Lo que está haciendo la industria alimentaria para combatir las críticas
  1. Consumo
Adiós, aceite de palma

Lo que está haciendo la industria alimentaria para combatir las críticas

En los últimos tiempos, ingredientes de toda la vida como el azúcar o el aceite de palma se han demonizado hasta el extremo, y esto ha obligado a la industria a adaptarse o morir

placeholder Foto: Ahora mirar las etiquetas es más importante que nunca. (iStock)
Ahora mirar las etiquetas es más importante que nunca. (iStock)

La industria hace un esfuerzo. A los alumnos de primero de Empesariales se les enseña que el objetivo más importante de una empresa moderna no es obtener todo el beneficio que pueda, sino perdurar en el tiempo. Hay tiempos más fáciles y otros más difíciles para lograr esta meta, pero, hoy por hoy, un pequeño desliz puede provocar que la opinión pública se ponga en tu contra de la noche a la mañana.

Aunque se anuncia como 'sin aditivos' contiene ácido cítrico, conocido como E-330

En un mundo 'ecofriendly' y 'healthy', algunos ingredientes han quedado para siempre desterrados. Por ejemplo el aceite de palma o el mismísimo azúcar. Para los productores de guisantes, por ejemplo, no ha representado ningún contratiempo lo anterior, pueden seguir haciendo lo mismo que antes. En cambio, a los que se dirigen a un mercado más goloso, cambiar totalmente sus productos para contentar a la opinión pública es una tarea titánica. Pero lo intentan, y lo que es más importante, lo consiguen. Uno de los casos más notables es el de Nocilla. En muy poco tiempo, gracias a diversos estudios, informes de organismos europeos y una presión popular muy intensa, dos de sus ingredientes habituales, el azúcar y el aceite de palma, han pasado a ser considerados poco menos que veneno. La marca, en vez de resignarse a pasar una 'mala racha', se ha apresurado a ofrecer a sus clientes productos que cumplan sus expectativas con respecto al azúcar (o sea, que no contengan azúcar) y a eliminar de todos sus productos el aceite de palma. Y no es la unica compañía que le ha dado una vuelta saludable a sus productos...

placeholder Nocilla sin azúcar ni aceite de palma.
Nocilla sin azúcar ni aceite de palma.

43 millones de personas en España beben Coca-Cola (el 97% de la población) y se venden 9.000 millones de latas y botellas cada año. Su éxito se lo debe al hecho de haberse convertido en una bebida muy popular... gracias al azúcar. Viéndolas venir, ya en 1982 la compañía estadounidense presentó su versión sin azúcar, la Coca-Cola Light (aunque en 1963 ya había sacado al mercado una bebida de cola sin azúcar, Tab). Mucho han cambiado los tiempos desde entonces, ahora ni lo light parece estar bien visto, y menos si para conseguir que su sabor se asemeje al original, tienes que añadirle una lista interminable de aditivos, otros de los ingredientes mal vistos. Ahora, para seguir atrayendo a un público más exigente, Coca-Cola ha lanzado una nueva gama de bebidas (tés y cafés) llamadas Honest. Su reclamo es que están hechas con productos ecológicos y no tienen aditivos. La parte mala es que llevan azúcar de caña 100% ecológico, que suena muy bien, pero es... azúcar puro y duro. Además, la ausencia de aditivos es cuestionable, porque contienen ácido cítrico, también conocido como... E-330 (que ya no suena tan bien).

El coloso de los refrescos y Nocilla no son las únicas empresas que sacan versiones bien vistas (con razón o no) por el público. Algunas utilizan este recurso solo como estrategia de marketing: un nombre y nada más. Es el caso de Red-Bull. Ahora la compañía de bebidas energéticas ha sacado una versión 'limitada' de su bebida, sin ázucar, y con sabor a açaí (el superalimento de moda). Tiene sabor a este fruto, pero ya está. No contiene antiocianina (un potente antioxidante), el gran valor del açaí. Tampoco la fibra o las proteínas propias de esta baya. Esto abre la puerta a toda una gama de productos 'saludables' (solamente porque no contienen azúcar), con nombres, sabores y colores distintos pero que no aportan ninguno de los beneficios de los productos de donde sacan inspiración (¿qué es lo siguiente? ¿Tang de espirulina?).

placeholder Honest es una marca de Coca-Cola.
Honest es una marca de Coca-Cola.

Pero la lista de compañías que ofrecen nuevos productos con más (o con menos) ingredientes para ganarse a los más preocupados con su alimentación no acaba ahí: Danone (eliminando el aceite de palma de sus fórmulas de leches de continuación), Mercadona con sus espaguetis de calabacín o sus 'snacks de algas' o Nestlé reduciendo el contenido de azúcar de sus chocolates. Todo es marketing sí, pero eso que nos llevamos...

Aceite de palma Alimentos
El redactor recomienda