¿Haces foto de tus comidas para las redes? Sigue estos consejos
  1. Consumo
NO BASTA CON DARLE AL BOTÓN DE LA CÁMARA

¿Haces foto de tus comidas para las redes? Sigue estos consejos

Según ha descubierto un grupo de investigadores de las universidades Saint Joseph de Philadelphia y San Diego, fotografiar un plato de comida no solo retrasa su consumo, también hace que parezca más apetitoso

Foto: Haciendo una foto de la comida.
Haciendo una foto de la comida.

Quién diga que nunca ha fotografiado un plato de comida para presumir de él ante sus amigos y familiares es posible que mienta. Sobre todo en la era de la tecnología, donde las redes sociales se han convertido en la ventana más próxima hacia el mundo exterior. Mientras las imágenes de mascotas, bebés y paisajes se mantienen triunfales entre las temáticas más populares, la gastronomía ha adoptado una nueva actitud ante tal tendencia. Son muchos los restaurantes que recurren a ella como estrategia de marketing y ya es posible descargar aplicaciones especializadas en resaltar la mejor cara de este 'modelo' tan particular. Sin embargo, no todo el mundo es capaz de transformar un plato de fabada en una auténtica obra de arte. ¿Cómo puedes alcanzar este nivel de destreza?

Tips para hacer buenas fotos de comida

  • La composición. Coloca los alimentos estratégicamente, ten en cuenta la combinación de colores y texturas, y elimina del encuadre cualquier elemento externo que pueda restar elegancia a la imagen como, por ejemplo, manchas en el mantel, ceniceros, botellas vacías, migas o platos sucios.
  • La luz. La mejor iluminación es siempre la más natural. Intenta que todas las instantáneas se realicen a plena luz del día. Ni linternas, ni velas, ni flash; si estas son tus únicas opciones, mejor olvídate de sacar la cámara. Sin embargo, si ves un potencial ineludible en el plato que estás apunto de degustar, tenemos un truco que siempre funciona: pídele a tu acompañante que alumbre el plato con el foco de su teléfono móvil.

Una publicación compartida de Food52 (@food52) el

  • El enfoque. Ten en cuenta que el punto más cercano a la cámara es el que debe estar siempre enfocado. De esta forma, lograrás una mayor nitidez en la parte frontal del plato, mientras que los elementos de atrás quedarán desenfocados, evitando que el espectador sufra una confusión visual al ver la imagen.
  • Los ángulos. No tomes una única foto, muévete por todo el espacio y prueba con diferentes ángulos y puntos de vista. Que cada instantánea sea única e irrepetible, así también conseguirás que tu cuenta de Instagram no sea monótona y soporífera.
  • Los protagonistas. Es importante que aprendas a distinguir el tipo de comida que luce mejor ante la cámara. Da prioridad a aquellos platos que dejen ver todos sus ingredientes, escoge una vajilla que resalte, maquilla las recetas menos llamativas con especias y aderezos, e intenta mostrar el interior de los alimentos. Y recuerda: menos es más.
  • El entorno. Aunque el plato sea siempre el protagonista de la fotografía, a veces también favorece sacar parte del entorno donde se encuentra. Escoge lugares con personalidad, donde la decoración sea bonita y evocadora. También puedes incluir complementos adicionales como unas gafas de sol, un libro, unas flores o incluso una cámara de fotos.
  • Los hashtags. Antes de que tu perfil adquiera el reconocimiento que merece, el resto de usuarios de la plataforma no sabrán ni que existes. La mejor forma de darte a conocer son los hashtag. Utiliza aquellos que tengan más entradas y estén relacionados con la imagen. Pero tampoco satures el texto, de hecho, la aplicación solo te deja incluir 30.

El móvil, tu mejor aliado

Solo los apasionados de la fotografía tienen en su poder una cámara de calidad que hace este proceso mucho más sencillo. Para el resto de mortales, el teléfono móvil puede convertirse en el mejor aliado a la hora de retratar la comida. En este caso, no uses el flash de tu propio smartphone y evita todos esos filtros que vienen predeterminados y de los que tanto se abusa en redes sociales. Como la calidad de esta cámara es peor que la de un dispositivo profesional, intenta hacer la imagen unos segundos después de que sirvan el plato, así mantendrás intacta su frescura.

Son muchos los restaurantes que ya están recurriendo a este tipo de fotografía como estrategia de marketing

Otra ventaja de sacar fotos con el móvil son las funciones que este incluye y que deberás escoger según el tipo de plano al que vayas a recurrir. Sin mencionar las miles de aplicaciones que te facilitarán la vida a la hora de retocar la imagen definitiva. Otras incluso te ayudarán a hacer cálculos de parámetros, medir la luz del ambiente, calcular la velocidad de disparo adecuada o activar el temporizador. Solo tienes que escoger la que mejor se adapte a tus necesidades. Destacan:

  • VSCO Cam. Para muchos, la mejor aplicación de fotografía para el móvil. Es gratuita e incluye una cámara muy competente, una suite de edición de alto rendimiento con infinidad de filtros y parámetros de corrección, e incluso su propia red social para compartir las imágenes.
Aplicación VSCOcam
Aplicación VSCOcam
  • Snapseed. Se trata de una plataforma mucho más sencilla e intuitiva que el resto. Se diferencia de la competencia gracias a una serie de opciones de lo más interesantes como la capacidad de expandir la fotografía, corregir la perspectiva o editar de forma selectiva. Además, es la mejor para retocar retratos.
  • Photo Tools. Ideal para aquellos que ya tengan una experiencia en el campo de la fotografía, pues incluye hasta 27 herramientas destinadas a facilitar el trabajo. Puedes elegir entre distintos modelos de cámaras, determinar la geolocalización de las imágenes o definir la apertura del diafragma, entre otras funciones.
  • Lightroom. Disponible tanto para dispositivos móviles como ordenadores. Con ella puedes manipular las curvas de tonos, modificar el color, la saturación y la luminancia de forma individual; y sacar el máximo partido al sistema de corrección de lente.

Las mejores cuentas de Instagram para foodies

Y por último, como en cualquier rama artística que se precie, es muy importante ver el trabajo de otros para así coger ideas de cara a las futuras fotografías. Además de Pinterest y Tumblr, Instagram supone una magnífica fuente de inspiración. Entre los usuarios foodies de la plataforma destaca, por ejemplo, @symmetrybreakfast, que publica su desayuno diario de la manera más creativa y llamativa posible. Aunque a veces peca de repetitivo, actualmente acumula más de 770.000 seguidores. Otro perfil a tener en cuenta es el de Dennis The Prescott, con 438.000 seguidores, que demuestra su talento para los bodegones culinarios con recetas que él mismo elabora para su uso y disfrute.

En cambio, si lo tuyo son los dulces, echa un vistazo a @brookiescookiesco. Helados, tartas, galletas, magdalenas… No existe un dulce que escape a su divertida y original forma de ver la comida. Y acabamos con la española Raquel Carmona, capaz de convertir una fotografía en una obra de arte con estilo propio. Aquí no solo disfrutamos del resultado final del plato, sino también de todo el proceso que nos lleva hasta él. Intenta controlar tu apetito o se te hará la boca agua.

Tendencias de consumo Helados
El redactor recomienda