Un aguacate entrado en carnes está haciendo de las suyas en Australia. Nos explicamos. Este país es uno de los pocos del mundo donde se cultiva y comercializa el llamado avozilla. Su nombre es el resultado de la fusión de avocado -aguacate en inglés- y godzilla, el famoso monstruo japonés. ¿El motivo? Sus proporciones pueden rebasar holgadamente el kilo de peso y, con la compra de una sola pieza, surtir a toda una familia durante una semana. Según informó ABC News Australia, estos aguacates de proporciones gigantescas se cultivan con gran éxito de audiencia en una granja ubicada en Bungundarra, en Queensland. Allí la familia Groves dispone de 400 árboles de avozillas y es actualmente el único productor de esta variedad en el país.

Además, el sabor que provoca su consumo en masa -además de sus excelentes cualidades nutricionales- no se resiente con el tamaño, algo bastante común entre las frutas y verduras de gran volumen. Eso sí, según observan sus productores, su textura es más cremosa y fácil de esparcir. En definitiva, se trata de un alimento ideal para aquellos que degustan el aguacate sobre una rebanada de pan o lo utilizan para hacer guacamole casero.

¿Los avozillas son transgénicos?

Foto: iStock.
Foto: iStock.

A pesar de lo que pueda parecer, estos aguacates no son transgénicos. Según la cadena CNN, estamos ante un híbrido de dos especies: la guatemalteca y la india. En concreto, el avozilla procede de Sudáfrica, donde se conoce esta variedad como Post Office, aunque ahora pasará a la posteridad con un nombre mucho más atractivo y divertido como el actual. No obstante, los Groves reconocen que su cultivo en Australia no ha sido fácil, pues han tenido que superar una serie de controles y firmar un acuerdo con la empresa propietaria de las semillas de este extraño espécimen. Cuatro años después de comenzar los trámites, los árboles han crecido, dando lugar a una primera cosecha que ha asombrado a los australianos que han tenido el placer de adquirirlos.

Estos aguacates no varían en cuanto a sabor y se untan mucho más fácilmente sobre una tostada

En el mercado de Perth, los aguacates avozilla se agotaron 48 horas después de salir a la venta. Incluso hay reservas para comprar las nuevas remesas que todavía no han llegado a las tiendas. Por suerte, otro avispado agricultor en Bundaberg, también en Queensland, se ha animado a plantar otros 2.000 árboles, que en unos años volverán a asombrar al mundo con una cosecha de aguacates gigantes.

En España, los deseosos de hincarle el diente a un ejemplar de avozilla, cinco veces más grande que un aguacate común, deberán refrenar sus ganas pues este singular alimento únicamente se vende en Australia y en el Reino Unido, donde desembarcó en el año 2013. Este fruto, además, merece un trato exquisito por su delicadeza. De hecho, durante el embalaje, las piezas deben ser colocadas una a una para evitar golpes que puedan arruinar la calidad del producto. Tampoco se emplea ningún tipo de maquinaria.

Australia, pasión por el verde aguacate

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Lo cierto es que no sorprende la apuesta que han hecho los australianos por el cultivo de este tipo de aguacate. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el año pasado se comieron en el país alrededor de 86.000 toneladas, un hábito que les ha convertido en los consumidores más importantes de aguacate en el mundo angloparlante, según Fresh Plaza. Tanto es así que en 2017 se publicó una curiosa oferta en la que se demandaba un catador de aguacates para un restaurante. El anuncio rezaba así: “El candidato debe acreditar un mínimo de dos años de experiencia en la preparación de bocadillos de aguacate o similar, estar capacitado para comprobar su madurez solo con apretarlos y demostrar un historial de selección exitosa de aguacates". No hay que olvidar la fuerte apuesta del continente australiano por el cultivo de esta fruta. Así, el director general de Australia Avocados, John Tyas, asegura que esperan producir más de 100.000 toneladas de aguacate en 2025.

En cualquier caso, si comer aguacate es la pasión de muchos, quizás les interese saber que un proyecto de investigación llevado a cabo conjuntamente entre cuatro universidades, Universidad Loma Linda, la Estatal de Pensilvania, Tufts y de California en Los Ángeles -todas en Estados Unidos-, anda en busca de 1.000 voluntarios dispuestos a comer un aguacate diario durante seis meses. El objetivo del estudio es determinar si esta fruta ayuda a eliminar la grasa abdominal.