La alta cocina aterriza de lleno en los festivales de música
  1. Consumo
Musica y gastronomia a partes iguales

La alta cocina aterriza de lleno en los festivales de música

Chefs de la talla de Pepe Solla, Paco Roncero, Quique Dacosta, Paco Morales o Roberto Ruiz ya han trasladado su cocina a la zona de restauración de algunos de los festivales más multitudinarios del país

Foto: No hay festival sin su zona gastronómica. (iStock)
No hay festival sin su zona gastronómica. (iStock)

Lo normal es que en un evento de semejantes características, la música y los artistas fueran los auténticos protagonistas de la velada. Sin embargo, el auge de la alta cocina ha llegado incluso a la zona de restauración de los mejores festivales del mundo, antes ocupada por food trucks de comida rápida y, para muchos clientes, de calidad cuestionable. Por suerte para los melómanos, ya no será necesario cargar con una nevera llena de provisiones para evitar síntomas estomacales innecesarios. Ahora es posible degustar bocadillos de autor, carrilleras, pasta siciliana, empanadas artesanas, tostas de atún fresco y también lo mejor de la cocina más internacional. ¡Disfruta la experiencia con los cinco sentidos!

Una música para chuparse los dedos

El próximo mes de agosto, en el Tío Pepe Festival, artistas de la talla de Loquillo, Rosario Flores, Juanes, Joan Manuel Serrat o Luz Casal pondrán banda sonora a la ocasión. Mientras, algunos de los chefs más reputados del panorama nacional se pondrán detrás de los fogones para elevar la experiencia hasta un nuevo nivel. Hablamos del dos estrellas Michelin Paco Roncero, Roberto Ruiz, Paco Morales o el gran Quique Dacosta, quien ya acumula tres de las preciadas estrellas en su currículum. Este es el ejemplo perfecto de lo que el resto de festivales busca perseguir, un tándem insuperable entre música y gastronomía.

Zona de restauración del Tío Pepe Festival.
Zona de restauración del Tío Pepe Festival.

Otras referencias como el Primavera Sound, el Sónar, el Mundaka Festival o el famoso Starlite han optado por crear un espacio culinario mucho más cuidado y exquisito, con 'street food' de calidad liderada por los mejores restaurantes de la zona. Tal ha sido la acogida entre los asistentes que las colas para conseguir un suculento bocado adquieren una longitud poco frecuente, llegando incluso a terminar las existencias. Y eso sin mencionar la diversidad de la oferta. El hueco que antes llenaba la comida 'basura' pertenece ahora a la vegetariana y sin gluten, a las hamburguesas y perritos ecológicos, al gazpacho, los crepes caseros o incluso los platos de cuchara. Las posibilidades son infinitas, todo depende de los gustos y preferencias del comensal. Eso sí, en la mayoría de casos los precios siguen siendo igual de costosos. Poco a poco.

Consejos para comer bien durante el festival

A pesar de la increíble oferta gastronómica que ya está disponible en la mayoría de festivales de música, a veces resulta muy complicado seguir una dieta sana y equilibrada. Sobre todo si acudes a uno donde el camping está incluido. Ante una situación como esta, es importante tener muy claras varias pautas a seguir. Toma nota:

  • Planificación previa. Antes de organizar la dieta para el festival, hay que tener en cuenta el alojamiento. Si vas a dormir en un apartamento cercano, solo tienes que ir a un supermercado y hacer la compra adecuada a tus necesidades. En cambio, si duermes en el camping, las limitaciones se multiplican al no tener un espacio para cocinar o conservar la comida. En este caso, lo primero es adquirir una nevera donde guardar la compra que hagas a diario. También aprovechar y traer algunos táperes de casa para los primeros días. Y no te olvides de los cubiertos y el menaje de cocina.
Foto: iStock.
Foto: iStock.
  • Ingredientes indispensables. Intenta incluir en la cesta de la compra ingredientes como jamón cocido, pavo, queso, frutos secos, barritas de muesli, alimentos envasados al vacío, latas de conserva, pan de molde y, por supuesto, fruta fresca. Esta última es un complemento indispensable que te aportará la dosis necesaria de fibra, vitaminas y minerales para superar a la intensa jornada.
  • Dentro del festival. Mientras que el desayuno y la comida corren de tu cuenta, la cena siempre deberás hacerla dentro del recinto del festival. Además de la oferta gastronómica expuesta anteriormente, las mejores opciones son los sándwiches o bocadillos con alimentos proteicos, ensaladas de pasta o arroz y los famosos noodles asiáticos. En cambio, evita el kebab, las pizzas demasiado grasientas o las hamburguesas con muchos condimentos. Menos es más.

Las colas para conseguir un bocado adquieren una longitud poco frecuente, llegándose a terminar las existencias

  • ¿Y la bebida? El agua será siempre tu mejor aliado. Es quizás el elemento más importante de cualquier despensa festivalera. Durante los días que dure la experiencia, estarás sometido a mucha actividad física, por eso es fundamental que te mantengas hidratado. Bebe agua aunque no tengas sed. Otra alternativa saludable, aunque menos efectiva, son los zumos naturales.

Festivales gastromusicales

La popularidad de este tipo de eventos ha promovido también la creación de festivales donde la música y la gastronomía comparten el mismo protagonismo. Un ejemplo de ello es el Turmalina Music & Wine Fest, que este año ha celebrado su primera edición en la Ciudadela de Pamplona. Uno de sus puntos fuertes es, sin duda alguna, el programa de catas dirigido por los responsables de la Escuela de Vino de Navarra. Entre los artistas invitados destacaron Carlos Sadness, Sidonie, La Habitación Roja o De Pedro.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Mientras, en La Rioja se celebra el Fárdelej Festival, los días 13 y 14 de julio. Coque Malla, Sidecars, Revólver o La Casa Azul crearán la melodía perfecta para degustar los alimentos típicos de esta región española: chorizo, panceta, salchichón, queso camerano, conservas artesanas, fardelejos… Todo ello aderezado con el mejor vino riojano.

El domingo 30 de julio, el Mundaka Festival ofrecerá a los asistentes su plato fuerte: el Atune Eguna o Día del Atún, en honor al atún rojo del Cantábrico. Y para dar la bienvenida al mes de agosto deberás viajar hasta Benicàssim, más concretamente al Rototom Sunsplash. Una cita ineludible para los amantes de los ritmos jamaicanos y los sabores más exóticos: platos tailandeses, argentinos, senegaleses, marroquíes… Además, han preparado una muestra de productos ecológicos para concienciar al público sobre la alimentación y la agricultura sostenible.

Street food Comida sana
El redactor recomienda