepeso u obesidad.
  • Un estilo de vida muy sedentario.
  • Epilepsia.
  • Síndrome de ovario poliquístico, fibromas o endometriosis.
  • Sobrecrecimiento de levadura.
  • Resistencia a la insulina.
  • Diabetes tipo 1 o tipo 2.
  • Una condición neurodegenerativa como la enfermedad de Alzheimer o la de Parkinson y ciertas formas de cáncer

Hay que tener en cuenta que ‘bajo en carbohidratos’ se define de manera diferente entre los estudios. Algunas dietas eran muy bajas en el rango de 15 a 20 gramos por día. En el extremo superior, algunas menos restrictivas, con una dieta baja en carbohidratos definida como menos del 45% de las calorías diarias provenientes de los mismos.

¿Las dietas muy bajas en carbohidratos alteran las hormonas de algunas mujeres? Los estudios muestran que las dietas bajas en carbohidratos pueden causar pérdida de peso y mejorar la salud metabólica, como refleja un trabajo de ‘International Journal of Environmental Research and Public Health'.

Salud Dieta
El redactor recomienda