Menú
Estas son las principales señales de alarma en tu boca que pueden indicar diabetes
Alerta ante complicaciones

Estas son las principales señales de alarma en tu boca que pueden indicar diabetes

Una de las principales complicaciones de salud de un alto nivel de azúcar en sangre podría causar irregularidades dentro de la cavidad oral. Estas son los signos que pueden indicarlo

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Las personas que tienen diabetes saben que esta enfermedad puede dañar los ojos, los nervios, los riñones, el corazón y otros sistemas importantes del cuerpo. ¿Sabías que la diabetes también puede causar problemas en la boca?

Según la Sociedad Española de Diabetes (SED), su prevalencia ha alcanzado el 14,8%. Afecta a uno de cada siete adultos y es la segunda tasa más alta de Europa. Además, el gasto sanitario relacionado con la diabetes ha alcanzado los 15.500 millones de dólares, lo que sitúa a España en la lista de los diez primeros países en este apartado.

"Su prevalencia ha alcanzado el 14,8%, afecta a uno de cada siete adultos y es la segunda tasa más alta de Europa", SED

Casi un tercio (30,3%) de las personas que viven con la enfermedad no están diagnosticadas. Cuando la diabetes no se detecta o no se trata adecuadamente, puede causar complicaciones graves y potencialmente mortales, como por ejemplo un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular, una insuficiencia renal, una ceguera o la amputación de miembros inferiores. Estas complicaciones reducen la calidad de vida y aumentan los costes sanitarios.

Es por ello que detectar sus primeros signos puede ser de suma importancia, y la boca puede ser un foco de atención. De hecho, por ejemplo, “la enfermedad de las encías puede provocar la pérdida de dientes y un aumento del azúcar en la sangre", advierte el CDC de EEUU. "Por eso es tan importante programar y asistir a las citas con el dentista incluso si se siente bien".

La boca

Las encías sanas "deben ser rosadas, firmes y mantener los dientes en su lugar de forma segura", afirma el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de EEUU. Según la institución, “un exceso de glucosa, también llamada azúcar, en la sangre debido a la diabetes puede ocasionarle dolor, infección y otros problemas en la boca. La glucosa está presente en la saliva, que es el líquido que mantiene la boca húmeda. Cuando la diabetes no se controla, los niveles altos de glucosa en la saliva ayudan a que crezcan gérmenes dañinos, llamados placa. La placa también resulta de comer alimentos que contienen azúcares o almidones. Algunos tipos de placa ocasionan caries o daño dental. Otros tipos de placa causan enfermedades de las encías”.

placeholder Foto: Unsplash/@timothycdykes.
Foto: Unsplash/@timothycdykes.

El Grupo de Diabetes de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFYC) documenta que las manifestaciones orales más frecuentes de la diabetes son:

  • Caries dental. Los estudios realizados muestran resultados contradictorios. Unos refieren una menor frecuencia de caries, atribuible a la exclusión de azúcares de la dieta, mientras que otros ponen de manifiesto un aumento del índice de caries relacionado con el grado de control metabólico. Se ha observado en diabéticos un aumento en la incidencia de caries con localizaciones atípicas, fundamentalmente caries a nivel de los cuellos dentarios, sobre todo en incisivos y premolares.
  • Enfermedad periodontal. La enfermedad periodontal es una enfermedad inflamatoria, desencadenada por las bacterias de la placa dental, que producen la infección de las encías (gingivitis, que se da en una etapa temprana de la enfermedad), seguida de la destrucción del hueso (periodontitis). En la diabetes hay un aumento en la prevalencia de la enfermedad periodontal y una mayor severidad de la misma, que se ha relacionado con la edad, la duración de la diabetes y el grado de control de la misma. Para las personas con diabetes, la enfermedad de las encías es tratada removiendo la placa con el fin de eliminar la infección y reducir la inflamación, además de mantener los niveles de glucosa en los rangos objeto. En la diabetes gestacional, la patología bucal más frecuente son las lesiones periodontales y la candidiasis.
  • Candidiasis oral. En la diabetes existe una predisposición a padecer candidiasis, independiente de los niveles de glucosa sanguínea. Clínicamente da una sintomatología leve, generalmente en forma de quemazón en la faringe y mucosa oral, que además están enrojecidas y en algunos casos presentan formaciones blanquecinas.
  • Mucormicosis o ficomicosis. Es una micosis oportunista que inicialmente suele manifestarse a nivel de la mucosa del paladar y de las fosas y senos nasales con una rápida extensión al resto de las estructuras faciales e intracraneales. Clínicamente aparece dolor y edema con posterior ulceración de la zona afectada. Parece ser que la diabetes incontrolada con frecuentes estados de acidosis metabólica favorece su aparición.
  • Glositis romboidal media. Se caracteriza por un área de atrofia de las papilas linguales, de forma elíptica o romboidal, simétricamente situada y centrada con respecto a la línea media en el dorso lingual.
  • Boca seca (xerostomía). Aunque no se han establecido las causas que relacionan la boca seca con la diabetes, la prevalencia en los diabéticos que reciben tratamiento con antidiabéticos orales es del 76%.
  • Síndrome de ardor bucal. Se manifiesta con una sensación extraña que el paciente define como un quemazón lingual, aunque a veces aparece dolor intenso, que suele ser permanente con exacerbaciones durante el día.
  • Agrandamiento de las glándulas salivales. Es frecuente en la diabetes moderada y severa y en los pacientes pobremente controlados.
  • Infecciones posextracción. Se ha descrito en diabéticos una mayor frecuencia de aparición de infecciones tras la extracción de piezas dentarias. Algunos autores refieren un aumento en la tendencia al desarrollo de una osteítis localizada a nivel del alvéolo dentario probablemente debida a la disminución del riego sanguíneo causado por la arteriosclerosis y bacteriemias posexodoncia.
  • Alteraciones del gusto. En personas con la enfermedad se ha señalado que se produce una elevación del umbral más acusado en la punta de la lengua que en los bordes laterales, así como sensación de gusto metálico.

Las personas que tienen diabetes saben que esta enfermedad puede dañar los ojos, los nervios, los riñones, el corazón y otros sistemas importantes del cuerpo. ¿Sabías que la diabetes también puede causar problemas en la boca?

Salud
El redactor recomienda