Menú
La dieta mediterránea mejora la calidad del esperma (y la fertilidad)
ALIMENTACIÓN

La dieta mediterránea mejora la calidad del esperma (y la fertilidad)

Toca ponerle otro punto positivo a nuestra dieta mediterránea. Una nueva investigación ha concluido que no solo mejora nuestra salud general, sino también la fertilidad

Foto: Los investigadores identificaron que las propiedades antiinflamatorias de la dieta mediterránea pueden mejorar las posibilidades de concepción de las parejas. (Pexels)
Los investigadores identificaron que las propiedades antiinflamatorias de la dieta mediterránea pueden mejorar las posibilidades de concepción de las parejas. (Pexels)

La dieta mediterránea se caracteriza por un alto consumo de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, nueces y aceite de oliva, y un consumo moderado de pescado, pollo, huevos y lácteos. También se incluye un consumo limitado de carne roja y azúcar añadida. En definitiva, se trata de ingerir alimentos frescos y naturales, y la dieta se centra en el consumo de alimentos ricos en nutrientes en lugar de alimentos procesados y refinados. Esta dieta se ha relacionado con una serie de beneficios para la salud, como un menor riesgo de enfermedades cardiacas, una mejora de la función cognitiva y diabetes tipo 2. Por el contrario, la dieta occidental tradicional, que es baja en frutas y verduras y alta en grasas y sodio, se ha vinculado con más inflamación y otros problemas de salud.

Ahora, un estudio liderado por la Universidad de Australia del Sur ha revelado que la dieta mediterránea, aparte de todo esto, también mejora la fertilidad.

Foto: El colesterol HDL o "bueno" podría no ser tan buen indicador del riesgo de enfermedad cardiaca (Pexels).

Nuevo efecto positivo

“La infertilidad es un problema de salud mundial que afecta a 48 millones de parejas y 186 millones de personas en todo el mundo”, escribieron los autores del estudio publicado en la revista Nutrients. “La infertilidad crea una carga económica y social significativa para las parejas que desean concebir y se ha asociado con factores de estilo de vida subóptimos, incluida la mala alimentación y la inactividad física.

Concretamente, los investigadores australianos exponen que este estilo de alimentación puede mejorar la fertilidad, las posibilidades de éxito con la tecnología de reproducción asistida y la calidad del esperma en los hombres.

“Decidir tener un bebé es una de las decisiones más importantes de la vida, pero si las cosas no salen según lo planeado, puede ser muy estresante para ambos”, explica Evangeline Mantzioris, coautora del trabajo. “La investigación muestra que la inflamación puede afectar la fertilidad de hombres y mujeres, pues influye en la calidad del esperma, los ciclos menstruales y la implantación. Por lo tanto, en este estudio queríamos ver cómo una dieta que reduce la inflamación, como la dieta mediterránea, podría mejorar los resultados de fertilidad”.

placeholder La infertilidad es un problema de salud mundial que afecta a 48 millones de parejas y 186 millones de personas en todo el mundo. (Pixabay)
La infertilidad es un problema de salud mundial que afecta a 48 millones de parejas y 186 millones de personas en todo el mundo. (Pixabay)

Es un resultado alentador, ya que se presenta con un gran potencial asequible y nada intrusivo para todas aquellas parejas que lidian con problemas para tener hijos.

Hora de cambiar hábitos alimenticios

"Alentadoramente, encontramos evidencia consistente de que al seguir una dieta antiinflamatoria, una que incluye muchas grasas poliinsaturadas o saludables, flavonoides (como vegetales de hojas verdes) y una cantidad limitada de carne roja y procesada, podemos mejorar la fertilidad”, aclaran los expertos.

Los investigadores leyeron la literatura disponible respecto a dieta y fertilidad. Descubrieron que un estilo de alimentación mediterráneo mejoraba la regularidad del ciclo menstrual y beneficiaba la calidad del embrión, las tasas de nacidos vivos y la calidad del esperma de los hombres, así como las medidas relacionadas con la endometriosis.

"Habrá que añadir unas mejores posibilidades de concebir a un bebé en la lista de beneficios relacionados con nuestra famosa dieta mediterránea"

A tenor de sus conclusiones, los expertos recomiendan a las parejas que intentan concebir y se someten a tratamientos de infertilidad como la fertilización in vitro que deben considerar una dieta basada en plantas con muchas verduras, frutas, cereales y granos, nueces, semillas, legumbres, lácteos bajos en grasa, lácteos fermentados y aceite de oliva con un consumo moderado de carnes tanto blancas como rojas. También es importante limitar la cantidad de alimentos procesados y ultraprocesados, como refrescos, patatas fritas, galletas y pasteles.

“Modificar la dieta es una estrategia no intrusiva y asequible que podría mejorar potencialmente la infertilidad. Por supuesto, es necesario realizar más investigaciones, pero, al menos, cambiar a una dieta mediterránea no solo mejorará su salud en general, sino también sus posibilidades de concebir”, concluye Simon Alesi, de la Universidad de Monash y coautor del estudio.

La dieta mediterránea se caracteriza por un alto consumo de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, nueces y aceite de oliva, y un consumo moderado de pescado, pollo, huevos y lácteos. También se incluye un consumo limitado de carne roja y azúcar añadida. En definitiva, se trata de ingerir alimentos frescos y naturales, y la dieta se centra en el consumo de alimentos ricos en nutrientes en lugar de alimentos procesados y refinados. Esta dieta se ha relacionado con una serie de beneficios para la salud, como un menor riesgo de enfermedades cardiacas, una mejora de la función cognitiva y diabetes tipo 2. Por el contrario, la dieta occidental tradicional, que es baja en frutas y verduras y alta en grasas y sodio, se ha vinculado con más inflamación y otros problemas de salud.

Salud Dietas Embarazo
El redactor recomienda