Menú
Los tres primeros meses tras un ictus son los más importantes para la recuperación del cerebro
  1. Bienestar
Según el cofundador del CEN, José López

Los tres primeros meses tras un ictus son los más importantes para la recuperación del cerebro

Es el momento en el que el sistema nervioso "tiene más capacidad para aprender y para volver a reorganizarse"

Foto: Un ictus hemorrágico se produce por la rotura de una vena del cerebro. (iStock)
Un ictus hemorrágico se produce por la rotura de una vena del cerebro. (iStock)

El cofundador del Centro Europeo de Neurociencias (CEN), José López, ha recordado que los tres primeros meses después de una lesión cerebral como la que ocasiona un ictus son "los más importantes", ya que es el momento en el que el sistema nervioso "tiene más capacidad para aprender y para volver a reorganizarse". Por tanto, estos aproximadamente noventa días componen el periodo "de máxima recuperación" de una persona después de un ictus, ha recalcado, en el marco del Día Mundial del Ictus, que se celebra este domingo.

"La rehabilitación aguda en estos primeros tres meses es muy importante cómo enseñamos al cerebro. No solamente consiste en repetir movimientos en donde el paciente esté compensando, sino en enseñarle la mejor forma de hacerlo", ha dicho. Así, a medio y largo plazo, los aprendizajes serán "no solo mejores en cuanto a cantidad, sino en cuanto a calidad", ha señalado López.

Foto: Fuente: iStock

Precisamente, el CEN ha puesto en marcha 'Rehab Gym', el primer gimnasio de España monográfico para personas con patologías cerebrales y medulares, ubicado en Aravaca (Madrid), donde el personal de asistencia a los usuarios lo conforma un equipo de profesionales sanitarios especializados en rehabilitación de personas con daño cerebral y discapacidad.

Así las cosas, desde CEN destacan que el paradigma de tratamiento de personas con lesiones neurológicas ha cambiado en los últimos años hacia un modelo "en el que el ejercicio se considera medicina".

Foto: Foto: Istock.

Bajo el lema "Beyond Rehabilitation", en el centro de alto rendimiento para personas con lesión cerebral y límites de movilidad, el ejercicio físico es parte de la terapia de rehabilitación, bien como complemento o como continuación de un periodo de rehabilitación intensiva en CEN, para la mejora de las capacidades de la persona y su calidad de vida.

Un caso de éxito

Una de las pacientes es Sara, una odontóloga de 25 años que sufrió un ictus y que se ha sometido en el centro a una terapia intensiva. "Ahora ya estoy recuperada al 100 por cien, estoy trabajando. Soy odontóloga y he retomado mi vida completamente. Y ahora la valoro incluso más que antes", ha asegurado.

Foto: Foto: iStock.

Cuando Sara llegó al centro, el problema principal lo tenía en la parte motora, ya que no podía realizar ningún movimiento con los dedos de la mano izquierda. En cuanto a caminar, ya podía caminar, aunque con alguna dificultad y problemas de equilibrio e inseguridad.

"Es fundamental la responsabilidad que cada paciente tiene, porque hay que dejarse guiar por el fisioterapeuta, pero también cada paciente tiene que entender lo que puede hacer y esforzarse para superar cada límite, para conseguir cada objetivo paso a paso", ha afirmado la odontóloga.

Según el cofundador del centro, es "muy importante" abordar a la persona en su globalidad. "Nuestro enfoque no se basa solamente en ver los problemas motores que tiene, sino también en ver, por ejemplo, cómo está durmiendo la persona, cómo se está alimentando, cómo es su estado emocional, psicológico. Abordando todos estos aspectos podemos conseguir que la persona rinda al máximo nivel", ha explicado.

Foto: Identifican el grupo sanguíneo de mayor riesgo de ictus antes de los 60. (iStock)

En el plano emocional, para Sara, es "superimportante" tener al lado a alguien con quien siempre poder "desahogarse". "Es importante que la familia esté contigo en la rehabilitación para darte un abrazo y sobre todo para que vea cómo progresas y lo bien que lo haces, porque esto ayuda muchísimo", ha aseverado la paciente.

"A día de hoy, Sara es completamente independiente en todas sus actividades de la vida diaria: completamente independiente para caminar, incluso utilizando tacones altos, y, en cuanto a su brazo, ha recuperado también todas las capacidades y ha vuelto, por ejemplo, a trabajar", ha concluido López.

El cofundador del Centro Europeo de Neurociencias (CEN), José López, ha recordado que los tres primeros meses después de una lesión cerebral como la que ocasiona un ictus son "los más importantes", ya que es el momento en el que el sistema nervioso "tiene más capacidad para aprender y para volver a reorganizarse". Por tanto, estos aproximadamente noventa días componen el periodo "de máxima recuperación" de una persona después de un ictus, ha recalcado, en el marco del Día Mundial del Ictus, que se celebra este domingo.

Salud
El redactor recomienda