Menú
Un fármaco abre un nuevo horizonte para luchar contra el covid-19 y el cáncer
Tratamiento en investigación

Un fármaco abre un nuevo horizonte para luchar contra el covid-19 y el cáncer

Los fármacos HA15 y YUM70 pueden suprimir la producción de proteínas KRAS mutantes y reducir la viabilidad de las células cancerosas que presentan tales mutaciones en el cáncer de páncreas, pulmón y colon

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si bien la vacunación puede brindar una protección vital contra el covid-19, los científicos siguen buscando la forma de tratar infecciones graves, incluso en personas que no pueden vacunarse o en el caso de que surjan nuevas cepas peligrosas del virus que puedan eludir la protección de la vacuna.

Un nuevo estudio dirigido por Amy S. Lee, profesora de bioquímica y medicina molecular en la Escuela de Medicina Keck de la USC, ha puesto de manifiesto que una proteína chaperona, conocida como GRP78, juega un papel esencial en la propagación del SARS-CoV-2.

Foto: Prueba de covid en Shanghai. (EFE EPA ALEX PLAVEVSKI)

El análisis demuestra que bloquear la producción de esta proteína o inhibir su actividad con un nuevo fármaco redujo en gran medida la replicación del SARS-CoV-2. La investigación, publicada en la revista Nature Communications, sugiere que este fármaco podría ofrecer un nuevo tipo de protección contra el covid-19, que podría seguir siendo eficaz incluso cuando se desarrollen nuevas cepas.

GRP78 y la replicación de la covid-19

“Un problema importante en la lucha contra el SARS-CoV-2 es que está mutando y adaptándose constantemente para infectar y multiplicarse de manera más eficiente en sus células huésped”, señala Lee. Por ello, “si seguimos persiguiendo al virus, esto podría volverse bastante desafiante e impredecible”, de ahí que se haya optado por buscar una forma más estable para combatirlo.

Para ello, estudiaron el papel que desempeña el GRP78 en la propagación de virus. Mientras que las células sanas necesitan una fracción de GRP78 para funcionar normalmente, las células bajo estrés requieren más GRP78 para llevar a cabo su misión. Ya en 2021, los científicos de la Escuela de Medicina Keck demostraron que cuando el SARS-CoV-2 entra en escena, el GRP78 es “secuestrado” para trabajar en conjunto con otros receptores celulares para llevar el virus SARS-CoV-2 al interior de las células, donde luego puede reproducirse y expandirse.

placeholder Células del virus covid-19. (iStock)
Células del virus covid-19. (iStock)

Sin embargo, quedaban dudas sobre si el GRP78 favorecía la replicación del SARS-CoV-2 dentro de las células pulmonares humanas. Al examinar las células epiteliales de un pulmón humano infectadas con SARS-CoV-2, el equipo de investigación observó que a medida que se intensificaba la infección viral, las células infectadas producían niveles más altos de GRP78.

"Necesario y esencial"

Lee y su equipo suprimieron la producción de la proteína GRP78 en estas células epiteliales en cultivo celular, sin interrumpir el resto de los procesos celulares. Cuando esas células se infectaron más tarde con el SARS-CoV-2, produjeron una cantidad menor de la proteína y liberaron mucho menos virus para infectar otras células, lo que demostró que GRP78 era “necesario y esencial” para la replicación y producción viral. “Ahora tenemos evidencia directa de que GRP78 es una proteína proviral que es esencial para que el virus se replique”, explica Lee.

El estudio científico fue más allá y para investigar más a fondo si el GRP78 pudiera funcionar para tratar el covid-19, los investigadores probaron un fármaco desarrollado con una pequeña molécula recientemente identificada en las células pulmonares infectadas y conocida como HA15. Este fármaco, desarrollado para su uso contra las células cancerosas, se une específicamente al GRP78 e inhibe su actividad al reducir en gran medida la carga viral en los pulmones.

Un nuevo fármaco junto a GRP78 inhibe su actividad al reducir en gran medida la carga viral

“Este medicamento fue muy efectivo para reducir la cantidad y el tamaño de las placas de SARS-CoV-2 producidas en las células infectadas, en dosis seguras que no tuvieron efectos dañinos en las células normales”, aseguró Lee. De este modo, se abre un nuevo horizonte en la lucha contra el covid-19 y el cáncer.

Si bien la vacunación puede brindar una protección vital contra el covid-19, los científicos siguen buscando la forma de tratar infecciones graves, incluso en personas que no pueden vacunarse o en el caso de que surjan nuevas cepas peligrosas del virus que puedan eludir la protección de la vacuna.

Coronavirus
El redactor recomienda