Qué debes tener (muy) en cuenta antes de hacer un picnic
  1. Consumo
FELIZ DÍA INTERNACIONAL DEL PICNIC

Qué debes tener (muy) en cuenta antes de hacer un picnic

El buen tiempo que nos empuja a organizar este tipo de veladas también fomenta la aparición de bacterias en los alimentos. Aprende cómo evitarlas y diviértete en el Día Internacional del Picnic

placeholder Foto: Grupo de amigos haciendo un picnic.
Grupo de amigos haciendo un picnic.

Con la llegada del buen tiempo, los planes al aire libre acaparan todo el protagonismo. ¿Quién no ha organizado un picnic en la playa o en el campo al comienzo de la temporada? Sin embargo, lo que a simple vista parece una idílica velada puede convertirse en un riesgo para la salud. Y es que el clima propio de esta época del año también motiva la aparición de bacterias en los alimentos. ¿Cómo podemos evitarlo? Con motivo del Día Internacional del Picnic, que se celebra cada 18 de junio, ponemos sobre la mesa una serie de consejos para disfrutar de una jornada de picnic sin caer enfermos en el intento.

¡Bacterias fuera!

  • La higiene es lo más importante. Una advertencia obvia pero necesaria. No solo hay que lavar las frutas y verduras que formen parte del almuerzo, sino también las propias manos, siempre con jabón y agua limpia durante al menos 20 segundos. Este consejo adquiere un nuevo matiz si se manipulan alimentos crudos, mucho más sensibles a las bacterias.
placeholder No todos los alimentos sirven para un picnic.
No todos los alimentos sirven para un picnic.
  • Contaminación cruzada. Esta tiene lugar cuando “los jugos de carnes de res y de ave crudas tocan alimentos listos para consumir, como verduras, frutas o alimentos cocidos. Al guardar las cosas en la nevera, hay que envolver bien las carnes y colocarlas en la parte inferior para evitar que dichos jugos chorreen sobre otros alimentos. Además, se deben usar distintos platos y utensilios para las carnes rojas y de ave crudas y cocidas”, asegura Janell Goodwin, especialista en información técnica, Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria, para el portal FoodSafety.
  • La cadena de frío. Otro elemento a tener en cuenta es guardar en un nevera portátil todos aquellos alimentos que necesiten frío para conservarse, no se deben sacar al exterior hasta inmediatamente antes de su consumo. Además, hay que evitar que el agua derretida de los hielos entre en contacto con la comida. Para retrasar este momento, colocar siempre la nevera en la sombra.
placeholder También es posible celebrar el Día Internacional del Picnic en la gran ciudad.
También es posible celebrar el Día Internacional del Picnic en la gran ciudad.
  • Paquete de seguridad alimentaria. Según Goodwin, la cesta de picnic no está completa sin una serie de utensilios y herramientas que favorecen la higiene y evitan la aparición de bacterias. Hablamos de toallitas tanto húmedas como de papel, desinfectante de manos, paquetes de gel congelado, un termómetro de alimentos, platos y cubiertos desechables, dos juegos de menaje de cocina, recipientes limpios para las sobras y, si es posible, dos neveras, una para la comida y otra para las bebidas.
  • En caso de barbacoa. Es otro plan muy recurrente durante los meses de primavera y verano. Para mantener la misma seguridad que en un picnic convencional, “saca la carne o el pescado crudo de la nevera portátil cuando las brasas ya estén preparadas y utiliza maderas preferiblemente no resinosas, de primer uso, sin restos de barnices ni pinturas”, recomiendan desde la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición. Además, el punto de cocción es muy importante ya que “si quemamos demasiado la carne, pueden aparecer sustancias con efecto cancerígeno y los alimentos pueden no estar adecuadamente cocinados en su interior. Deben tener un color uniforme en toda su superficie”, añaden.

Alimentos prohibidos y recomendados

placeholder En el caso del vino, mejor que este sea blanco o rosado.
En el caso del vino, mejor que este sea blanco o rosado.

Las recetas prácticas son siempre las más socorridas. Recordemos que cualquier picnic que se precie requiere sentarse y comer en el suelo. Por ello, se deben evitar platos con caldo o salsa que podrían derramarse y, en cuestión de salud, los que incluyan mayonesa, huevos no cocidos o pescados crudos. En el caso de no cumplir este consejo, el comensal podría sufrir una intoxicación alimentaria. Tal es su delicadeza que la mayonesa a temperatura ambiente ha sido durante muchos años la principal causa de brotes epidémicos en España, según un artículo publicado por el Centro Nacional de Epidemiología. Y por si esto fuera poco, miles de casos se registran anualmente en nuestro país por enfermedades transmisibles por alimentos como la gastroenteritis por salmonella, vinculada al consumo de huevos frescos.

La cesta de picnic no está completa sin utensilios y herramientas que favorecen la higiene y evitan la aparición de bacterias

En contraposición, se aconsejan las ensaladas de arroz y pasta. Son fáciles de llevar, frescas y están abiertas a todo tipo de ingredientes. Eso sí, se deben transportar en un recipiente hermético, para evitar que el aliño caiga sobre el resto de alimentos. Debido al carácter informal y desenfadado del picnic, otra opción son los productos de picoteo: embutidos, fiambre, conservas, queso o paté para untar, frutos secos e incluso un bol de gazpacho, salmorejo o vichyssoise.

En el caso de la bebida y los postres, la primera debe ser muy fresca y abundante, rasgos que siempre cumplen el agua, la gaseosa o el zumo natural. Otra opción, aunque menos cómoda y saludable, son la cerveza, los refrescos o el vino, preferiblemente blanco o rosado. Y como desenlace de esta agradable velada al aire libre, lo mejor es fruta fresca de temporada. “Sandía, melón, melocotón, manzanas, peras, picotas… te aportan fibra, agua y vitaminas”, recomiendan en la plataforma especializada Health Keeper. Feliz Día Internacional del Picnic.

Seguridad alimentaria Hábitos de consumo
El redactor recomienda