Menú
Los síntomas y factores de riesgo que alertan de un melanoma: hazles caso
CÁNCER DE PIEL

Los síntomas y factores de riesgo que alertan de un melanoma: hazles caso

¿Qué debo hacer si aparece algún elemento extraño en la piel? Así se identifica y se trata el cáncer de piel

Foto: Células cancerosas del tejido cutáneo. (iStock)
Células cancerosas del tejido cutáneo. (iStock)

El melanoma es un tipo de cáncer de piel en la que se forman células cancerígenas en los melanocitos, que son las células que le dan color a la piel. Este tipo de cáncer se puede generar en cualquier rincón de la piel y se puede manifestar de diferentes maneras. Para conocerlo, se puede ver por diversos cambios en la piel de la persona. El Instituto Nacional del Cáncer asegura que se trata de un tipo de cáncer "raro" pero que puede afectar también a tejidos cercanos.

En el caso de los hombres, es bastante habitual que esta enfermedad aparezca en el área del cuerpo que va desde los hombros hasta las caderas. También es muy probable que pueda aparecer en la cabeza o en el cuello. El NIH (siglas en inglés del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU) indica que, en el caso de las mujeres, es más habitual que se manifieste apareciendo en los brazos y en las piernas.

placeholder Melanoma. (iStock)
Melanoma. (iStock)

¿Qué debes tener en cuenta para detectar el melanoma rápidamente? El NIH asegura que si tienes presencia en tu piel de lunares inusuales después de exponerte al sol durante muchas horas, debes dirigirte a un médico para que te examine. Si tienes precedentes de esta enfermedad en la familia, debes ser muy cuidadoso con las exposiciones solares durante muchas horas.

Estos son los factores que aumentan el riesgo de sufrir este tipo de cáncer:

  • Exponerte en exceso a la luz del sol, ya sea natural o artificial.
  • Exponerte demasiado a ciertos factores ambientales y artificiales como la radiación, el cloruro vinílico o los solventes.
  • Si tienes antecedentes de quemaduras o ampollas, debes tener especial cuidado con el sol.
  • Ten especial cuidado si tienes antecedentes personales o familiares.
  • Tener varios lunares grandes o pequeños por el cuerpo.
  • Si tienes la piel clara, el riesgo de melanoma aumenta.
  • Lo mismo ocurre si tu sistema inmune es débil.
Foto: Foto: iStock.

Para diagnosticar este cáncer, lo primero que debes tener es un área pigmentada o un cambio extraño en tu piel. En ese momento, debes acudir al dermatólogo para que realice una primera valoración de lo que te ocurre. En ese instante, se realizarán diferentes pruebas para determinar si se trata de un melanoma o no.

placeholder Melanoma por microscopio.
Melanoma por microscopio.

En primer lugar, se procederá a hacer un examen físico y de antecedentes de salud. Posteriormente, un examen de la piel y se terminará por realizar una biopsia, que será la prueba que determinará si tienes melanoma o si simplemente se trata de una alteración de la piel sin importancia.

La exposición solar prolongada aumenta los riesgos de sufrir un melanoma

Según asegura el Instituto Nacional del Cáncer, después de diagnosticar el melanoma hay que seguir realizando pruebas para conocer si existe metástasis y si las células cancerígenas se han extendido hacia otras zonas del cuerpo.

placeholder Tomar demasiado el sol es peligroso.  (iStock)
Tomar demasiado el sol es peligroso. (iStock)

Una vez conocido el diagnóstico, existen varias formas para intentar erradicar la enfermedad. La cirugía es la más agresiva y se realiza para intentar extirpar el tumor si este está completamente localizado. Con la quimioterapia, se utilizan medicamentos para intentar interrumpir la formación de las células cancerígenas. En el caso de la radioterapia, se trata de un tratamiento de rayos X basado en la destrucción de las células cancerígenas para impedir que se sigan multiplicando.

Por último, la inmunoterapia es un tratamiento de tipo biológico en el que se utilizan sustancias elaboradas ya sea por el propio cuerpo o en un laboratorio, con el fin de "impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer".

El melanoma es un tipo de cáncer de piel en la que se forman células cancerígenas en los melanocitos, que son las células que le dan color a la piel. Este tipo de cáncer se puede generar en cualquier rincón de la piel y se puede manifestar de diferentes maneras. Para conocerlo, se puede ver por diversos cambios en la piel de la persona. El Instituto Nacional del Cáncer asegura que se trata de un tipo de cáncer "raro" pero que puede afectar también a tejidos cercanos.

Cáncer