Menú
Estreptococo A: qué saben y recomiendan los pediatras sobre esta nueva alerta
Infección bacteriana

Estreptococo A: qué saben y recomiendan los pediatras sobre esta nueva alerta

En plena ola de infecciones respiratorias, y con la huelga de pediatras de atención primaria, ha saltado la alarma ante un posible aumento de casos por esta bacteria, que ha provocado dos muertes en Madrid. Los médicos hacen un llamamiento a la calma

Foto: La bacteria suele causar faringoamigdalitis en los niños. (iStock)
La bacteria suele causar faringoamigdalitis en los niños. (iStock)

La epidemia de infecciones respiratorias en los niños no da tregua. Aunque la bronquiolitis -causada por el virus respiratorio sincitial VRS– ha sido la gran responsable de la situación límite por la que atraviesan desde hace varias semanas las urgencias y las hospitalizaciones pediátricas -sobre todo de los niños más pequeños, de entre 0 y 4 años-, los médicos han explicado en todo momento que también hay una fuerte incidencia de covid y de gripe.

La situación epidemiológica muestra un ligero descenso de los casos de VRS y un aumento, al menos en atención primaria, de los de gripe (en el grupo de 5 a 14 años de edad) y covid (entre los de 0 a 4 años), según recoge el último informe del Sistema de Vigilancia Epidemiológico de Infección Respiratoria Aguda.

Foto: Estreptococos del grupo A. (EFE/Flickr)

Sin embargo, las alarmas han vuelto a saltar al conocer que dos menores han fallecido en Madrid a consecuencia de una enfermedad invasiva por estreptococo A, y que otros 14 están ingresados en diferentes hospitales de la Comunidad por la misma infección. El Ministerio de Sanidad asegura que se encuentra en ‘vigilancia activa’ y en contacto con las comunidades para determinar cuántos menores hay afectados en nuestro país. “De momento, no tenemos cifras oficiales, ya que estamos recabando los datos -a través de la red PeDGAS-net -, pero sí es probable que veamos más casos de infecciones graves por Streptococcus pyogenes que en los dos últimos años”, confirma a El Confidencial la pediatra Leticia Martínez Campos, de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP)

Vigilar la evolución

La especialista recuerda que “Streptococcus pyogenes es una bacteria bien conocida por los pediatras que provoca infecciones de garganta, de la piel, de heridas, y escarlatina, y en unos pocos casos, infecciones invasivas (sepsis, neumonías). En estas últimas, también en un porcentaje muy pequeño de enfermos, algunas cepas de la bacteria producen unas toxinas que dan lugar a cuadros graves”.

placeholder La bacteria 'S. pyogenes' provoca escarlatina.
La bacteria 'S. pyogenes' provoca escarlatina.

El tratamiento es con antibióticos (penicilina o amoxicilina) y “no existen problemas de resistencias”. Por tanto, hay una terapia eficaz para combatir la enfermedad.

No obstante, sí que existe cierta preocupación entre los médicos a raíz de que Reino Unido notificara a principios de mes un aumento significativo del número de infecciones y la muerte de 5 niños menores de 10 años.

En la semana 46, en Reino Unido se notificaron 816 casos de infección por estreptococo frente a los 146 de los años anteriores

En un comunicado, la Asociación Española de Pediatría informa de que en Reino Unido, en la semana 46 (del 14 al 20 de noviembre), se comunicaron 816 casos de S. pyogenes frente a los 146 de los años precedentes. Dicho de otra forma: la incidencia este año entre los niños de 0 a 4 es de 2,3 casos frente a la incidencia de 0,5 casos durante los años 2017 a 2019. De aquí que las autoridades sanitarias británicas “difundieran esta alerta, que está dirigida a los médicos, pero no a la población, y desde SEIP estamos recabando datos”, añade la también pediatra del Hospital Torre Cárdenas, de Almería. “De momento, desconocemos si el aumento es tal o está ligado al alto número de infecciones respiratorias que se están registrando en Europa”.

