'Gluten free': guía nutricional para celíacos en el extranjero
  1. Consumo
información para viajeros

'Gluten free': guía nutricional para celíacos en el extranjero

Son muchas las personas que padecen la enfermedad celíaca que se ven incapaces de viajar al extranjero ante la imposibilidad de seguir una dieta estricta libre de esta proteína. ¿Qué pueden hacer para disfrutar de sus vacaciones sin pasar hambre?

Foto: (iStock)
(iStock)

Si alguna vez has viajado al extranjero con una persona intolerante al gluten, conoces a la perfección los miedos y limitaciones que siempre le acompañan: la ausencia de alimentos apropiados, la imposibilidad de encontrar un restaurante a su medida, tener que llenar su maleta de productos celíacos para no pasar hambre… Estos son solo algunos de los problemas a los que se enfrentan durante la temporada de vacaciones. “Por el momento, el colectivo celíaco no es tan numeroso para que seamos rentables. Es cuestión de oferta y demanda, nos guste o no”, denuncia Blanca Esteban Luna, desde la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de la Comunidad de Madrid.

Ante esta situación, los únicos responsables de hacer más llevaderos los viajes al extranjero son los propios celíacos, quienes deben planificar la escapada concienzudamente para no pasar por alto ningún detalle de importancia. ¿Qué elementos hay que tener en cuenta para organizar una aventura gluten free?

Nueva guía

Tal es la dedicación de la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten con este cometido que el pasado mes de mayo publicaron una guía dedicada a la planificación de unas vacaciones sin gluten, tanto en España como más allá de nuestras fronteras. “Nuestro objetivo con esta publicación es lanzar el mensaje de que ningún celíaco se quede en casa por el simple hecho de ser celíaco, ya que siguiendo nuestras recomendaciones podrá disfrutar de su viaje como cualquier otra persona”, defiende Esteban según la plataforma Info Celíaco.

Existen manuales con una carta en trece idiomas que muestran todos los alimentos que incluyen gluten

Entre sus servicios más destacados, el manual posee una carta con todos los alimentos que incluyen gluten en su composición, traducida a 13 idiomas y pensada para mostrar directamente en bares y restaurantes. También incorpora una lista de platos, tapas y postres sin gluten de origen patrio que están disponibles en cualquier establecimiento. Además de la oferta culinaria celíaca que podemos encontrar en todo tipo de medios de transporte y cadenas hoteleras. ¿Qué más se puede pedir?

Cómo organizar un viaje para celíacos

Además de llevar siempre una de estas guías, debes tener en cuenta otros muchos factores a la hora de planificar y elegir el destino adecuado para tus vacaciones. Recuerda que no todos los países del globo están igual de concienciados con dicha dolencia, haciendo la estancia casi imposible a aquellos celíacos que pisan sus tierras. La solución comienza por informarse de los alimentos típicos de cada región, sus ingredientes y la presencia o no de gluten en su composición. ¿Qué otros pasos deben seguir a rajatabla?

  • Mejor prevenir que curar. Como ya hemos visto anteriormente, lo mejor es organizar el viaje con mucho tiempo de antelación, para dejar atados todos los cabos sueltos. Estudia la zona donde vivirás durante las vacaciones y las opciones sin gluten más cercanas. No solo hablamos de los bares y restaurantes, también de los supermercados o las tiendas especializadas. “Es fundamental tener muy claro en dónde vamos a poder comer y en dónde no una vez lleguemos al destino. Tratar de informarnos ya en en nuestro lugar de vacaciones y sobre la marcha puede resultar arriesgado”, advierten desde la plataforma Celicidad.
  • Equipaje culinario. En cambio, si vas a visitar un país exótico o un lugar donde la enfermedad celíaca no tiene la misma repercusión que en España, lo mejor es preparar un kit de emergencia para evitar males mayores. “Llévate los alimentos sin gluten necesarios en tu maleta, para poder tener algo que comer hasta encontrar una tienda donde adquirirlos. Así no tendrás que empezar las vacaciones con el estrés que provoca tener que hacer las compras. El producto clave es el pan”, aconseja la Federación de Asociaciones de Celíacos de España. Un alijo que también sirve para calmar el hambre mientras haces turismo o durante el viaje en avión.
  • No olvides tu documento de identidad. ¿Has oído hablar de la Gluten Free Restaurant Card? Se trata de una tarjeta disponible en 54 idiomas que explica las necesidades alimenticias de la enfermedad celíaca. Se puede solicitar en multitud de páginas oficiales y te ayudará a que la gente entienda las limitaciones a las que te enfrentas. Ahorra mucho tiempo y esfuerzo.
  • Apartamento con cocina. “La manera más segura de comer sin gluten es cocinándolo tú porque tú eres capaz de seguir todas las recomendaciones para evitar la contaminación cruzada. Por ello te aconsejamos que, si vas para una temporada más larga, alquiles un apartamento con cocina”, recomienda la web Glotones Sin Gluten. Una manera estupenda de ahorrar dinero y garantizar una dieta sin gluten. En cambio, si prefieres un hotel, siempre tienes la posibilidad de hablar con los responsables del mismo para que preparen un menú especial.
  • Agencias especializadas. Tal es la preocupación de los celíacos por este tipo de cuestiones que ya existen agencias especializadas en organizar viajes para alérgicos e intolerantes al gluten. Una alternativa rápida y sencilla que te permitirá olvidarte de todo y, a la vez, tener unas vacaciones sin disgustos ni contratiempos.
Dieta sin gluten Celiacos
El redactor recomienda