Menú
De las carillas a la ortodoncia invisible: así son los tratamientos dentales de moda
  1. Bienestar
Todo empieza por una sonrisa

De las carillas a la ortodoncia invisible: así son los tratamientos dentales de moda

Hasta ahora, tener una sonrisa deslumbrante parecía reservado a ricos y famosos. Microcarillas, esmaltado y otras técnicas estéticas han abaratado sus costes, lo que hace que lucir unos dientes maravillosos esté al alcance de la mayoría

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Sabías que las carillas, la ortodoncia invisible y los blanqueamientos están al alcance de cualquiera? Pretendemos informarte, porque lo que es cierto es que casi un 60% de los españoles parece que evitan sonreír para ocultar sus dientes

Organismos como la Federación Dental Internacional (FDI) lanzan campañas como 'Sonrisas alrededor de todo el mundo' (basado este último en una iniciativa de la Asociación de Estomatología China, 'El tren de las sonrisas') o 'Mouth Proud' (orgulloso de su boca), alentando a la población a mantener su salud oral con un gancho: sonreír.

Lo importante es que conozcas con detalle qué puedes esperar con cada una de las nuevas técnicas, antes de tomar tu decisión.

Blanqueamiento dental

La solución más básica para mejorar el color de tus dientes es un simple blanqueamiento dental, siempre detrás de una buena higiene.

Si hay algo que tienen en común las sonrisas de los famosos es que sus dientes son del tono más blanco posible. Se sabe que comer y beber ciertos alimentos que son de color oscuro dejan manchas no deseadas en tu sonrisa. Los antibióticos y el consumo de tabaco también son las principales causas de la decoloración de los dientes. En menos de una hora, los tratamientos de blanqueamiento profesional pueden iluminar tu sonrisa apagada y manchada y devolverte la confianza.

Foto: Foto: Unsplash/Alexander Krivitskiy. Opinión

Ortodoncia invisible

Si lo que pretendes es conseguir la alineación de tus dientes, podrás recurrir a la técnica estética de la ortodoncia invisible como Invisalign®. Permite solucionar casos incluso complejos de apiñamiento o mal posicionamiento sin afectar a la vida normal.

El sistema consiste en una serie de alineadores transparentes hechos a medida que desplazan tus dientes lentamente sin obstruir tu sonrisa. Estos alineadores transparentes están hechos de un plástico suave y cómodo, libre de BPA, que no irrita las mejillas ni las encías como suelen hacer los aparatos metálicos tradicionales. A medida que usas cada juego de alineadores, tus dientes comienzan a desplazarse suave y gradualmente hacia la alineación correcta.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Quizá lo más complejo será que te decidas por una de las variantes de carillas existentes en el mercado, para lo que trataremos de explicarte sus fundamentos

Carillas y tipos (ortodoncia instantánea)

Las carillas son el procedimiento más rápido y estético que permite transformar completamente una sonrisa. Este tratamiento recibe el nombre de ortodoncia instantánea. Pero lo primero será que el profesional determine si tu caso es apto para esta solución, pues no es válido en todos los casos, como en dientes especialmente cariados o desgastados, donde la indicación será el recubrimiento total con una corona y si lo requiere previamente una endodoncia, para darle fortaleza. En casos en que los dientes estén demasiado dañados, posiblemente se tenga que proceder a una extracción y, por tanto, sustituir el espacio con un implante o un puente.

Una vez aceptado que cumples los requisitos para recurrir a esta técnica, deberás valorar otros factores como la durabilidad, la perfección que persigues asociado con el uso de los diferentes materiales y, por supuesto, el coste.

Esmaltado artificial o carillas de composite

Lo más económico es el esmaltado artificial permanente. Se trata de carillas de composite (la técnica también se conoce por bonding, unión o adhesión dental) que se pueden realizar sin tallado, en aquellos casos en que se quiera solucionar pequeñas imperfecciones estéticas como dientes ligeramente deformes, descoloridos o astillados y se desea mejorar el aspecto, incluyendo forma y color.

Los composites, además de ser muy estéticos, consiguen muy buen pulido, con lo que el acabado es muy natural. El procedimiento dura entre 30 a 60 minutos para un diente

Recubren la parte frontal del diente con resina del mismo color que el diente natural, composites estéticos fotopolimerizables y composites de microrrelleno en la última capa para simular el esmalte. Estos composites, además de ser muy estéticos, consiguen muy buen pulido, con lo que el acabado es muy estético y natural. El procedimiento dura entre 30 a 60 minutos para un diente y unas 4 o 5 horas si se trata de casos más complejos de grupos de dientes.

En algunos casos muy favorables, donde solo haya que corregir un pequeño matiz en un diente, se pueden realizar fragmentos de microcarillas, restaurando únicamente el detalle a corregir, sin necesidad de tapar toda la cara externa del diente.

Si se pretende cambiar el color de los dientes, en casos también será mejor realizar previamente un blanqueamiento. Están desaconsejadas en pacientes fumadores y en pacientes que consumen habitualmente té, café, refrescos de cola o vino tinto. En estos casos es más aconsejable realizar carillas de cerámica para evitar problemas de tinciones.

