Menú
Adelgazar va a ser más fácil: así será la revolución en el manejo del sobrepeso
  1. Bienestar
Nada más profundo que tu piel

Adelgazar va a ser más fácil: así será la revolución en el manejo del sobrepeso

Si quieres tener buena piel, quizás deberías empezar por perder peso. Los nuevos fármacos que producen sensación de saciedad y ralentizan el vaciado del estómago están cambiando de forma segura y efectiva el manejo de la obesidad

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Yo soy mi obesidad. Jamás me rebajaré a hacer dieta. Mi lema es: gordura es hermosura", aseguraba el escritor José Donoso. Sin embargo, desde el punto de vista médico, el sobrepeso está asociado a la aparición de diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular, artrosis e incluso determinados cánceres. Y desde el punto de vista de la piel, el sobrepeso empeora muchas enfermedades cutáneas.

La Dra. Patricia Martín Rojas-Marcos, endocrinóloga de la Clínica Dermatológica Internacional, afirma que "hay muchas patologías de la piel que empeoran con el sobrepeso, como son la psoriasis, el acné, los fibromas o acrocordones que aparecen con mayor frecuencia en obesos en la zona del cuello o axilas en forma de pequeñas verrugas, la hidrosadenitis (granitos de las axilas también llamados 'golondrinos'), la pérdida de pelo en mujeres y las estrías. Simplemente adelgazando mejoran todas estas alteraciones dermatológicas".

Foto: Foto: iStock. Opinión

Hasta ahora adelgazar no era una tarea fácil de cumplir. Pero hay buenas noticias. Estamos viviendo una revolución en el tratamiento del sobrepeso con fármacos que originalmente se empezaron a utilizar para personas con el azúcar alto (diabetes), pero que se ha visto que las personas sin diabetes también se pueden beneficiar de esta medicación.

Cómo funcionan los nuevos fármacos

Actúan a través de un doble mecanismo: suprimiendo el apetito y retrasando el vaciamiento gástrico. Los dos fármacos que ya existen en el mercado (liraglutida y semaglutida) son medicamentos derivados de una hormona de origen natural llamada péptido GLP-1, que se libera en el intestino después de comer. Estos fármacos ya están aprobados en España.

Un ensayo publicado en la revista científica 'The New England Journal of Medicine' el año pasado mostró que la semaglutida reducía el peso un 15% de media en un grupo de casi 2.000 pacientes y más de un 20% en un tercio de ellos.

Foto: Foto: iStock.

El éxito del medicamento has sido tal en Estados Unidos que su fabricante, la farmacéutica Novo Nordisk, se quedó sin existencias después de que aprobara su uso para el tratamiento del sobrepeso, y actualmente también está teniendo problemas para asumir la demanda. En España, la liraglutida y la semaglutida están financiadas por las administraciones para la diabetes, pero no para la obesidad.

Futuro inmediato: nuevos fármacos más potentes

Próximamente, va a salir al mercado una nueva medicación (tirzepatida) que tiene un mecanismo de acción añadido: activar el péptido GIP, que parece regular la acumulación de grasa en el cuerpo.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un estudio reciente, publicado en 'The New England Journal of Medicine', demostró que producía una pérdida de peso media del 22,5%, que en algunos casos supone 25 kilos. En este trabajo participaron más de 2.500 voluntarios que superaban los 100 kilos de peso. A estos pacientes se les pautó una inyección semanal de tirzepatida durante 72 semanas con el resultado de una disminución de un 21% de su peso. De momento, la tirzepatida se está probando en pacientes con diabetes, aunque la farmacéutica que la produce, Lilly, buscará su aprobación para la obesidad.

Efectos secundarios mínimos

La doctora Martín Rojas-Marcos asegura que cuando se encuentra en tratamiento con esta medicación, el paciente no come porque tiene una sensación de plenitud gástrica. Esa sensación de plenitud en ocasiones se asocia a náuseas durante las primeras dos semanas de tratamiento, aunque es cierto que después la mayoría de los pacientes toleran la medicación. No se han encontrado otros efectos secundarios a medio o largo plazo de estas terapias.

¿La obesidad es una enfermedad?

Para que todos estos fármacos se aprueben y sean financiados por el sistema público, es importante que las administraciones consideren la obesidad como una enfermedad. En este sentido, se debe valorar que una pérdida de peso conlleva muchos beneficios para la salud, desde un mejor control de la hipertensión arterial hasta un menor riesgo de padecer determinados cánceres.

"El consumo de estos nuevos fármacos debe estar supervisado por un equipo de especialistas que valoren que lo que se pierde es grasa"

Según la endocrinóloga, "estos nuevos fármacos deben ser asociados a dieta y ejercicio, y, sobre todo, seguidos por un equipo de especialistas que valoren que lo que se pierde es grasa y no tejido muscular".

¿Cuánto tiempo hay que estar con el tratamiento?

Ante esta revolución farmacológica del tratamiento del sobrepeso surgen algunas dudas: ¿cuánto tiempo hay que estar con el tratamiento?, ¿toda la vida?, ¿disfrutaremos del placer de comer si estamos tomando estos fármacos? Parece ser que algunos pacientes dejan la medicación porque echan de menos el placer de comer con hambre. Todas estas cuestiones se irán resolviendo a medida que tengamos más experiencia con estos fármacos, que parecen muy seguros y terriblemente eficaces, y que deben estar manejados por endocrinólogos o por médicos especialistas con experiencia en nutrición.

Foto: Si ya eres delgado, no necesitas perder más peso. (iStock)

Para finalizar quería contaros una anécdota en primera persona: hace meses una paciente me comentó que quería adelgazar y le indiqué que visitara a nuestra endocrinóloga para que le recomendara uno de estos fármacos. Cuando la vi recientemente, le pregunté si había realizado el tratamiento y me dijo: "No, pero he invertido en la compañía y me ha ido muy bien".

En resumen, la piel mejora si tenemos el peso adecuado. Las dietas son duras de seguir y se muestran ineficaces a medio plazo si no ha existido un cambio en los hábitos alimenticios. Están apareciendo fármacos que van a ayudar a nuestros pacientes a perder peso de forma segura y eficaz. Para conseguir que el uso de estos fármacos se generalice, las autoridades deben considerar la obesidad como una enfermedad.

"Yo soy mi obesidad. Jamás me rebajaré a hacer dieta. Mi lema es: gordura es hermosura", aseguraba el escritor José Donoso. Sin embargo, desde el punto de vista médico, el sobrepeso está asociado a la aparición de diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular, artrosis e incluso determinados cánceres. Y desde el punto de vista de la piel, el sobrepeso empeora muchas enfermedades cutáneas.

Obesidad Dieta Salud
El redactor recomienda