Menú
¿Quieres unos dientes más blancos? Estos alimentos los blanquean de forma natural
ALIMENTACIÓN Y BELLEZA

¿Quieres unos dientes más blancos? Estos alimentos los blanquean de forma natural

Con la edad es inevitable que los dientes se vuelvan amarillentos. Los alimentos que comemos tampoco ayudan a mantenerlos blancos. Sin embargo, hay tres excepciones

Foto: ¿Quieres unos dientes blancos? Estos alimentos los blanquean de forma natural. (iStock)
¿Quieres unos dientes blancos? Estos alimentos los blanquean de forma natural. (iStock)

Al igual que ocurre que con el color del pelo y de los ojos, que es diferente para cada persona, lo mismo sucede con el color de los dientes. En este último caso, el paso del tiempo determinará que se modifique el color inicial, haciendo que los dientes se vuelvan más amarillentos debido al desgaste del esmalte dental. No obstante, y aunque este color viene determinado genéticamente, una deficiente higiene bucal, fumar, beber café, té o vino tinto y tomar cierto tipo de alimentos pueden alterarlo.

En relación con los alimentos, su alto nivel de coloración va oscureciendo poco a poco los dientes. Esto no significa que se restrinja su consumo, sino que hay que ser más rigurosos con la higiene después de tomarlos. Para ello, además de un buen cepillado de unos dos minutos, es fundamental usar seda dental, colutorios, cepillos interproximales e irrigador bucal.

Foto: Foto: iStock

Entre los alimentos que oscurecen los dientes encontramos verduras como el brócoli, las espinacas, la remolacha o las alcachofas, y frutas como las moras, las frambuesas, las grosellas, la granada, las uvas negras o la sandía. Asimismo, especias como el azafrán, el tomate frito, el vinagre de Módena, la tinta del calamar, salsas con curry o de soja, la mostaza y el kétchup. Incluso los guisos con colorante, el chocolate, refrescos de cola o el zumo de naranja oscurecen el esmalte.

Trío de ases para un blanqueamiento natural

Afortunadamente, existen otros alimentos que, junto a determinados hábitos de limpieza, ayudan a blanquear los dientes, aunque no hay ninguno que tenga efecto blanqueador por sí mismo; es decir, que no hay una solución mágica a este problema a no ser que se recurra a tratamientos específicos y siempre evitando las soluciones que se venden por internet.

placeholder Las fresas ayudan a tener los dientes blancos. (iStock)
Las fresas ayudan a tener los dientes blancos. (iStock)

No obstante, entre aquellos que pueden ayudar a lograr unos dientes más blancos encontramos al queso y otros derivados lácteos, como el yogur o el kéfir. Esto se debe a que son alimentos ricos en calcio y fósforo, dos componentes que se adhieren al esmalte dental y contribuyen a neutralizar el ácido de la saliva.

Las fresas es otro de esos alimentos que nos ayudan a blanquear nuestros dientes, a pesar de que el resto de los frutos rojos tienden a oscurecerlos. El secreto está en una enzima que contienen y que es conocida como ácido málico, que ayuda a disolver la bilis estancada y ablandar cálculos. Además, favorece la producción de saliva y hace que los dientes estén más blancos. En este grupo también están las cerezas, las ciruelas, los albaricoques y el tomate.

Estos alimentos ayudan a blanquear los dientes, aunque ninguno de ellos es una solución mágica

Por último, las manzanas (al igual que el pepino y las zanahorias si se consumen crudos) contribuyen a limpiar la superficie de los dientes, eliminando el sarro que se acumula. En este sentido, un buen aliado puede ser el vinagre de manzana, que además tiene propiedades antisépticas y desinfectantes. Sin embargo, su consumo debe ser moderado ya que su ácido acético puede causar abrasiones sobre el diente y hacerlo más poroso.

Al igual que ocurre que con el color del pelo y de los ojos, que es diferente para cada persona, lo mismo sucede con el color de los dientes. En este último caso, el paso del tiempo determinará que se modifique el color inicial, haciendo que los dientes se vuelvan más amarillentos debido al desgaste del esmalte dental. No obstante, y aunque este color viene determinado genéticamente, una deficiente higiene bucal, fumar, beber café, té o vino tinto y tomar cierto tipo de alimentos pueden alterarlo.

Alimentos
El redactor recomienda