Foto: Foto: iStock. Opinión

Son reversibles. Se pueden retirar fácilmente y reparar añadiendo nuevo material de composite.

Duran menos tiempo (entre 7 y 10 años), y pasado ese periodo se pueden actualizar repitiendo el procedimiento, frente a las de cerámica, que duran de 20 a 25 años.

Se trata de una solución revolucionaria y estética fantástica para mejorar los dientes, sin reducir tu diente natural ni eliminar tu esmalte dental sano. Recuperarás la confianza en tu sonrisa en una única sesión.

Carillas de porcelana o de disilicato de litio

Las carillas de porcelana o disilicato de litio, también llamadas laminadas, son la solución más duradera y estética, pero es cierto que son más caras. Son unas láminas muy finas de este material que se utilizan para mejorar muchos problemas de salud oral como la forma, el color, la posición, el tamaño de los dientes, eliminar espacios entre los dientes e incluso ampliar el arco de la sonrisa, dando mayor soporte a los labios y a las mejillas.

Se puede conseguir la translucidez natural para imitar la estructura del esmalte de los dientes y pueden ser tan reales que incluso se pueden añadir pequeños matices muy sutiles de imperfección en algunos de los bordes para crear un aspecto natural o superponer o inclinar torciendo ligeramente uno o dos dientes consiguiendo una sonrisa perfectamente imperfecta.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Implica solo dos visitas a la consulta (con un intervalo de 2-3 semanas). El objetivo de la primera visita es hacer espacio para las láminas en tu boca, por lo que la estructura dental se reduce ligeramente en menos de un milímetro, colocando sobre la nueva estructura unas carillas provisionales que te permiten desenvolverte en tu vida diaria. Cada revestimiento debe elaborarse individualmente en el laboratorio. En la segunda visita, se retiran las provisionales y se colocan las nuevas carillas que se cementan sobre tus dientes con una resina compuesta que une las carillas a la estructura dental.

Solo se recomienda su sustitución si con el paso de los años, con la pérdida de encías, se oscureciesen los márgenes (aunque este proceso puede durar 20 o 25 años progresando lentamente).

Otras opciones

Además de los procedimientos señalados porque están de moda, hay otros complementarios que ayudarán a mejorar el acabado de tu sonrisa. Algunos de ellos son:

  • Restauraciones con recubrimientos e incrustaciones de porcelana.
  • Empastes estéticos con posible sustitución de las antiguas amalgamas.
  • Coronas personalizadas si los dientes están significativamente dañados.
  • Implantes para restauración de piezas dentales.
  • Puentes cerámicos para reposición de varias piezas.
  • Alargamiento de coronas, eliminando el exceso de tejido en las encías, logrando una mayor longitud de los dientes.
  • Contorneado de dientes o tallado selectivo. Un pequeño retoque del contorno de los dientes naturales que permite variar defectos de tamaño o forma.
  • Eliminación de diastemas o espacios entre los dientes.
  • Eliminación de triángulos oscuros entre dientes por encogimiento de papilas.
  • Curetaje de encías o tratamientos periodontales para recuperar la salud de la encía si se muestra sangrado.
  • Contorneado de encías y hueso para remodelar, levantar o esculpir tu línea de las encías. La idea es cortar el exceso de tejido de las encías para conseguir una sonrisa armoniosa. En caso de recesión de las encías, el tratamiento consiste en restaurar el tejido de las encías.
  • Máscara gingival, una encía artificial que se coloca cerca de la línea de las encías imitando el aspecto de su tejido, para ocultar las deformidades y la retracción.
  • Sustitución de restauraciones dentales antiguas antiestéticas o desgastadas que en algunos casos muestran una línea metálica oscura en la línea de encías.
  • Eliminación de caries y bacterias.
  • Ampliación si fuese preciso del tamaño de la mordida, incluso con cirugía ortognática.
  • Infiltraciones de volumen y contorneado.
  • Infiltraciones perioculares y/o de relleno de pómulos o para suavizar surcos nasogenianos o mejorar la tensión y flacidez del óvalo facial.

Ahora que sabes en qué consisten los procedimientos, debes ponerte en manos del especialista experto que analice otros factores antes de poder definir el tratamiento.

El objetivo del cambio estético debe ser conseguir la armonía entre el sistema masticatorio, los músculos, las estructuras esqueléticas, las articulaciones, la oclusión y la estética de los dientes y de los tejidos gingivales. El especialista evaluará la cara de la persona, el grado de envejecimiento, el volumen de las mejillas, la alineación de la línea media dentofacial y la simetría derecha-izquierda de caninos y premolares, para emitir su juicio estético que aporte armonía y simetría.

En nuestra clínica realizamos todas las fases de la odontología, pero abordamos todos los problemas dentales a través de los ojos cosméticos.

¿Sabías que las carillas, la ortodoncia invisible y los blanqueamientos están al alcance de cualquiera? Pretendemos informarte, porque lo que es cierto es que casi un 60% de los españoles parece que evitan sonreír para ocultar sus dientes

Salud
El redactor recomienda