La infección llega con adelanto

Otra peculiaridad detectada en Reino Unido -que también se da en España- es el adelanto a otoño de esta infección bacteriana, más propia de los meses de invierno, como dice en su blog el pediatra Alasdair Munro, de la Universidad de Southampton.

Foto: Recién nacido en una unidad de vigilancia pediátrica. (iStock)

Martínez Campos reitera que “la alerta es para los médicos, no social, para que extrememos la vigilancia”, y es necesario “hacer un análisis científico y riguroso de los datos”, un mensaje en el que también insiste David Andina, vocal de comunicación de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP). “La alerta es para que los facultativos estemos atentos y hagamos el diagnóstico correcto y el seguimiento del paciente, ya que durante la pandemia hubo menos infecciones por las medidas de protección”, dice.

Este pediatra afirma que, de momento, no hay ningún argumento para que haya que acudir a urgencias si a un niño se le ha diagnosticado estreptococo A y está recibiendo tratamiento con antibiótico y evoluciona favorablemente, "como sucede en la gran mayoría de los casos". Ahora bien, “si hay un empeoramiento, el pequeño está decaído y no responde bien a los estímulos, es una urgencia clara y debe acudir al hospital; no se puede demorar la asistencia”, advierte.

Coincide con la representante de SEIP en que antes de alarmar a la población es necesario precisar a qué se debe el aumento de casos con respecto a los detectados antes de la pandemia de covid, aunque hay que contar con que no es una tarea sencilla porque “no hay registros históricos de infección por S.pyogenes”.

Sobreinfección

Los expertos están de acuerdo en que a más infecciones víricas –como sucede ahora, con altas tasas de covid, gripe y VRS–, más fácil es que se sobreinfecten con estafilococos. Para evitar esta complicación, algunos padres pueden tener la tentación de utilizar un antibiótico en un proceso vírico que cause fiebre, una opción que desaconseja totalmente David Andina: “Basta con dar paracetamol, muchos líquidos y reevaluación por su pediatra a las 48 o 72 horas”, un consejo que cambia por el de acudir inmediatamente a un servicio de urgencias si hay un empeoramiento importante.

placeholder Si un niño está muy decaído hay que acudir a urgencias. (iStock)
Si un niño está muy decaído hay que acudir a urgencias. (iStock)

La posibilidad de que una infección por estreptococo evolucione a enfermedad invasiva es muy inusual, lo normal es que provoque faringitis, escarlatina y algunas lesiones cutáneas. Aclara el vocal de la SEUP que “la evolución a una enfermedad invasiva no es por unas anginas, sino que se da en el contexto de un cuadro vírico, normalmente una gripe, que a los 4 o 5 días empeora”. En esos casos, “podemos encontrar la bacteria en la sangre”. Pero “un dolor de garganta no es un síntoma de empeoramiento; lo alarmante es un empeoramiento de un cuadro vírico”.

Consejos para padres

En sus redes sociales, muchos pediatras han compartido mensajes tranquilizadores. Entre los consejos a los padres están:

  • Mantener en domicilio, sin acudir al colegio, a todos los niños con una infección confirmada por S. pyogenes hasta llevar, al menos, 24 horas con un tratamiento antibiótico adecuado, para evitar la diseminación y el aumento de casos.
  • Extremar el lavado de las manos y utilizar mascarillas.

La epidemia de infecciones respiratorias en los niños no da tregua. Aunque la bronquiolitis -causada por el virus respiratorio sincitial VRS– ha sido la gran responsable de la situación límite por la que atraviesan desde hace varias semanas las urgencias y las hospitalizaciones pediátricas -sobre todo de los niños más pequeños, de entre 0 y 4 años-, los médicos han explicado en todo momento que también hay una fuerte incidencia de covid y de gripe.

Salud
El redactor recomienda